Winterbottom quiere dirigir la película de Liam Gallagher sobre los Beatles

El cineasta británico quiere pasar de producir el filme a directamente dirigirlo. Con lo ocupada que está su agenda, debería dar tiempo a conseguir los famosos derechos de las canciones. Por CINEMANÍA

14 de octubre de 2011

Liam Gallagher sigue ansioso por producir una película basada en los últimos años de su grupo musical favorito. Que no es Oasis, sino los Beatles. El músico de Mánchester está detrás de una adaptación del libro The Longest Cocktail Party, escrito por Richard DiLello a partir de sus frenéticos años en el departamento de prensa de la discográfica Apple Records, y se centrará en los últimos años de apogeo de la banda, desde 1967 hasta su disolución en 1970.

Mientras que el guión ya está terminado y fuera de toda duda, si tenemos en cuenta que se ha encargado de él Jesse Armstrong, quien tiene en su historial la serie The Thick of It y películas como In the Loop o Four Lions, el proceso de encontrar al director adecuado para el proyecto está costando más (y ni hablemos de los actores; todavía no se sabe nada de Johnny Depp). Así las cosas, otro de los productores de la cinta, Michael Winterbottom ha decidido ofrecerse como hombre al mando. Una magnífica noticia, si tenemos en cuenta la habilidad del autor de Wonderland para conjugar la pista musical en sus películas y lo bien que retrató los años de Madchester en 24 Hour Party People.

Lo que nos lleva a otro de los retos que el proyecto de Gallagher todavía tiene pendiente: conseguir que Apple les haga un buen precio para utilizar las canciones de los Beatles. Según declaraciones de otro de los productores, Andrew Eaton, recogidas por The Playlist, es un tema delicado: “Es un campo de minas. Uno pensaría que es el momento perfecto, porque Apple está reformulando su imagen, hicieron el acuerdo con iTunes, el Guitar Hero [sic; probablemente se refiera al The Beatles: Rock Band]… Así que están cambiando. Pero precisamente por eso están más pendientes de su imagen que nunca. Estamos en negociaciones y todavía no hemos encontrado la forma de llegar a un acuerdo”.