Batman: La LEGO película

7

Por - 04 de abril de 2016

Terapia de blanqueamiento completada. De principio a fin, de plano inicial a postrera estampa de esta de nuevo genial pero abusivamente recargada segunda obra de la factoría que inauguró La LEGO Película, la tiniebla ha ido dejando paso a la luz. El objetivo, valiente, se ha cumplido. LEGO y sus aliados en Warner han roto con la norma no escrita (pero sí dibujada) de seguir y seguir oscureciendo a todos los superhéroes hasta llevarles a la frontera del bien y del mal, a la altura de sus remordimientos. Allí recoge sus restos Batman: la LEGO película para darle un meneo importante a DC en la línea de flotación de sus adaptaciones al cine, planteando un escenario superheroico novedoso: ¿qué pasaría sin Batman tuviera que salir, literal y figuradamente, de la cueva? ¿qué pasaría si el cine para todos los públicos le obligase a buscar una familia? Un planteamiento inicial reluciente, flirteando con la parodia, sublimando la ironía. Impecable.

Del mainstream paternofilial a lo freak, LEGO ha pretendido afinar el tiro y, efectivamente, le ha salido un filme mucho más disfrutable para los degustadores del cómic y sus derivados. Poco queda de cine infantil al uso, por cierto. Se entiende la propuesta, pero a la par hay que comprender también que la obra maestra que fue La LEGO película, con su corpus estético y su manual de instrucciones, aquí se queda en (brillante) anécdota. Un desarrollo entre el caos y la furia de las cuitas de este nuevo Batman no está a la altura del extraordinario artilugio presentado en la primera película. Es cierto que la sorna hacia la grandilocuencia del estilo de Christopher Nolan asoma entre el ruido, pero esa intención se pierde en el desarrollo de la peripecia, chillona y algo anodina [añadámoslo al debe de la ausencia de copia en VO en su estreno en cine en España], en una tiniebla a la que es algo refractaria la imaginería de talento (de)constructivo del universo LEGO. La luz le funciona mejor a los ladrillos. Aquella ciudad diurna, incluso bajo la dictadura de Octan, Legolandia pura, es más vistosa que Gotham.

Mientras todo lo que ocurre en la intimidad del personaje y entre las comeduras de cabeza hacia sus enemigos y coequipiers justicieros (de la Langosta Thermidor a la fiesta en casa de Superman) es sensacional, la trama de salvación del mundo lastra lo que merecía haberse titulado La vida privada de Bruce Wayne o Un día perfecto para el hombre-murcielago. En la bat-intimidad es donde suceden las mejores cosas del filme de Chris McKay (uno de los directores de la serie Robot Chicken), liderado en su escritura por un espléndido espigador de risas en la oscuridad (Seth Grahame-Smith, guionista de Orgullo+Prejuicio+Zombis, Abraham Lincoln: Cazador de vampiros y Sombras tenebrosas). Cuando queda convertida en mero cine de acción y ladrillos volando, Batman: la LEGO película renquea.

No deja de ser curioso que sea una película de superhéroes como ésta la que se nos autopresente como algo mucho más pegado a la lógica de lo esperado (o al menos lo que ya tenemos asumido que es plausible en un universo supervitaminado y mineralizado) frente al equilibrio de funambulista en el abstracto, más loco, de La LEGO película. No obstante, lo mejor de este Batman es superior a la media de cualquier filme de superhéroes. A su vez, lo más pedestre de su rutina es más divertido, aunque igualmente caótico, eso sí, que todo lo que DC nos ha ofrecido hasta el momento en pantalla, a las puertas de enfrentarnos a La Liga de la Justicia, todavía en la oscuridad. Ínfulas fuera, se ha hecho de día en el Gotham de LEGO.

Batman sale de la cueva: una necesaria (y algo ruidosa) involución hacia la luz del artista antes conocido como Caballero oscuro.

BCN Film Fest, arranca el festival de los cinéfilos de Sant Jordi

No todo van a ser libros. Jeremy Irons, Rupert Everett o Mike Leigh, estrellas de la tercera edición del Festival Internacional de Cinema de Barcelona

Ralph Fiennes y Hugh Laurie, nuevos fichajes del ‘Holmes & Watson’ de Will Ferrer y John C. Reilly

'Holmes & Watson' comienza su rodaje en Londres mientras se anuncia que dos Hugh Laurie y Ralph Fiennes se incorporan al reparto

Ralph Fiennes será Alfred para el Batman de Lego

El actor británico se incorpora al reparto de 'The Lego Batman Movie' para dar voz al fiel mayordomo del caballero oscuro interpretado por Will Arnett.

‘Spectre’: 10 cosas que sabemos tras ver el tráiler

Nuestros oficiales de inteligencia han escudriñado el avance de la nueva aventura de James Bond: este es el resultado.