Aliados

6

Por - 19 de noviembre de 2016

No es la primera vez que Brad Pitt se enfrenta al intrincado dilema moral de tener que matar a su mujer. Cuando esto sucede, como ocurrió en Sr. y Sra. Smith (2009), el actor que sigue despertando leyendas de pasión a sus 52 años suele acabar casándose con la potencial víctima. De ahí que cuando, el pasado mes de septiembre, los rumores de su separación con Angelina Jolie se convirtieron en noticia, artistas del cotilleo y fans del Guinness de los Records mirasen con morbo cinéfilo el cercano estreno de una película en la que Brad Pitt se enfrentaba con el intrincado dilema moral de tener que matar a su mujer. Aquella nueva esposa era Marion Cotillard y el filme, Aliados.

Si en la película de Doug Liman Brad Pitt y Angelina Jolie interpretaban a dos asesinos a sueldo que desconocían sus verdaderas identidades, Aliados redobla la apuesta convirtiendo a sus protagonistas en espías durante la Segunda Guerra Mundial. El muy correcto guión de Steven Knight (Promesas del Este, Peaky Blinders) sitúa a estos dos agentes en la meca de los amores que no pudieron ser, Casablanca, en una misión para asesinar a un alto mando nazi, tan exitosa que acaba en matrimonio. Zemeckis sorprende volviendo a las historias de personajes –parecía que nunca volvería de su embelesamiento con el motion capture– y filma este encuentro con una elegancia propia de los standares de la época –en la banda sonora de Aliados brilla el ritmo pausado de J’Attendrai, de Dino Olivieri– en el que Marion Cotillard le roba todo el sex appeal a un Brad Pitt paralizado por su propio mito. Las chispas (y las tormentas de arena) saltan entre estas dos estrellas como en su día ocurrió entre Ingrid Bergman y Cary Grant en Encadenados, el filme de Hitchcock al que aspira parecerse Aliados. Con su porte clásico y cuidada ambientación, la última película de Zemeckis funciona mejor cuanto más se acerca al suspense y más se aleja de los tiros, y peor cuando sucumbe ante el melodrama. Su gran misterio –¿es el personaje de Marion Cotillard una espía nazi?– es envolvente como la seda salvaje de su estiloso vestuario, y aún así, cuando termina, resulta inevitable preguntarse si, no profundizando en la impostura del espía enamorado, Zemeckis perdió su oportunidad de darle al género un nuevo clásico.

Marion Cotillard le roba todo el sex appeal a un Brad Pitt paralizado por su propio mito.

[Encuesta] ¿Cuál es tu película favorita de Brad Pitt?

El actor norteamericano se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera cinematográfica con los estrenos de 'Ad Astra' y 'Érase una vez en Hollywood'.

‘Ad Astra’: Brad Pitt denuncia el error de juzgar a las películas por su fin de semana de estreno

El lanzamiento del filme de James Gray se enfrenta esta semana a 'Dowton Abbey' y 'Rambo: Last Blood' en Estados Unidos.

Brad Pitt no está interesado en competir por el Oscar a Mejor Actor

Pese al aplauso que han obtenido sus interpretaciones en 'Érase una vez en Hollywood' y 'Ad Astra', el actor se va a abstener de hacer campaña.

‘Érase una vez en Hollywood’ podría convertirse en serie (alguna vez)

Brad Pitt confirma que Tarantino ha barajado la posibilidad de transformar su última película en una miniserie para Netflix añadiendo el metraje que ha quedado fuera.