Vídeos del día: Haciendo cine con neón

El artista Neonardo puede recrear cualquier película mediante líneas de luz, desde 'Pulp Fiction' a 'Star Wars: El despertar de la Fuerza'.

Por
31 de enero de 2015

Poco se sabe del enigmático artista que firma sus vídeos como NeonardoBueno, mejor dicho: no se sabe nada. En su web sólo leemos un mensaje que reza “Hago animaciones en neón para eventos y promociones”, mientras que su canal de YouTube carece de cualquier dato al respecto. Ahora bien: para afirmar que este chico (o esta chica) es un talento del diseño gráfico tampoco hacen falta literaturas, porque los dos vídeos en los que presenta su trabajo son verdaderas obras de arte. El primero es un recopilatorio de imágenes, con fragmentos de Pulp Fiction, Los Cazafantasmas, Parque Jurásico, El resplandor y otros clásicos de culto recreados a base de animaciones sencillas y colores fluorescentes. Y en cuanto al segundo, dejémoslo en que es una versión neonizada del tráiler de Star Wars: El despertar de la Fuerza, al que no le faltan ni un detalle, ni un Halcón Milenario ni un sable de luz cruciforme. ¿Tendrá algo que ver Neonardo con Mr. Whaiteaquel enigmático diseñador que se nos metió en el bolsillo con sus pósters de neón? Pues nosotros sospechamos que sí…

‘Doctor Sueño’, la secuela de ‘El resplandor’, será para mayores de 17 años

Mike Flanagan, el director de la secuela, ha anunciado vía Twitter que tendrá la clasificación R (para mayores de 17 años).

“¡Aquí está Jack!” y otras de las frases más memorables del cine de terror

No solo de imágenes terroríficas vive el género, también hay líneas de diálogos que han pasado a los anales de la cultura pop.

‘Doctor Sueño’: Stephen King confiesa que la secuela “te volará la cabeza”

El conflicto entre el novelista y la cinta de Stanley Kubrick no se lo ha puesto nada fácil a Mike Flanagan ('La maldición de Hill House').

¿Por qué ha permitido Stephen King que adapten ‘Doctor Sueño’?

La versión que Stanley Kubrick dio de su novela le ha enfurecido durante años, y es raro que la adaptación de su secuela parezca tenerla tan presente.