¿Cómo ve una persona ciega una película?

La protagonista de 'Hacia la luz', de Naomi Kawase, audiodescribe películas para personas ciegas. Para saber más de su oficio recuperamos esta entrevista a una audiodescriptora

Por
19 de noviembre de 2017

“Claro que los ciegos van al cine”, dice Violeta Fatás Labarta, audiodescriptora como Misako, la protagonista de la última película de Naomi Kawase. La directora de Aguas tranquilas o Una pastelería en Tokio, cuenta en Hacia la luz una historia de amor entre una persona ciega y la audiodescriptora que le ayuda a ver las películas. “Aunque en un primer momento pueda parecer extraño –sigue– las personas ciegas van al cine porque es cultura. Si no tuviesen acceso a él se perderían una referencia cultural importante”. ¿Y cómo ve una persona ciega una película? Gracias al trabajo de profesionales como Violeta, audiodescriptores que narran y describen lo que sucede en la pantalla y que los invidentes no pueden ver.

“La audiodescripción consiste en introducir informaciones sonoras extra en las películas, idealmente en los silencios, o si no en momentos en los que no haya sonidos importantes, para que las personas ciegas puedan seguir la película”, nos explica Violeta, que tras formarse como trabajadora social realizó un curso de postgrado en la Universidad de Granada de Accesibilidad para personas ciegas y sordas. “El objetivo final es que la experiencia sea lo más parecida posible a la de una persona que ve”, comenta. ¿Y hasta qué punto puede asemejarse la experiencia del cine de un vidente y de un invidente? “Está claro que las personas ciegas no van a ver una película como la ves tú. Pero el cine y las artes son emoción. Esa sensación y esa emoción es lo que se transmite y lo que queda al final”.

Pero cada persona ve una película diferente… ¿qué papel juega la subjetividad en la audiodescripción?
Los audiodescriptores tenemos que intentar ser lo más objetivos que podamos. Pero al final la audiodescripción es una traducción y toda traducción requiere una interpretación. Además, la objetividad total es muy difícil y también, muy pesada. Lo ideal es que las acciones narren sin que tengamos que emitir un juicio. Es decir, que en vez de decir que tal personaje está triste, lo suyo es contar que se le han empañado los ojos.

Al audiodescribir una película, ¿cuáles son los aspectos que describes?
Si tienes una película de acción o en la que la trama es muy importante, lo fundamental es que la persona ciega no se pierda. Luego añades todas las informaciones que puedas (decorados, escenografía, características físicas de los actores, colores, luz…). Cuantificas los silencios y los momentos en los que puedes hablar. Piensas qué información dar, qué decir y qué callar.Pero eso no puede suponer una intervención total en la obra. Es muy importante respetar el ritmo, saber jugar con el lenguaje (condensar la mayor información posible en pocas palabras) y tener cultura cinematográfica. Por ejemplo, en una película coreana puede haber diez minutos de silencio, y como audiodescriptor puedes frotarte las manos y pensar “qué bien, diez minutos para describir”, pero te estarías cargando la película. Tienes que intentar respetar los ritmos y respetar la obra que estás describiendo. Buscar el equilibrio entre cumplir tu función y respetar la obra. Existe, también, otro parámetro en la audiodescripción. Que no sólo importa lo que digas sino también cómo lo digas. El tono, el uso de la voz. Tradicionalmente se apuesta por un tono más neutro. Pero hay que valorar el producto, que la audiodescripción no te saque demasiado de la película. No puedes usar la voz de la misma manera audiodescribiendo Psicosis y Pocoyó.

¿Cuáles son los límites en la audiodescripción?
Bueno, muchas personas ciegas nunca han visto el color rojo y no saben cómo es. Esto ha llevado a la discusión de si merece la pena describir los colores y ese tipo de detalles. Pues aunque no sepan cómo es color rojo, sí que saben lo que significa, por contexto cultural, y a qué está asociado. Igual no tienes que centrarte enteramente en los colores pero los hay que son muy importantes. Por ejemplo, se me ocurre El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante, en la que cada vez que la acción cambia de estancia, cambia también el color de la luz. Ahí los colores son importantes y tienes que describirlos.

¿Cómo audiodescribes una película más visual, poética, donde no hay una trama?
A mí me pasó eso con El cielo gira, que sí que cuenta una historia pero es muy visual. Hay una normativa con unos criterios para hacer audiodescripción de calidad, por ejemplo audiodescribir utilizando oraciones con sujeto verbo y predicado. Pero para mí, en cambio, una escena en la que no pasa nada no tiene por qué contener un verbo. En El cielo gira, por ejemplo, yo decía “Una encina en la cima de una loma”. Con esa película yo decidí seguí esa línea pero hay muchas maneras de hacer audiodescripción y depende muchísimo del producto original. Yo creo que hay que abrir un poco la mente, siempre y cuando tu trabajo cumpla su cometido y le llegue al público. También creo que, como esto está empezando, es el momento de probar. El público luego te irá diciendo lo que vale y lo que no.

¿Qué pelis son más fáciles de audiodescribir?
Podría pensarse que las más comerciales son más fáciles de audiodescribir, porque están más basadas en acciones que puedes ir narrando. No siempre es así. Si hay mucha acción y el ritmo es rápido, tienes menos tiempo para audiodescribir, así que cada caso es distinto. Está claro que hay cosas más difíciles que otras, por ejemplo, películas que te transmiten una sensación y no sabes por qué. Y también hay que tener una cosa clara, no hay que obsesionarse con la accesibilidad, hay cosas que una persona ciega nunca podrá experimentar como una persona vidente. Pero, a lo mejor, al revés también pasa. Igual yo no puedo acceder a determinadas actividades, por mis características físicas, intelectuales, etc, a las que otras personas sí que pueden acceder. Entonces no hay que obsesionarse con que todo sea accesible para todo el mundo. Pero en la medida de lo posible hay que intentarlo, desde luego.

¿Cuál ha sido la audiodescripción más difícil que has hecho?
Un corto de animación. Porque, claro, en la animación cualquier cosa es posible. Me refiero, es mucho más difícil porque son referentes menos comunes y el ritmo es más trepidante.

¿Cómo responden las personas ciegas?
Pues se sienten agradecidísimos. Es lo primero que te dicen, porque no se hace tanta audiodescripción. Y además te hacen críticas, lo que me parece muy positivo porque así podemos mejorar. Debería hacerse más accesibilidad. Hasta desde un punto comercial merecería la pena. Porque hay un público potencial grande que estaría dispuesto a pagar una entrada. La audiodescripción cuesta dinero, pero no se puede ver como un extra. Es un derecho que tiene la gente a la cultura. Y siempre se ve como lo último. “Bueno, si llega el dinero lo hacemos…”. Y hay mucha gente que lo desconoce. Existe también un problema de comunicación muy grande. Si el público no ha tenido nunca productos accesibles y no está acostumbrado, hay que educarlo para que sepa que puede acceder a ellos.

*Esta entrevista fue realizada en 2011.

Hacia la luz se estrena el 17 de noviembre.

Lo nuevo de Nolan: ‘Con la muerte en los talones’ en 2020

La nueva película del director de 'Dunkerque', descrita como una mezcla de 'Origen' con el clásico de Hitchcock, empieza a rodarse en junio.

Michael Caine insiste en que ESTE es el final de ‘Origen’

El veterano actor británico defiende su explicación sobre el enigmático final de la epopeya onírica de Christopher Nolan.

Christopher Nolan: ¿A favor o en contra?

Nos situamos en el punto de vista de los escépticos y de los enamorados del mejor y más odiado director vivo.