Will Smith se estrella vendiendo Cienciología

'After Earth', la colaboración entre el director de 'El protegido' y el actor Will Smith fracasa en taquilla mientras se señalan sus coincidencias con el culto de L. Ron Hubbard. ¿Es una pieza de propaganda o sólo un filme espantosamente malo? Por YAGO GARCÍA

07 de junio de 2013

ETIQUETAS:

  • ¿Cuándo dejó de caernos bien M. Night Shyamalan? ¿Fue cuando La joven del agua nos enseñó que su ego no siempre le llevaba a entregar buenas historias? ¿O más bien a la altura de El incidente, un filme reivindicable según algunos, pero que hizo reír a muchos con su propuesta de plantas asesinas? Este es un análisis que merecería un estudio detallado, pero este no es el momento de hacerlo. Dejémoslo en que, a la altura de Airbender: El último guerrero, el prestigio del director de El sexto sentido y El protegido estaba por los suelos. Si obedecemos a la vieja norma según la cual un blockbuster debe recaudar un 150 por ciento de su presupuesto para resultar rentable, la adaptación de la popular serie animada resultó un fracaso de taquilla. Y no sólo eso, sino que los críticos la odiaron con unanimidad casi total. Ante la perspectiva de una carrera aniquilada, Shyamalan optó por un movimiento que, en 2011, parecía magistral y salvador: el cineasta se puso en manos de Will Smith.

    After Earth, que así se titula el resultado de su alianza, tuvo su premiere el 31 de mayo en EE UU. Y, desde ese día, a esta película de ciencia-ficción le han llovido los palos. No sólo por la parte crítica, aunque también: en el popular agregador Rotten Tomatoes, su puntuación es un escaso 12 sobre 100. Tampoco nos referimos a un desbarajuste en taquilla, ya que el filme amasó 21 millones de euros en los cines estadounidenses, situandose en el tercer puesto del ranking nacional pero quedando un 18 por ciento debajo de las expectativas. Nos referimos a que muchos periodistas y espectadores, tal vez con razón, han visto en After Earth una pieza de propaganda para la Iglesia de la Cienciología. Algo menos esperable, y más disparatado, para lo que se identificaba en principio como un vehículo de lucimiento a la medida de Smith y de Jaden Smith, el hijo de la mayor estrella afroamericana.

    En la estela de Travolta

    Que los Smith quieren convertir a su retoño en en figura de Hollywood ya era algo sabido: no en vano mamá Jada Pinkett-Smith produjo el remake de Karate Kid. En cuanto a la relación del matrimonio con el culto fundado por L. Ron Hubbard, son algo más nebulosas. Aunque el rapero y actor siempre ha negado compartir la fe cienciológica (“Soy un estudioso de las religiones del mundo”, dice) es difícil ignorar detalles como las cuantiosas donaciones que él y su esposa han entregado a grupos vinculados con dicha Iglesia. También se ha llamado la atención sobre la similitud del programa de la New Village Leadership Academy, el colegio fundado por Will y Jada, con el de una doctrina profesada por muchos miembros de su cuerpo docente. Siguiendo este hilo, After Earth podría haber consagrado a Smith como nuevo rostro público, si bien soslayado, de la Cienciología en el cine, reemplazando a estrellas devaluadas en uno (Tom Cruise) u otro (John Travolta) sentido. De ser esto verdad, el tiro ha salido por la culata.

    Al igual que Campo de Batalla: La Tierra, el tremendo batacazo cienciológico producido e interpretado por Travolta en 2000, After Earth es una película de ciencia-ficción, un género en el que L. Ron Hubbard hizo sus pinitos como autor de poco mérito. Y ahí empiezan las sospechas: “Aquellos con un conocimiento superficial de la Cienciología se sentirán escamados con algunos diálogos de After Earth”, escribe Manohla Dargis, del New York Times, llamando la atención acerca de la similitud entre muchas afirmaciones de Cypher (el personaje de Smith) y las enseñanzas de la Dianética, presunta disciplina psicológica creada por el fundador de la Cienciología. Darghis también señala que el argumento de la película, firmado por Smith, coincide en algunos puntos con Campo de batalla: La Tierra. En general, la obsesión del culto por las historias cósmicas y las invasiones extraterrestres es algo que ha levantado muchos comentarios y muchas burlas, empezando por un memorable capítulo de South Park.

    Volcanes, robots y terapia por un precio

    En After Earth, por supuesto, no hay lugar para Eric Cartman. Pero sí que lo hay, y mucho, para la fe de Hubbard. El Hollywood Reporter ha querido confirmarlo llamando a un antiguo feligrés de la iglesia, el escritor Marc Headley, para firmar un análisis en profundidad. Y el veredicto de este espectador es concluyente: al igual que Campo de batalla…, escribe, el filme parece “un intento de llevar a las masas la doctrina cienciológica”. En el detallado análisis de Headley se insiste en que algunas frases del guión (“El peligro es real, pero el miedo es una opción”, por ejemplo) podrían escucharse en esas sesiones de ‘terapia’ obligatorias para los miembros del culto.

    after_earth_jaden_smithQue dichas perlas de sabiduría sean impartidas por Smith a su hijo sólo acentúa el caracter aleccionador de la historia. La actitud casi robótica del héroe casa muy bien con una religión que insiste en el control sobre las emociones. Y, remacha el colaborador de THR, una escena crucial de la película transcurre en un volcán. No es sólo que las ‘montañas de fuego’ sean una imagen muy explotada por la Cienciología en su materiales de promoción. Es que, según su mito cosmogónico, el dictador espacial Xenu encerró las almas de sus víctimas (que luego darían forma a la humanidad) en un volcán, precisamente. “Esta parte de la doctrina es algo que los miembros sólo descubren tras gastarse centenares de miles de dólares en sesiones de terapia”, detalla Marc Headley.

    La web cultural del New York Times, Vulture, señala más similitudes entre After Earth y los artículos de fe de la Cienciología. Sin ir más lejos, el personaje de Smith aparece como un ser superior capaz de suprimir sus emociones, lo que la terminología de la película denomina un “fantasma” y la de la Cienciología un “tethan”. Tras llegar a nuestro planeta, invadido y arrasado por los extraterrestres llamados Ursa, el personaje de Jaden Smith es sometido por su padre a un procedimiento idéntico en todo, salvo en el nombre, a las “auditorías” pagadas a precio de oro por los miembros del culto. Y las etapas de desarrollo atravesadas por el chaval durante la historia se corresponden a las descritas por Hubbard y aplicadas también por Study Tech, el sistema de aprendizaje cienciológico empleado por el colegio que posee el matrimonio Smith. En resumen, según esta fuente, la película es “una carta de amor a la Cienciología”.

    El crítico de The Wall Street Journal Joe Morgenstern no tiene, que sepamos, relación pasada o presente con la Cienciología. Tal vez por ello no se corta en preguntarse si After Earth es “una de las peores películas jamás rodadas” o en dedicarle embestidas memorables. Sea o no una consecuencia de su adherencia a la iglesia, escribe Morgenstern, el filme describe un mundo “donde el humor y la humanidad han sido desterrados, donde todo el mundo parece estar sufriendo, donde el mero concepto de la diversión ha sido reemplazado por una moralina chirriante, y donde a Smith, que ha ha pasado años y décadas siendo un brillante entertainer, parece haber sufrido una extirpación de su carisma”.

    Crisis de fe en las galaxias

    Según señala The Huffington Post, en su versión estadounidense, la producción de After Earth podría ser un intento de lavar la cara con disimulo a la Cienciología, un culto reconocido como religión en varios países (entre ellos España), con todo lo que eso conlleva en lo tocante a ventajas fiscales, pero también prohibido en otros, como Alemania. Y que además, añade la web, se enfrenta en su tierra de origen a “abandonos por parte de sus miembros, confesiones sensacionalistas, demandas y escándalos”. Y, añadimos nosotros, a Tom Cruise saltando sobre un sofá en el show de Oprah Winfrey, una imagen en la que muchos piensan automáticamente cuando se menciona al culto.

    after_earth_will_smith_jaden_smith

    En todo caso, según señala el canal económico Bloomberg, la película de Shyamalan y Smith no es sólo un ejemplo de mal cine, o de cómo inocular un mensaje religioso (o así) en una historia es un pasaporte para el fracaso comercial. After Earth también sería la prueba de que los filmes acerca de la Cienciología están destinados a estrellarse, Algo que, recordemos, también afectó a The Master, la película de Paul Thomas Anderson que retrataba los orígenes del culto con una óptica no precisamente amable.

    Con mucha mala idea, pero también oportunamente, Bloomberg recuerda una reseña de Campo de batalla: La Tierra en la que se calificaba el filme como un atentado comparable a “desfilar sobre Washington con uniformes nazis”.Puede que, como indica a Gawker el profesor universitario Dave Touretzky, After Earth sea sólo “una película horriblemente mala, no una pieza de propaganda”. Aun así, pese a que por ahora nadie haya mencionado las esvásticas, las opiniones parecen coincidir en el resto de la crítica: “es difícil pensar en una forma peor de captar nuevos adeptos que someterlos a esta atrocidad”.

    After Earth se estrena el 28 de junio.

    Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.

    Hayley Atwell se incorpora a la próxima ‘Misión: Imposible’ de Tom Cruise

    Parece que Ethan Hunt va a recibir un poco de ayuda de la Agente Carter.

    ‘Érase una vez en Hollywood’: Tarantino pensó en Tom Cruise para el personaje de Brad Pitt

    El director no descarta una futura colaboración entre él y el actor de 'Misión: Imposible', con el que se reunió antes del rodaje.

    ‘Top Gun: Maverick’ elimina Japón y Taiwán de la cazadora de Tom Cruise

    Puede que por la cara de Tom Cruise no hayan pasado 33 años, pero su cazadora de piloto no es la misma en la secuela de 'Top Gun'.

    Primer tráiler de ‘Top Gun: Maverick’: Tom Cruise vuelve a sentir la necesidad de la velocidad

    Maverick vuelve a volar alto en el primer avance de la esperada secuela de 'Top Gun', que se estrenará el 26 de junio de 2020.