Lola y sus hermanos

6

Por - 06 de agosto de 2019

Como ya hiciera en su anterior película, Los recuerdos, Jean-Paul Rouve traza en su nueva dramedia un retrato de las relaciones familiares, sencillo, honesto, sin mayor pretensión que la de reflejar la condición humana a través de las vicisitudes diarias a las que se enfrentan tres personajes. Ellos son Lola, Benoit y Pierre, tres hermanos y sus circunstancias, diferentes pero inseparables, hartos los unos de los otros, pero no lo suficiente como para no acudir a su cita semanal frente a la tumba de sus padres. Al final, entre amores que nacen, despidos que se ocultan y embarazos sorpresa, Rouve, que también actúa en el filme, conforma un relato emotivo, tierno, que funciona gracias a su tono ligero de comedia liviana. Pese a todo, es probable que la olvides nada más salir del cine.

Emotiva, liviana y olvidable, como la mejor reunión familiar.