¿Y si Wes Anderson hubiera dirigido ‘La bruja’?

Una de las películas más terroríficas del año puede convertirse fácilmente en una comedia ligera sobre una excéntrica familia devota de la Nueva Inglaterra del siglo XVII.

Por
30 de noviembre de 2016

Las familias extravagantes y los individuos al margen de las convenciones sociales son ingredientes muy afines al cine de Wes Anderson. Claro que, tampoco vamos a decir que sean terreno exclusivo suyo. Sin ir más lejos, este año llegó a la cartelera un filme protagonizado por una familia exactamente así, pero radicalmente distinto a lo que solemos ver en la filmografía de Anderson: La bruja. 

La ópera prima de Robert Eggers es uno de los debuts más escalofriantes e intensos que ha dado el género de terror en los últimos años. Desde su ambientación en Nueva Inglaterra durante el siglo XVII hasta la inquietante interpretación de su protagonista Anya Taylor-Joy, todos los elementos de la película se combinan para crear una atmósfera asfixiante donde lo sobrenatural se disputa con lo terrenal su capacidad para meternos miedo en el cuerpo.

¿Pero te has fijado en lo fácil que sería convertir la angustiosa experiencia de La bruja en una de las excéntricas comedias de Wes Anderson? Ahora que el director ha publicado su anuncio navideño para H&M, desde CineFix han decidido publicar una variación muy tenenbaumiana de La bruja. Simplemente hay que retocar la luminosidad y la paleta de colores de las imágenes de Eggers, añadir cierta distensión musical, aplicar un montaje chispeante y voilà: el filme de terror cambia de aspecto por completo.

Christoph Waltz se une a lo nuevo de Wes Anderson

Y así 'The French Dispatch' va camino de conseguir un reparto de ensueño similar... al de cualquier otra película de Wes Anderson

El director de ‘La bruja’ dirigirá el remake de ‘Nosferatu’

El cineasta se encuentra escribiendo una nueva versión del clásico mudo de F. W. Murnau

Vídeo del día: La historia del cine de terror en 12 minutos

Todas las películas de terror que han marcado año tras año, década tras década, a las distintas audiencias en un elegante montaje de 12 minutos.

¿Por qué el cine de terror se reinventa todos los años?

Era hora de decirlo alto y claro, NO PUEDE SER que todos los años haya una película que revolucione el cine de terror.