Vídeo del día: Homenaje de cine a las máquinas recreativas

Antes de que las videoconsolas impusieran su ley, los personajes de Hollywood pagaban sus vicios pixelados a base de monedas. Este 'supermontaje' nos lo recuerda.

Por
30 de agosto de 2014

Eran lugares de tormento, y también de delicia. Uno podía salir de ellos, bien henchido de orgullo por haber llegado al final del Golden Axe o el Out Run, bien con el rabo entre las piernas y los bolsillos vacíos tras haber sido objeto de las atenciones del macarra de turno. Y, en ocasiones, incluso se ligaba, porque a ellos también acudían chicas. Sí, lectores: aunque los más jóvenes de vosotros sólo los conoceréis gracias a ¡Rompe Ralph!, los salones de videojuegos marcaron la cultura popular durante los 70, los 80 y gran parte de los 90, antes de que las videoconsolas impusiesen su ley doméstica. Y, como recuerda este vídeo del Huffington Post (vía Fílmdrunktambién dejaron su huella en el cine: los iconos hollywoodienses como el Ralph Macchio de Karate Kid, el Edward Furlong de Terminator 2 y el Michael J. Fox de Regreso al futuro gastaban en ellos monedas de 25 centavos, en lugar de los cinco duros (25 pesetas) de rigor en España, pero todos nos identificábamos con ellos al verles echar una partidita. Y, seguramente, más de un pureta treintañero de hoy tiene que contener una lagrimilla de nostalgia (pixelada) al ver las escenas de Tiburón, Gremlins, Juegos de guerra, Todo en un día, La ley de la calle y muchísimos otros filmes que hicieron un hueco en sus metrajes para los joysticks con bola en la punta y los rótulos de “Insert Coin”.

 

Muere Dick Miller, el señor Futterman de ‘Gremlins’

Actor fetiche de Joe Dante, Miller trabajó con Roger Corman, James Cameron ('Terminator'), Spielberg, Zemeckis y muchos otros cineastas.

5 películas de terror navideño para ver en Nochebuena

Recopilamos varios títulos para convertir esta noche de paz y buenos sentimientos en la más sangrienta de todas las del año

Las 12 películas más infravaloradas de los 80

No sólo de cazafantasmas, gremlins y goonies vive el cinéfilo: todos estos filmes ochenteros merecen un vistazo, o más de uno.

¿Qué sorpresa se llevó Spielberg al ver ‘Ready Player One’?

Ni siquiera Spielberg puede controlar todos los detalles de sus películas: los técnicos de CGI incluyeron un homenaje a dos de sus producciones clásicas sin que él se enterara.