Tráiler de ‘Made in Italy’: Liam Neeson vuelve a ejercer de padre, pero esta vez sin matar a nadie

El titán irlandés aparca las venganzas (de momento) para protagonizar esta 'feel good movie' junto a su hijo en la vida real, Michéal Richardson.

Por
01 de julio de 2020

Échale la culpa a Venganza y sus secuelas: cada vez que nos enteramos de que Liam Neeson interpretará a un padre preocupado, lo que nos viene a la cabeza es una orgía de sangre y buchantones. Afortunadamente, parece que el titán irlandés se ha relajado un poco con Made in Italy, una película sobre el viaje de un padre y un hijo… que no tiene nada que ver con la acción, sino con el drama de tintes cómicos. Para colmo, el coprotagonista del filme es Michéal Richardson, hijo de Liam y de Natasha Richardson, su difunta esposa.

Dirigida por el debutante James D’Arcy (que hasta ahora había trabajado como actor en Homeland, Agente Carter y otras series), Made in Italy pone a Liam Neeson en el rol de un artista que viaja a Italia para vender una casa heredada de su esposa muerta. El protagonista acude al país transalpino acompañado de su hijo (Richardson), con el que no se lleva bien. Y, por supuesto, la casa es tan hermosa como difícil de poner en condiciones para la venta, lo que causará fricciones entre el dúo paternofilial.

Lindsay Duncan Valeria Biello también intervienen en la cinta como sendos intereses románticos para los dos protagonistas. Made In Italy tiene previsto su estreno en cine y VOD el 7 de agosto. 

Liam Neeson defiende ‘Star Wars: La amenaza fantasma’ (y a Jar Jar Binks)

'Me siento muy orgullos de la película, a mí me gustó', ha asegurado el actor sobre el filme en el que dio vida al Jedi Qui-Gon Jinn.

Liam Neeson sigue enganchado a la venganza en el tráiler de ‘Honest Thief’

Desde que se convirtiera en un héroe de acción icónico con la saga 'Venganza', este actor parece haberle cogido el gusto al subgénero.

[SPOILERS] ‘Star Wars’: ¿Qué Jedi veteranos han regresado para ‘El ascenso de Skywalker’?

A los invitados más estelares del Episodio IX no se les ve, sino que se les oye.