Toronto 2017: La película secreta de Louis C.K. es también la más polémica

La corrección política no entra en 'I Love You, Daddy'.

Por
15 de septiembre de 2017

Hace solo tres meses, Louis C.K. se puso a rodar I Love You, Daddy en Nueva York, con él como protagonista, más Charlie Day, Chloë Grace Moretz, John Malkovich, Pamela Adlon, Rose Byrne y Edie Falco. Y en tiempo récord y sin que nadie supiera que lo estaba haciendo ha llegado a tiempo a presentarla en el Festival de Toronto. Fue tal la sorpresa por esta peli de la que nadie sabía nada, algo que en estos tiempos de redes sociales parece imposible, que el primer pase de prensa de la película fue de los primeros que colgó el cartel de completo cuando todavía quedaba un centenar de periodistas en la calle.

Después llegó el pase de público, carcajadas en la sala, aplausos al final, pero también las mismas conversaciones que se repitieron entre la prensa: aparece por ahí la N-Word,que dicen ellos (nigger, negrata); solo el personaje de Pamela Adlon, como ya hace en Louie, dice más veces “fuck” y “fucking” que 10 personajes juntos de las pelis de Tarantino; repiten con frecuencia “retard” o “retarded” (subnormal, un término muy peyorativo para los americanos) y hay más de uno y de dos chistes sobre violaciones infantiles o sobrepasando la misoginia.

Ya solo el tema de la película, sin entrar en los detalles de vocabulario, es cuanto menos polémico, es una patada a la entrepierna de la corrección política. Louis C.K. interpreta a Greg, un guionista de televisión que, claramente, se ha hecho rico de la noche a la mañana (en la primera escena, comiendo con su exmujer, Helen Hunt, le dice: “Me dejaste cuando era un perdedor, tú saliste perdiendo”), vive en un apartamento de lujo de Manhattan con su hija de 17 años, China (Moretz), que se acaba de mudar con él. Le acompaña casi todo el rato un actor cómico de éxito, Ralph (Charlie Day), y en la oficina está su socia, Paula (Edie Falco), por la que la productora sigue en pie.

Greg tiene una serie de éxito en emisión y acaba de vender una nueva para emitir en otoño para la que se le presenta como candidata protagonista la última estrella de la industria, Grace Cullen (Rose Byrne). Cuando ésta le invita a una fiesta en los Hamptons para seguir camelándole, Greg conoce allí a su gran ídolo, el gran cineasta Leslie Goodwin (John Malkovich), un genio pero también un tipo conocido por su afición a mujeres más jóvenes e incluso menores. Cuando su hija le dice que Goodwin es un pervertido, Greg le contesta que esos son rumores y que, además, a él lo que le importa es su trabajo. Pero, claro, poco después Leslie empieza a flirtear con China, ella va cayendo. Y las cosas cambian. A Greg ya le empiezan a preocupar los rumores.

Tanto el personaje de Goodwin como Greg le dan lecciones de feminismo a la chica. Greg discute con Grace sobre cuándo se es mayor o madura para tomar decisiones sobre con quien estar, si es un hombre mayor o no. Greg dice que si él es tan mayor como Leslie, le saca 50 años a su hija, es violación, es una relación no consentida. Grace opina lo contrario. Ella puede ser madura a los 17 o no serlo hasta los 30, cumplir 18 no marca la diferencia.

La película plantea todo este debate constante hoy en la industria y que, incluso, le ha estallado en la cara en los últimos meses al propio Louis C.K. por acusaciones de acoso sexual por parte de Tig Notaro. ¿Se puede separar el trabajo del artista de lo que hace el artista? Woody Allen está ahí, en la trama y en la inspiración estética de la película que respira Manhattan por todas partes. C.K. lo reconoció en una entrevista en Toronto. “Woody es un ingrediente, junto con otros tantos tíos de esa generación que solían subir y bajar la línea de edad con bastante facilidad. Yo crecí con eso. Manhattan la vi de niño, y pensé, ‘Ok, eso es lo que la gente hace”, dijo. Aunque también aseguró que “Leslie no se parece en nada a Woody”.

La polémica ya está servida y con todo lo que tiene encima con Tig Notaro será mayor. Pero a todo él contesta con un simple y llano: “It’s just a fucking movie”.

 

La ‘Jojo Rabbit’ de Taika Waititi triunfa en el Festival de Toronto 2019: Palmarés completo

La sátira antinazi del director de 'Thor: Ragnarok' se ha hecho con el Premio del Público y se postula como una firme candidata a los Oscar.

Mia Hansen-Løve: “Intento escapar de la melancolía, pero siempre vuelve a mí”

Entrevista con la directora francesa sobre su sexta película, 'Maya', una historia de amor, reinventarse y, como siempre, mucha melancolía.

Festival de Toronto 2018: Palmarés completo

Desde el primer pase, se corrió la voz: 'Green Book' era la favorita del público canadiense.

[Toronto 2018] Kristen Stewart no convence con ‘Jeremiah Terminator LeRoy’

La actriz y Laura Dern dan una grandiosa interpretación, con un debate interesante, pero poco más.