Vídeo del día: A Tarantino le gusta la sangre

Una antología hemoglobínica, con o sin katanas, desde 'Reservoir Dogs' a 'Django desencadenado'.

Por - 17 de mayo de 2015

Vale: esa reputación de cafre que tiene quizá sea un poco exagerada. Tras la tormenta despertada por Reservoir Dogs (y tras el cabreo que se agarró Michael Haneke al ver Pulp Fiction), podemos recapacitar y caer en la cuenta de que, más que la violencia en sí, lo que le gusta a Quentin Tarantino es jugar con nuestras expectativas y cachondearse de los modos de representación. Pero eso no quita que al genio de la gran mandíbula le mole un buen chorro de sangre más que al proverbial tonto el proverbial lápiz. Para recordárnoslo mientras esperamos al estreno de The Hateful Eight, aquí llega este supermontaje obra de Jacob T. Swinney, y titulado sencillamente Tarantino: Blood. Sus tres hemoglobínicos minutos toman escenas de Django desencadenado, Malditos bastardos, Death Proof, Kill Bill (¡por supuesto!) y otras películas del cineasta para darle a la pantalla un baño de líquido rojo y viscoso. Y, por si a alguien le quedan dudas de las intenciones de Quentin, un epílogo de lujo: aquel en el que, enfrentándose a una tertuliana indignada que le preguntaba el por qué de sus carnicerías, Tarantino soltaba eso de “¡Porque son divertidas, cagontó!”

Tarantino: Blood from Jacob T. Swinney on Vimeo.

Todos los guiños españoles de Quentin Tarantino

Seis de las nueve películas dirigidas por Quentin Tarantino incluyen algún tipo de referencia a la cultura española

Aprende a hacer la Gran Hamburguesa Kahuna, y comerás como un Tarantino

El cocinero Andrew Rea inventa la receta de un sandwich tan sabroso como los diálogos de 'Pulp Fiction'. ¿Te atreves a prepararlo?

Vídeo del día: Las tomas a cámara lenta de Tarantino

Quentin Tarantino usa la cámara lenta a menudo y en la mayoría de las ocasiones lo hace para que te pringues de sangre.

15 motivos para encerrarnos con Mary Elizabeth Winstead

En 'Calle Cloverfield 10' intenta escapar del bunker en el que John Goodman la tiene secuestrada, todo lo contrario de lo que haríamos nosotros si fuera ella la que nos raptara.