¿Veremos la última película de Orson Welles en 2015?

'The Other Side of the Wind', el más mítico de los proyectos inacabados del director, podría ver la luz por fin el año que viene, coincidiendo con el centenario de Orson Welles.

Por
30 de octubre de 2014

En 1970, Orson Welles dio por finalizada su segunda etapa europea y regresó a Hollywood. La muerte de Francisco Reiguera, su Don Quijote, había lastrado la adaptación de la novela de Cervantes y, a pesar de que seguía trabajando en el montaje, el cineasta decidió abandonar el Viejo Continente y desarrollar nuevos proyectos en California. El primero fue The Other Side of the Wind, una película coescrita con su compañera Oja Kodar en la que satirizaban el cambiado panorama hollywoodiense de la época con generosas dosis de metaficción. John Huston interpretaba al director de cine Jake Hannafor, una vieja leyenda que desea volver a la primera línea con una nueva y atrevida película, precisamente titulada The Other Side of the Wind y también compuesta por varias capas de cine dentro del cine. Aunque el filme se rodó y completó en su casi totalidad, nunca ha podido ver la luz debido a varias batallas legales y burocráticas que han mantenido los negativos de lo que Welles consideraba estar “completo al 96%” dentro de una caja fuerte de París. Aunque quizás la espera haya terminado de una vez por todas. En The New York Times se anuncia que posiblemente el año que viene logremos ver The Other Side of the Wind, coincidiendo con el centenario del nacimiento de su director.

En 2004, Peter Bogdanovich —uno de los muchos cineastas que, como Huston, actuaron en la película; otros fueron Claude Chabrol, Dennis Hopper, Paul Mazursky Curtis Harrington— expresó su intención de recuperar el filme, terminar los flecos que pudieran quedar y estrenar The Other Side of the Wind en público. Desde entonces, las disputas legales entre la heredera Beatrice Welles, la propia Kodar y la viuda de un productor ligado al depuesto Sha de Irán fueron dificultando el proceso y retrasándolo, con recurrentes intentonas y sus correspondientes anuncios en los medios que siempre quedaron en nada. Sólo han podido verse un puñado de escenas, que aparecen en el documental Orson Welles: One Man Band. En esta nueva ocasión, la compañía Royal Road Entertainment afirma que ha logrado llegar a un acuerdo con las partes implicadas y negociar la compra de sus derechos, lo que le permitirá estrenar el filme a tiempo el año que viene.

Como el montaje todavía se encuentra sin finalizar, Bogdanovich y el productor Frank Marshall se encargarán de rematar el proceso. “Tenemos las notas de Orson Welles. Hay escenas que no quedaron del todo terminadas y hace falta añadir música. Lo conseguiremos. La buena noticia es que no costará mucho tiempo gracias a la tecnología de la que disponemos hoy en día”, ha declarado Marshall, quien también estuvo presente en el rodaje que se desarrolló de 1970 a 1976. Ante el reto de completar el trabajo aproximándose al estilo personal de Welles, Bogdanovich afirma que “hizo un montaje muy complejo antes de que le quitaran el material. No sé si podremos siquiera aproximarnos a esa clase de cortes, muy fragmentados y concretos. Todo lo que podemos hacer es intentarlo lo mejor posible, usando su guión, las notas y lo que dejó”.

La película fue filmada utilizando diversos formatos: de 35 mm a Super 8, pasando por 16 mm. En color y en blanco y negro. Con el ojo puesto en retratar el cambio sísmico que se había producido desde la época del Hollywood de los grandes estudios, representado por el protagonista, a la revolución de las películas autorales de aquel momento. Welles aportó su Oscar —ganado por el guión de Ciudadano Kane— para una escena en la que Hannafor levantaba la estatuilla. Toda la película está llena de juegos entre realidad y ficción, creando una visión esperpéntica y grandilocuente del mundo del cine —y el cine dentro del cine— tal y como lo veía Welles. Susan Strasberg interpretó a una crítica de cine feroz como parodia de Pauline Kael, mientras que una propietaria encarnada por Lilli Palmer se basaba en Marlene Dietrich. Kodar también tenía su propio papel como la enigmática actriz de la película que rodaba Hannafor, un rol prácticamente mudo. Cuando The New York Times le pregunta qué ha cambiado para que después de todos estos años finalmente decida permitir el estreno de The Other Side of the Wind, la cineasta croata responde: “Voy a firmar el contrato porque el catalizador es el centenario, y todo el mundo se está moviendo en la misma dirección. Cuando finalmente la vea en una pantalla, entonces diré que la película está terminada”. Nosotros esperamos poder hacer lo mismo. Con suerte, esta vez sí, el año que viene.

Orson Welles: un director más grande que la vida

Se cumplen 105 años del nacimiento de unos los grandes mitos inabarcables de Hollywood. ¿Estamos ante el mayor genio de la historia?

Documentales sobre películas que son mejores que las propias películas

Ocurre. El último es ‘Me amarán cuando esté muerto’, el documental sobre la última película de Orson Wells que es mejor que la película de Welles. Pero hay más casos...

Así fueron el ‘Drácula’ de Orson Welles y su producción teatral

'Drácula', 'La Isla del Tesoro' o 'Julio César' fueron algunos de los éxitos radiofónicos, hoy eclipsados por 'La guerra de los mundos', de Orson Welles

Celuloide desaparecido: las películas que nunca soñaste ver

Clásicos perdidos, proyectos inacabados... No pierdas la esperanza: aunque la recuperación de estas obras ocultas de la historia del cine es dudosa, algunas llegan a la luz.