Tráiler de ‘Ciudades de papel’, con Cara Delevingne y Nat Wolff

Amor adolescente y una misteriosa desaparición en la adaptación de la novela de John Green ('Bajo la misma estrella') dirigida por Jake Schreier ('Un amigo para Frank').

Por
20 de marzo de 2015

Después del fenómeno fan de Bajo la misma estrella del año pasado, en 2015 los cines también acogerán otra adaptación de un bestseller romántico-juvenil de John Green (esta vez con un 99% menos de cáncer): Ciudades de papel. Aunque no se trate de un crossover, universo compartido ni niguna de esas zarandajas del Hollywood actual, esta película también cuenta con Nat Wolff, que aquí ejerce el papel de protagonista como Quentin, un chico platónicamente enamorado de su magnética e inalcanzable vecina Margo, interpretada por la top model Cara Delevingne.

Aunque ambos pertenezcan a universos de popularidad muy distintos, todo cambia cuando ella aparece una noche en su cuarto reclutándolo en una misión de venganza contra su exnovio. Después de una noche inolvidable, Quentin descubre que Margo ha desaparecido y tendrá que buscar pistas que le ayuden a encontrarla. Dirige Jake Schreier (Un amigo para Frank) y aquí tienes el primer tráiler en versión doblada al español y en original:

Ciudades de papel se estrena el 10 de julio.

Vídeo del día: Cara Delevingne lo da todo como Gollum con cejas

La actriz de 'Escuadrón Suicida' ha vuelto a convertirse en fenómeno viral con un vídeo en el que, rapada y desnuda, imita a Gollum.

Primeras críticas de ‘Valerian y la ciudad de los mil planetas’: ¿Digna de Razzies o de aplauso?

El espectáculo ci-fi de Luc Besson ha dejado a la crítica anglosajona tan ojiplática que hay una fuerte división de opiniones: o aman sus locuras, o la odian.

‘Call of Duty’ tendrá su universo cinematográfico

La franquicia estrella de los shooters en primera persona quiere asaltar el cine con "blockbusters al estilo de Marvel"

‘Valerian y la ciudad de los mil planetas’: Nuevo tráiler espacial

Dane DeHaan y Cara Delevingne son Valerian y Laureline en el regreso de Luc Besson a la ciencia-ficción a través de un clásico del cómic franco-belga.