Blackhat – Amenaza en la red

4

Por - 09 de diciembre de 2014

En las películas de Michael Mann siempre pudo el cómo al qué. Por lo tanto, el hecho de que el argumento, los personajes y el desarrollo de Blackhat (Amenaza en la red) se ajuste a los esquemas de los cientos de thrillers cibernéticos ya vistos no debería ser motivo de preocupación. En este caso tan particular el estilo es lo que cuenta. El de Mann es de los que han contribuido decisivamente a personalizar el noir moderno, con esos claroscuros urbanos, su manera de filmar elegante y despreocupada, los silencios nocturnos… El problema es que en esta película más que señas de identidad parecen recursos insertados más por cabezonería y falta de inventiva que otra cosa. Están todas las claves del cine de Mann, pero el resultado es parecido al de una spoof movie inspirada por el director de Heat o El dilema.

Así, transitar por este ir y venir de destinos internacionales, asistir a los maratones de escritura de código o tratar de entender los efectos mariposa del mercado bursátil, se convierte en tarea tan rutinaria y absurda que ni siquiera un par de secuencias de tiroteos pueden aliviar. Como era de esperar, Mann sigue siendo el mejor director de fuego cruzado en activo, algo así como el anti-Michael Bay. Es un tipo que cuando oye correr las balas agarra la cámara con fuerza pero no acelera el paso y sigue rodando como si fuera una escena de diálogo. Mann consigue que las armas hablen y digan mucho más que sus personajes. En este caso era un poco más fácil, porque el reparto, liderado por un Chris Hemsworth voluntarioso pero con un rango de matices que podría calificarse de binario, tiene tan poco carisma como peso dramático en la historia. Sirva como ejemplo la parca negociación entre Hemsworth y su amigo (Leehom Wang) cuando descubre que mantiene una relación con la hermana de este último (Wei Tang). Si un hombre decide serlo de pocas palabras, por lo menos que las elija bien.

Michael Mann se hackea a sí mismo en un thriller más vírico que viral.

Esta es la frase que Tessa Thompson se negó a decir en ‘Men in Black: International’

En el reboot de la famosa franquicia la actriz interpreta a M, y se ha esforzado por diferenciar su rol del que encarnara en su día Will Smith.

¿Cuántos críticos han repetido la misma broma rancia sobre ‘Men in Black: International’?

Un tuitero está recopilando en un hilo en la red social todas las críticas de la película que repiten una broma muy recurrente. De momento ya lleva 76.

La depresión de Thor: escucha a Chris Hemsworth cantar Johnny Cash

El Thor gordo de 'Vengadores: Endgame' juega a videojuegos, bebe cerveza y ahora resulta que también canta Johnny Cash. Para muestra, este vídeo.

Por supuesto que ‘Men in Black: International’ tiene bromas a costa de Marvel

Dado que sus actores protagonistas interpretaron a Thor y Valkiria en el MCU, los guionistas no podían resistirse a hacerlo