Vídeo: Darth Vader contra Chris Pratt (y sus calzoncillos)

Todos tenemos un Jedi dentro. El de Chris Pratt pelea con sentido del humor y va en paños menores.

Por
23 de diciembre de 2016

Aún no había surcado la galaxia a bordo de su querida Milano, tampoco se había enfrentado a dinosaurios, ni mucho menos se había perdido en el espacio con Jennifer Lawrence. Sin embargo, en 2012 Chris Pratt ya demostraba su manejo en el arte de la batalla galáctica midiéndose al mismísimo Darth Vader. Desafortunadamente, no lo hacía en una película, sino en el anuncio de la Xbox 360 Kinect para publicitar el nuevo juego de Star Wars, que permitía a los usuarios batir sus sables de luz.

Y qué mejor manera de promocionar esta experiencia inmersiva que con Chris Pratt, reconvertido en Obi-Won Kenobi, “luchando” contra el temido Darth Vader. Ahora, comicbook.com ha recuperado el spot, y no tiene desperdicio. Como su hilarante personaje en Parks And Recreation, Pratt hacía gala de sentido del humor para enfrentarse, con más ganas que arte en el manejo del sable, a Vader y terminaba, como no podía ser de otra manera, en calzoncillos. A continuación, podéis echar un vistazo al Jedi que Pratt lleva dentro:

 

 

Chris Pratt reacciona a la perfección de su deepfake como Indiana Jones

La simulación más perfecta de cómo sería Indiana Jones interpretado por Chris Pratt llega a los ojos del propio actor, que reacciona como un fan más.

¿Quieres que te coma un dinosaurio en ‘Jurassic World 3’? Chris Pratt te da la oportunidad

El afortunado ganador de la iniciativa, para recaudar fondos destinados a los bancos de alimentos norteamericanos, aparecería en 'Jurassic World: Dominion'

Chris Pratt no se atreve con el reto bailongo de Kevin Bacon

Star-Lord se rinde ante la evidencia: es imposible mover el esqueleto tan bien como Kevin Bacon, su héroe en 'Footloose'.

¿Se está convirtiendo Chris Pratt en Lobezno? Hugh Jackman cree que sí

El actor de 'Guardianes de la galaxia' ha sorprendido a sus fans (y hasta a Jackman) con el pelo en punta y el ceño fruncido, al más puro estilo Lobezno.