Por - 16 de abril de 2019

Como Joan Colom en el Raval o Pedro Costa en As Fontainhas, Carlos Pérez Siquier ha focalizado gran parte de su trayectoria artística trabajando en un solo barrio. Entre 1956 y finales de los años 60 –primero en blanco y negro y después en color–, el almeriense fotografió a sus vecinos de La Chanca, uno de los barrios más deprimidos de la zona. Combinando la entrevista del homenajeado con una divulgativa voz en off, el documental Azul siquier se centra en aquella etapa, sin olvidarse del trabajo posterior de Siquier en el entorno mediterráneo de Aguamarga. Y es que, como se dice en el filme, el fotógrafo es un viajero, aunque se puede viajar por el mundo entero o por una pequeña porción de la Tierra.

La Chanca, como Las Hurdes, de Juan Goytisolo a Siquier.