¿Te gustan así de largas?

Los 161 minutos de 'El Hobbit: La desolación de Smaug' y los 138 de '12 años de esclavitud' nos recuerdan que el final del año es época de películas largas. ¿Pero está cambiando esa percepción de prestigio en Hollywood?

Por
13 de diciembre de 2013

“La duración de una película debe ser proporcional a la resistencia de la vejiga humana” es una de las frases más recordadas de Alfred Hitchcock. Sobre todo en esos casos en los que has entrado en la sala de cine sin tener la precaución de pasar primero por el baño y estás viendo lo último de Peter Jackson. Pero no te preocupes, con sus 161 minutos de duración, El Hobbit: La desolación de Smaug es la película más corta de la Tierra Media hasta el momento. Y, aunque en la sala de al lado las butacas aguanten a los mismos espectadores durante los 134 minutos de 12 años de esclavitud, no empieces a inquietarte pensando en las maratonianas jornadas que te esperan si quieres ponerte al día de cara a los Oscar: todo parece indicar que las películas con más potencial “premiable” de este año han hecho el esfuerzo de ajustar su duración a vejigas tamaño mediano en vez de maxi o simplemente pensando en gente a la que además de ir al cine le gusta ver a su familia.

Hace poco más de un mes, en Vulture empezaron a congratularse ante la perspectiva de una pretemporada de Oscar con películas no excesivamente largas; es decir, de aproximadamente 130 minutos para abajo. Con posibles candidatas tan abarcables como la mencionada 12 años de esclavitud y Capitán Phillips con sus 134 minutos (hey, más duraba Los Vengadores y bien que la tragaste sin rechistar), Al encuentro de Mr. Banks con 125 min., Agosto con 121 min., Her con 120 min. y alegrías que casi parecen cortometrajes como A propósito de Llewyn Davis (105 min.) y Gravity (¡91 min.!), todo parecía encarrilado y lejos quedaban locuras de años anteriores como Django desencadenado (165 min.), Los miserables (158 min.), La noche más oscura (157 min.), Lincoln (150 min.), Criadas y señoras (146 min.), War Horse (146 min.) o El árbol de la vida (139 min.), por nombrar sólo algunas de las que recordaban. Incluso hicieron gráficos muy explicativos que te animamos a consultar. Quizás el más significativo fuera éste, donde quedaba clara la evolución en la duración media de los títulos candidatos al Oscar de Mejor película:

Oscar 2014

El problema es que los datos manejados no eran definitivos. No sólo porque obviamente todavía no conozcamos con exactitud los filmes que la Academia de Hollywood tendrá a bien nominar, sino porque los gráficos se elaboraron sin conocer el corte final de La gran estafa americana (American Hustle) (finalmente 138 minutos; bueno, lo tenemos controlado: 2 horas y 20 minutos es el límite, cuando la cosa empieza a volverse incómoda y ese último sorbo de Coca-Cola Zero parece todavía peor idea) y bajo la premisa de que El lobo de Wall Street duraría 165 minutos. Pero finalmente Martin Scorsese cumplió al dedillo la indicación de los productores de Paramount de reducir su corte inicial de 4 a 3 horas… y (recortes de escenas sexuales incluidos) ha ajustado la duración a 179 minutejos de nada: la película más larga de su filmografía.

Scorsese y Schoonmaker está fuera de toda duda y seguro que logran convencernos de que la vida de Jordan Belfort necesita tanto tiempo para contarse como un vuelo Madrid-Berlín, pero lo realmente preocupante es cómo los académicos tienden a igualar Duración con dos de sus categorías favoritas: Seriedad e Importancia. En una época en la que los blockbusters estivales también se suben a la parra (¿de verdad necesitaba El hombre de acero 143 minutos? ¿El llanero solitario 149 min.?), la tradicional querencia de los exhibidores hacia películas más cortas que permitieran realizar más pases diarios y así rentabilizar el producto parece ir perdiendo peso. Vale, las tres películas más taquilleras de todos los tiempos suman entre sí la friolera de casi 500 minutos, pero eso no quiere decir que la dilatación narrativa siempre sea lo más recomendable para cualquier tipo de historia.

Duración de autor

Nymphomaniac

Fuera del imperio de Hollywood, otras duraciones menos estandarizadas para mantenernos amarrados a las butacas son posibles. Los 179 minutos de la última Palma de Oro de Cannes, La vida de Adèle, son un buen ejemplo. Y en las próximas semanas tendrás ocasión de probar más: aunque las 4 horas del montaje comercial de Nymphomaniac, de Lars Von Trier, serán estrenadas divididas en dos partes de 2 horas cada una (frente a la versión preferida por el danés, de 5 horas y media), la última película de Claude Lanzmann sobre los campos de concentración nazis, El último de los injustos, se estrenará el 10 de enero con todos sus 218 minutos. Poca cosa, en cualquier caso, para el director de la monumental Shoah (9 horas y media).

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.

Un Leonardo DiCaprio para cada día de la semana

¿Qué día es hoy? Con saber la expresión de Leonardo DiCaprio que le corresponde no necesitas saber nada más.

Julie Andrews rechazó un papel en ‘El lobo de Wall Street’ porque estaba “muy drogada”

Scorsese quiso que la actriz de 'Sonrisas y lágrimas' fuera tía Emma, pero ella tuvo que rechazar el papel por culpa de unos analgésicos nivel Jordan Belfort.

Tom Holland celebra que Spider-Man se queda en Marvel con un discurso de ‘El lobo de Wall Street’

El intérprete de Peter Parker tiene tal entusiasmo encima que no ha podido evitar expresarlo a través de una elocuente publicación de Instagram.

Piden ayuda a DiCaprio y Scorsese para salvar al chimpancé de ‘El lobo de Wall Street’

Chance, el simio que acompañaba a Leonardo DiCaprio en el filme de Scorsese, estaría sufriendo maltrato, según ha informado PETA.