El autor

8

Por - 06 de noviembre de 2017

Inteligente, atrevida y rara. Un poco como su director, que vuelve a desprenderse de la zona de confort de su anterior filme (Caníbal) para adentrarse en los resbaladizos territorios de lo tragicómico, tan enraizado en su propio oficio de creador artístico. Porque en El autor, tan  manipulador y pelele resulta el protagonista Álvaro (portentoso Javier Gutiérrez) como los secundarios María León y Antonio de la Torre, en sus improbables papeles de escritora de éxito y profesor de literatura, respectivamente. Pero no está ahí el meollo de lo último de Martín Cuenca, sino en las (metafóricamente hablando) caníbales relaciones de proximidad que el vapuleado aprendiz de escritor va desarrollando con su nuevo vecindario: la joven pareja de inmigrantes a la que espía (de nuevo el patio interior como espacio para la expresividad dramática y estética, para el juego de sombras chinescas de Pau Esteve Birba), el abuelo solitario y facha, y la portera, sobre todo, la portera, encarnada por una Adelfa Calvo que en sus apariciones reparte sopas con honda a tantas secuencias sublimadas (por el efecto cómico de su austeridad) de exóticos cineastas asiáticos y latinoamericanos. Bien es cierto que la ambición narrativa y los resbaladizos registros restan fuelle dramático al conjunto, pero lo que prevalece es el retrato de un perdedor que mira de tú a tú a victoriosos como los de Match Point o El juego de Hollywood.

'En la casa' de Martín Cuenca reinan el ingenio y la mala baba.