‘Teen Titans Go!’ explica todo lo que va mal en DC (y también cómo arreglarlo)

El salto a pantalla grande de Robin y compañía supone un nuevo triunfo para DC en animación, y un recordatorio de por qué sus filmes de imagen real no satisfacen a casi nadie.

Por
31 de agosto de 2018

Parece mentira, pero es lo que hay: con la excepción de Wonder Womany en espera de que James Wan Jason Momoa nos saquen de dudas con Aquamanlas mejores películas hasta la fecha de DC han sido… sus estrenos de animación. Y de animación humorística, además A Lego Batman: La película (2017) se suma ahora Teen Titans Go! La películael filme que se lleva al formato largo la serie de Cartoon Network con superhéroes adolescentes y cabezones.

Quienes conozcan la versión en viñetas de este equipo (conocido en España como “Nuevos Titanes”) pero no hayan visto nunca el show televisivo, tal vez se muestren sorprendidos al ver a sus personajes protagonizando una comedia destrozona. Porque, desde que Marv Wolfman George Perez lo reinventaron en 1980, este grupo concebido para alojar a los sidekicks de los héroes más importantes de la casa se ha visto envuelto en historias muy truculentas y de mucho llorar. No obstante, ante veredictos como “Puede hacer que vuelvas a enamorarte del Universo DC” (Empire), “Sería aún mejor si sus bromas no diesen tanto en la diana” (AV Club“Es tan graciosa que hasta le perdonas ese signo de admiración tan feo” (The New York Times), cabe suponer que la fórmula funciona. ¿Por qué?

Pues, básicamente, porque la aventura en Hollywood de Raven, Starfire, Beast Boy, un Cyborg sin nada que ver con Liga de la Justicia y un Robin ansioso por convertirse en superestrella de cine reúne virtudes innegables. Para empezar, sus gags funcionan y pueden llegar a ser muy divertidos (véase ese número musical titulado Alegre e inspiradora canción sobre la vida, para el cual los directores Aaron Horvath Peter Rida han contado nada menos que con Michael Bolton). Para seguir, estamos hablando de la película más nerd en lo que llevamos de año: apenas hay un héroe o villano de DC que no se lleve un cameo, un easter egg, un chiste o las tres cosas a la vez. De hecho, la erudición comiquera de Horvath y su coguionista Michael Jelenic supera incluso a la de Ryan Reynolds y sus compañeros de Deadpool 2, lo cual es decir mucho. Y, por otra parte, el aspecto gráfico de la película es tan frenético y lleno de ideas como el de la serie, convirtiendo a ambas en una delicia poco apta para quienes padezcan de epilepsia fotosensible.

Pero, sobre todo, Teen Titans Go! es un chiste de 84 minutos de duración acerca del cine de superhéroes y sus defectos. La película le lanza zambombazos tanto a Marvel (véase esos cameos de Stan Lee para los que el patriarca ha prestado su voz) como a la propia DC, con la inevitable coña acerca de Green Lantern. Y no sabemos lo que habrá pensado Ryan Reynolds cuando vea uno de sus gags más atinados: el que identifica a Deadpool como un plagio descarado de Deathstroke, personaje de DC rebautizado aquí como “Slade” por cosas de lo políticamente correcto y el público infantil. Anécdotas aparte, eso sí, el blanco de la pulla es la hipertrofia del género en las carteleras: según se comenta en una escena de la película, los superhéroes ‘de primera división’ apenas tienen tiempo de luchar contra los villanos, porque están demasiado ocupados rodando blockbusters.

Ahora bien: como todos los buenos chistes, esta película lleva consigo una gotita de sabiduría oculta. Y esa sabiduría aparece aquí como una puesta en solfa de las películas estrenadas hasta ahora por DC. Algo que llega a su clímax en una parodia del comentado “momento Martha” de Batman v. Superman: El amanecer de la Justiciay que puede resumirse en una moraleja: tratar de abordar a los superhéroes exclusivamente desde un punto de vista ‘oscuro’ y ‘serio’ no solo está abocado al fracaso, sino que no tiene sentido. Como señala un gag especialmente cruel (pero graciosísimo), los aventureros disfrazados necesitan un hecho trágico para poner en marcha sus historias, pero eso no quiere decir que dichas aventuras tengan que estar siempre marcadas por las mandíbulas apretadas, la lluvia constante, las crisis existenciales a la par que ultraviolentas y todas esas cosas que tanto le gustan a Zack Snyder.

Irónicamente, DC parece haber aprendido esa lección hace un par de años, aplicándola con éxito… en los cómics. Rebirth, el enésimo relanzamiento con el que la editorial puso a cero su continuidad en 2016, supuso para muchas colecciones un retorno a las esencias que la crítica y el público acogieron con los brazos abiertos, especialmente porque reconocía de buen grado la parte más disparatada de sus personajes. En el actual Universo DC de papel caben por igual unas aventuras de Batman repletas de terror, sangre y paranoia que una serie como Super Sons, protagonizada por los retoños treceañeros de Bruce Wayne Clark Kent (no, no es una broma). 

Así pues, al igual que Batman: La Lego película, Teen Titans Go! viene a recordarnos que el Universo DC es un entorno vastísimo donde cabe de todo, de lo más cómico a lo más horrible. Algo que aún esperamos ver reflejado en imagen real: ¿alguien se imagina una película que presente a la Bat-familia en pleno, sin historias de origen ni preludios cansinos que valgan? ¿Un filme protagonizado por una enfermera del Asilo Arkham? ¿Una película de Superman en la que Clark y Lois Lane decidan mudarse a Smalville? ¿Una historia harrypotteriana con los alumnos de un internado de Gotham? Todas esas posibilidades no solo existen, sino que se han visto materializadas en las viñetas con notable éxito. Tal vez la clave para que DC salga de su marasmo esté en recordarlas.

Y si no las recuerdan… pues dejémoslo en que los Teen Titans ya opinaron sobre ello en un capítulo de su serie.

‘Liga de la Justicia’: Jason Momoa ha podido ver el ‘Snyder Cut’

El actor interpretó a Arthur Curry, alias Aquaman, en la superproducción de DC que unía a los principales héroes de su universo contra un enemigo común.

James Wan volverá al terror antes de ponerse con ‘Aquaman 2’

El éxito de la película protagonizada por Jason Momoa necesita una secuela, pero el director prefiere tomarse un tiempo antes de volver a las profundidades.

¿Jason Momoa como el nuevo Lobezno?

El actor que da vida a Aquaman ha acudido al Celebrity Fan Fest de San Antonio (EE UU), donde nos ha regalado grandes declaraciones.

Johnny Depp, acusado de intentar sabotear la aparición de Amber Heard en ‘Aquaman’

Kevin Tsujihara, el ex-Presidente de Warner, está citado para declarar si Johnny Depp intentó presionarle para que Amber Heard no saliera en 'Aquaman'