[Goya 2019] ‘Todos lo saben’: cómo un iraní dirigió la película más española del año

Asghar Farhadi, ganador de dos Oscar, dirige a Penélope Cruz, Javier Bardem, Ricardo Darín, Bárbara Lennie, Inma Cuesta, Eduard Fernández y medio cine español más.

Por
31 de enero de 2018

Asghar Farhadi (Irán, 1972) llevaba 15 años rumiando una historia situada en España. Se le ocurrió en un viaje por Andalucía, con su familia. Su hija, “que solo tenía tres o cuatro años entonces”, vio el cartel con la cara de un niño pegado en las paredes y preguntó, asustada, qué pasaba. La intérprete con la que viajaban les explicó que, “probablemente sería un secuestro”, y la hija del director de El viajante se asustó aún más. “Yo intenté explicarle que no iba a pasar nada, pero la historia se quedó conmigo y se quedó como una historia española”, contaba en Cannes, unas horas antes de inaugurar el último festival con la película que nació en aquel viaje: Todos lo saben, escrita y dirigida por un iraní, pero “más española que muchas películas españolas”, como la definió uno de los protagonistas de un reparto coral y 100% hispanoparlante, Javier Bardem.


Bardem fue al primero al que Farhadi llamó, cinco años atrás. Hablando en un inglés muy básico –el realizador siempre va con intérprete–, le dijo que quería “hacer una película en España y en español” y que le quería a él y también a Penélope Cruz. Les pasó el tratamiento de la historia y vieron clara “la seriedad con la que iba a tratar el asunto”, dice el actor. Por medio se le cruzó el rodaje de El viajante (su segundo Oscar, después de Nader y Simin) y, al acabar, “cogió un avión a Madrid y se encerró a escribir el guion”. “El 99,99% de lo que ves en la pantalla son sus palabras”, insiste Bardem. “Los actores solo ayudamos con una palabra aquí, una expresión allá. No entiende el idioma, pero sabía perfectamente si estabas mintiendo, fingiendo”.

“Conmigo se daba cuenta de hasta cuando se me escapaba alguna palabra con acento andaluz”, salta Inma Cuesta. “Hacías una escena pensando que la habías clavado y de pronto venía con la traductora y ella te decía: ‘Mientes más que hablas, tus ojos están llenos de mentiras’. Y dices que eso no lo ha dicho él, pero sí lo ha dicho, sí”, se ríe Bardem y todos los actores con él. “Como es tan pequeñito, amable y generoso, parece que no va a decir eso. Es muy honesto y cercano, pero decía las cosas con todas sus letras. No soporta que actúes”, añade Eduard Fernández. “Asghar es tremendamente exigente, y también la persona más respetuosa y cariñosa. Por un lado, nos pedía todo; pero luego nos sujetaba, nos hacía sentir a salvo”, confiesa Penélope Cruz, que interpretó, dice, “el papel más difícil” de su vida.

UNA DESAPARICIÓN
Intentando huir de los clichés, “del flamenco y los toros”, para que el espectador no la viera como una película española “hecha por un extranjero”, pero que, al mismo tiempo, “mantuviera su aspecto universal”, el lenguaje fue la primera obsesión de Farhadi. “Saber cómo se habla en el norte, en el sur, cómo es el lenguaje no verbal”, dice. Y después vinieron los detalles culturales concretos con los que va salpicando la historia a lo que le ayudó ese reparto español y también el equipo técnico (solo el montador y él no eran españoles). Situada en un pueblo entre Madrid y La Mancha, Todos lo saben comienza con la llegada de Laura (Penélope Cruz) con su hija, Irene (Carla Campra). Ellas viven en Buenos Aires con su marido y padre, Alejandro (Ricardo Darín), y han vuelto para asistir a la boda de la hermana pequeña de Laura, Ana (Inma Cuesta). El evento es la excusa del reencuentro familiar: la hermana mayor (Elvira Mínguez), su marido (Eduard Fernández), la sobrina (Sara Sálamo), el padre (Ramón Barea). Y también de reencuentros con el pasado, con el examor y amigo de todos, Paco (Javier Bardem), y su nueva pareja, Bea (Bárbara Lennie). Pero la felicidad inicial se romperá con la desaparición de Irene. Y todos parecerán sospechosos.
“Algo que me llamó mucho la atención desde el guion es cómo se instala la sospecha en una comunidad que cree conocerse muchísimo”, explica Ricardo Darín. “Cómo un evento nos demuestra que el hombre es producto de las circunstancias que le toca vivir. Es decir, el contexto es lo que impera. Algo ocurre y de pronto todos nos miramos con desconfianza y nos volvemos a vigilar a ver quién tiene la verdad”.


Ese giro en la historia que hace que todo se desmorone y nos ponga delante del espejo de la moral humana es un elemento común en las películas de Farhadi. “Pero aquí creo que se atreve a ir un poquito más lejos en el elemento thriller sin abandonar la parte personal”, opina Bardem. “Es un thriller emocional”, añade Fernández. “Y luego hace algo muy bonito que es no enjuiciar a los personajes –continúa Bardem–. Todos son igual de valiosos”. Farhadi lo admite. “Si hay que encontrar un punto común en todo lo que he escrito, ya sean películas u obras de teatro, sería el hecho de que no son maniqueas. Yo creo que los seres humanos se equivocan, hacen cosas malas, pero hay siempre razones, explicaciones, contexto y se puede sentir compasión o empatía por cada uno. En las tragedias clásicas hay siempre un conflicto entre el bien y el mal y nosotros siempre queremos que sea el bien el que gane, pero para mí en la vida se opone el bien al bien, y no sabemos a quién apoyar”.

Todos lo saben se estrena el 14 de septiembre.

Los Premios Yago reivindican a Isaki Lacuesta

Bárbara Lennie, 'Las distancias' o el reparto de 'Tiempo después' son otros de los triunfadores en la quinta edición de los galardones más justicieros

Tráiler de ‘El reino’: Sorogoyen lleva la corrupción política española a la gran pantalla

Antonio de la Torre y Bárbara Lennie protagonizan el último trabajo de Rodrigo Sorogoyen en el que un vicesecretario autonómico se ve envuelto en una mediática trama de corrupción.

Pablo Remón y el tercer acto de El Pavón. Teatro Kamikaze

Entrevistamos al guionista de ‘No sé decir adiós’ a propósito de ‘El tratamiento’, su obra sobre cine que podrá verse hasta el 15 de julio en el teatro madrileño

[Cannes 2018] Bárbara Lennie conquista Francia

Con 'Petra' y 'Todos lo saben', la actriz española es la justa estrella de estos primeros días de festival. Si las películas hubieran estado a la altura, ya habría sido genial.