Por - 30 de octubre de 2018

Una exposición en el Barbican de Londres reivindica a las parejas de creadores. Recorriendo sus instalaciones, desde Gabriele Münter y Wassily Kandinsky hasta Benedetta y Filippo Marinetti o Lee Miller y Man Ray, el visitante puede comprobar que, efectivamente, a ellos los admiraba desde siempre, mientras que a ellas las acaba de conocer. Pues un parecido sentido reparador recorre esta última oleada de biopics feministas algo oportunistas (no es el caso) a la que pertenece Colette.

Aparte de ser una de las mejores escritoras de su época y una de las mujeres más libres del momento, Sidonie-Gabrielle Colette tuvo la mala suerte de casarse con Willy, un hombre –pobre Dominic West, encajonado en papeles de adúltero– que firmaba por ella su exitosa serie Claudine con absoluta impunidad. Wash Westmoreland (Siempre Alice) hace bien en poner el foco, no tanto en esa suerte de esclavitud matrimonial, sino en el proceso de independencia de su personaje protagonista. Y, una vez superado el shock de verla a ella y a sus amigos más franceses que una baguette hablando en inglés, es un deleite entregarse a la licenciosa vida de esta artista multidisciplinar que le daba igual al periodismo que al cabaret y a los caballeros que a sus esposas. Hasta Keira Knightley, siempre tan remilgada, parece contagiada de esta mujer que no se privaba de ninguno de los placeres de la vida

Keira Knightley se contagia de la vividora Colette.

Lily Collins, un papel clave en el biopic ‘Tolkien’

La actriz da vida a la esposa del creador de universos tan afamados como 'El señor de los anillos' y 'El Hobbit', para los que fue fuente de inspiración.

Momento musical del día: Keira Knightley interpreta ‘Despacito’ con los dientes

En una entrevista con Jimmy Fallon, la actriz de 'Love Actually' muestra su gran habilidad musical: usar sus piños como instrumento de percusión.

Biopics que nunca debieron hacerse

No todos los filmes biográficos son carne de Oscar y el camino para lograr la hagiografía perfecta también está lleno de películas para taparse los ojos.

Primeras impresiones de ‘Steve Jobs’

Un reparto que huele a Oscar y un guión firmado por Aaron Sorkin son algunos de los reclamos de la última película de Danny Boyle que acabamos de ver en Londres