El cascanueces y los cuatro reinos

7

Por - 31 de octubre de 2018

Desde que a principios de la década Walt Disney Studios orientó sus planes futuro exclusivamente a la producción de revisiones live action de cada uno de sus éxitos animados del pasado, no se puede decir que los resultados hayan sido muy alentadores en el campo creativo. Alicia en el País de las Maravillas (2010), Cenicienta (2015), El libro de la selva (2016) o La bella y la bestia (2017) no han osado distanciarse de sus referentes por miedo a darle al público algo distinto a lo que ya tenía grabado en el imaginario colectivo, por lo que su interés se restringe al reconocimiento de lo recreado. Afortunadamente, el caso de El cascanueces y los cuatro reinos es diferente.

Más allá de algún corto de Mickey, en el corpus Disney no hay adaptación directa del cuento clásico de E. T. A. Hoffmann, pues Fantasía (1940) aportó su propia mitología de hadas y setas bailongas en la interpretación animada de la suite de Tchaikovsky. Con la salvedad de la olvidada –cómo culparlos– El aprendiz de brujo (2010) protagonizada por Nicolas Cage, proyecto también ligado al recuerdo de Fantasía, es la primera vez que una de estas películas se percibe como una realidad en sí misma, sin deudas ni apuntalamientos nostálgicos. En El cascanueces y los cuatro reinos hay toda una plétora de referencias –de bellas adaptaciones anteriores del cuento de Hoffmann como la soviética de Boris Stepantsev para Soyuzmultfilm a coyunturas del blockbuster familiar reciente–, pero el núcleo del filme solo busca hacerse justicia a sí mismo.

Así encontramos a Mackenzie Foy confirmando su prometedor futuro actoral en el papel de Clara, la heroína que se adentra en los cuatro reinos de esta revisión young adult del cuento de hadas para intervenir en una guerra de fantasía que obviamente canaliza su propio duelo por la muerte de su madre –nada es Disney sin progenitores muertos– y el paso a la madurez. Es una pena que el despliegue del diseño de producción, tan notable en lo digital como en lo físico durante un brillante fragmento de exposición narrativa bailado por Misty Copeland que parece recién salido de una retrospectiva de Powell & Pressburger, termine ahogado por una narración atropellada donde la densidad emocional del director Lasse Hallström y los barnices dinámicos de Joe Johnston no terminan de dar solidez ni valor nutricional al postre final: un bizcocho de harina refinada muy goloso que sacia poco pero te soluciona la merienda.

El algoritmo nostálgico-sintético de Disney ha manufacturado su mejor cuento de hadas; aunque de harina refinada, válido por sí mismo.

Charlize Theron y Helen Mirren vuelven en ‘Fast & Furious 9’

Vin Diesel ha confirmado el regreso de las dos oscarizadas actrices en la novena entrega de la saga de acción, asombro y gasofa.

Helen Mirren contra Netflix: “Lo adoro, pero que jodan a Netflix”

La actriz ha presentado su colaboración con el director Bill Condon en la CinemaCon de Las Vegas. Hacia Netflix ha tenido palabras buenas y palabras malas, que no se enfade nadie.

Vídeo del día: Helen Mirren APLASTA a James Corden en una batalla rapera

Consejo importante: nunca desafíes a la actriz inglesa a un duelo de rimas. El presentador ha aprendido por las malas por qué es una mala idea

Helen Mirren: “Había hombres que me enseñaban sus partes cada semana”

La veterana intérprete habla sobre el acoso y el movimiento Time's Up: 'Ha llevado mucho tiempo llegar hasta esto. Ya era hora'.