Dark Star: El universo de H. R. Giger

7

Por - 04 de abril de 2016

Creador atormentado donde los haya, el suizo H.R. Giger alcanzó la popularidad de una rock star tras crear al extraterrestre de Alien, el octavo pasajero y a todos los diseños, húmedos y sexuados, que lo rodeaban. Así, el pintor y escultor se convirtió en un referente para muchos aficionados que veían una sublimación de las pesadillas humanas dentro de su arte “biomecánico” y que a lo largo de las décadas siguieron con devoción una compleja obra que terminó en 2014, cuando el artista falleció tras caerse por las escaleras.

Un año antes de ese terrible final, la realizadora Belinda Sallin había penetrado en su estudio para entrevistar a sus colaboradores y documentar el día a día de un Giger cuya salud estaba en declive. Seguramente por la dificultad de organizar la narración en torno a un personaje al que le costaba gran esfuerzo físico conceder entrevistas y, sin duda, por lo insondable de un arte de tan difícil explicación, su Dark Star. El universo de H.R. Giger es, más que un descenso al proceso creativo del artista, un brillante cúmulo de sensaciones y momentos de intimidad familiar. Tales elementos hacen que el documental sea un particular Relámpago sobre agua sobre Giger, pero también hacen que a muchos no iniciados, su hora y media de metraje no les cautive más allá que por el valor arqueológico de contemplar los super-8 en los que se reconstruye el rodaje de Ridley Scott.

Para iniciados en la figura de H.R. Giger y admiradores de 'Alien'.