¿Te gusta ‘Pure’? Aquí va un top de películas sobre obsesiones sexuales

Pure es una serie de Filmin sobre un personaje con TOC Puramente Obsesivo, y si se te queda corta aquí van ocho películas con más obsesiones sexuales

Por
19 de abril de 2020

Pure está basada en el libro autobiográfico de Rose Cartwright y describir el TOC Puramente Obsesivo o Pure O es tan complejo que mejor se lo dejamos a Rose:

“A los cinco años, trepaba por las paredes, aterrorizado de que el conflicto bosnio viniera a por mi familia. En la preadolescencia temía que ocurrieran “cosas malas” si contaba incluso la más pequeña mentira piadosa. A los 15 años comencé a tener horribles pensamientos no deseados sobre el abuso infantil, un tema común del TOC. Al final de mi adolescencia me envolvieron las imágenes sexuales que ven en Pure. A los 25 años me autolesionaba y me suicidaba. ¿Qué causa el TOC? No lo sabemos.”

Así cuenta esta escritora y guionista en una columna de The Guardian de qué va su enfermedad y cómo, enfrentarse a ella y también comprenderla, ha sido el viaje de toda su vida, siendo Pure (primero la novela y luego la serie) el último paso. 

¿No os ha pasado nunca eso de estar en una reunión importante o en una entrevista de trabajo y sin previo aviso tener pensamientos inconfesables fantaseando con situaciones extremadamente violentas tipo… Qué pasaría si ahora mismo me bajara los pantalones delante de estos tipos? Si os ha pasado lo más seguro es que haya sido un pensamiento fugaz de un segundo, una especie de abrupto mental… Pero ¿os imagináis que esos pensamientos persisten, que no se os quitan de la cabeza e incluso empeoran hasta el punto de impediros tener una relación sana con los demás y con el mundo? 

Eso es Pure y esos son los problemas a los que se enfrenta su protagonista, el alter ego de Cartwright, que por cierto está interpretada por una fascinante Charly Clive. Marnie, que así se llama, huye de su pequeño pueblo en Escocia y se va a Londres donde intenta construirse una nueva vida. La ciudad funciona como el mejor lugar posible para enfrentarse a su trastorno mental ya que ¿a quién le importa quién seas o lo que te pase? 

Pure es una comedia dramática tremendamente sincera, una especie de milagro con capítulos de 35 minutos que termina por convertirse en una experiencia demoledora y al mismo tiempo, hilarante. 

Es posible que cuando la empieces te la tragues de un tirón y te quedes huérfano, si te apetece seguir tirando del hilo de las obsesiones sexuales te proponemos ocho películas sobre el tema que también puedes disfrutar en varias plataformas de VOD. 

BLACK SNAKE MOAN  de Craig Brewer

El director de la película que contiene la mejor interpretación de Eddie Murphy en 40 años, me estoy refiriendo a Yo soy Dolemite hizo hace 14 una película injustamente infravalorada (o desconocida), Black Snake Moan. Una película muy poco familiar donde un sudoroso Samuel L. Jackson interpreta a un viejo bluesman llamado Lazarus que un día rescata a Rae, una exuberante y también sudorosa Christina Ricci, cuando yace medio muerta en la carretera. Rae es una adicta al sexo con muy mala fama y Lazarus decide secuestrarla para curarla y lo primero que hace es atarla con una cadena a un radiador. 

Aquí las obsesiones son dos: el insaciable apetito sexual de Rae que viene precedido por un terrible trauma infantil y la a veces inverosímil obsesión de Lazarus con conseguir la redención de la chica. Una película de gente miserable con una gran carga sensual, más que sexual, que hará que suba la temperatura de tu salón en cuestión de minutos. 

Se puede ver en Rakuten.

DON JON de Joseph Gordon-Levitt

Joseph Gordon-Levitt debutó como director con esta preciosa película que funciona como reflexión de lo que somos a través de un simpático cachas que es adicto al sexo pero no de cualquier forma… Todos los días se acuesta con mujeres distintas y bellísimas pero acaba por recurrir siempre a la pornografía para satisfacer su instinto. Un día y gracias a dos mujeres completamente distintas, una llamada Barbara e interpretada por Scarlett Johansson y otra que se llama Esther y que tiene el rostro de Julianne Moore, aprende una gran lección sobre el amor y el sexo. 

Aquí la obsesión es vivir todo lo que está relacionado con el deseo sexual a través de la pornografía. Incluso instantes después de acostarse con sus conquistas Jon Martello necesita sentarse delante de la pantalla de su ordenador y deleitarse con una buena dosis de pornografía. La reflexión es, claro, cómo la deshumanización a la que estamos todos expuestos nos ha convertido en incapacitados socialmente y en muchos casos con problemas para intimar. 

Se puede ver en Filmin. 

LA PIANISTA de Michael Haneke

 

Si pretendes tener un plan sexy con tu pareja no veas esta película antes. No busques el morbo en ella, no es sensual, ni erótica, es, en todo caso, perturbadora, violenta y muy triste. La historia de una profesora de piano que vive con su madre y que oculta una personalidad de una pervertida vertiente sexual. Isabelle Huppert, que es probablemente la actriz a la que menos le importa exponerse del planeta, hace de esta pianista que comienza un juego de sexo macabro con uno de sus alumnos. 

Aquí la obsesión es el sexo como instrumento de dolor y placer, la perversión sexual colocado en la línea más cruda posible. Haneke, claro, lo primero que quiere hacer con el espectador es perturbarle, enfadarle, dejarle en shock, pero una vez superadas estas trampas de un director tan desesperado por forzar la herida tenemos una película que viene a decirnos como todo en el amor no tiene por qué ser bello. 

Se puede ver en Atres Player.

INSTINTO BÁSICO de Paul Verhoeven

La carrera de Paul Verhoeven, quizá uno de los tipos más cachondos, audaces y divertidos del cine reciente está llena de obsesiones sexuales. Desde el cruce de piernas de Sharon Stone hasta la alienígena de tres tetas de Desafío Total. En Instinto básico el agente Nick Curran recibe el encargo de vigilar a Catherine Tramell, una escritora de novelas de intrigas que es sospechosa del asesinato de un antiguo cantante de rock. A Nick lo interpreta Michael Douglas y a Catherine, Sharon Stone. Tras hacer la película nació el bulo de que Douglas había entrado en un centro para curarse de una adicción sexual, pero nunca fue así, de lo que se tuvo que curar fue de una fuerte adicción al alcohol y a las drogas, que, eso sí, conllevaba ciertos ciclones de excesos donde el sexo siempre estaba presente. 

Aquí la obsesión es la del personaje de Catherine, una psicópata sexual a la que le pone matar a su pareja sexual justo en el clímax. Y siempre con un punzón.

Se puede ver en Rakuten TV.

SECRETARY de Steven Shainberg

La mejor película de Shainberg es Secretary, y lo es porque es una obsesión personal desde que en sus años de la escuela de cine decidió adaptar un relato de Mary Gaitskill a un corto e 22 minutos. Este corto se titulaba Secretary y mucha gente en Hollywood lo quiso convertir en película, sin embargo Steven Shainberg siempre los frenó, su película no iba sobre alguien que superaba el problema sino sobre alguien que lo aceptaba descubría una manera hermosa de aceptarlo. 

Aquí la obsesión es el dolor, pero no el dolor para sufrir sino el dolor por el placer. Lee Holloway (una maravillosa Maggie Gyllenhaal) acaba de salir de una institución psiquiátrica por autolesionarse. Empieza a trabajar con un abogado con el que descubre una manera nueva de enfrentarse a sus obsesiones y asumir su persecución del dolor a través del placer sexual del masoquismo. 

Se puede ver en PrimeVideo

NYMPHOMANIAC de Lars Von Trier

Comienza con un tono de cuento… Erase una vez en una fría noche invernal, un viejo solterón encuentra en un callejón a una joven herida e inconsciente, cuando la recoge y la cuida siente curiosidad por su historia así que escucha atentamente el relato que ella hace de su vida… Con esta película dividida en dos volúmenes Lars Von Trier hace una reflexión filosófica sobre los límites de la sexualidad. 

Aquí la obsesión por el sexo es la de padecer deseo sexual hiperactivo, o sea, ninfomanía. Su protagonista, interpretada en su versión adulta por Charlotte Gainsbourg, recorre una vida repleta de relaciones perturbadoras que el director se toma la licencia de relacionarlas con Bach, con la pesca o con la polifonía medieval. 

Se puede ver en Filmin 

ENTRE LAS PIERNAS de Manuel Gómez Pereira

Un thriller erótico excelente donde Javier Bardem y Victoria Abril están absolutamente arrebatadores. Su argumento es directo y funciona como un reloj: dos adictos al sexo se conocen, follan y al día siguiente aparece algo en el maletero del coche de él que les complicará la vida a los dos. 

Aquí la obsesión es también la del deseo sexual hipertactivo o adicción al sexo con el que tanto el personaje de Bardem como el de Abril cargan a sus espaldas mientras sus vidas se van arruinando paulatinamente hasta estar inmerso en una historia criminal. 

Se puede ver en FlixOlé

SHAME de Steve McQueen

La mejor película sobre los problemas sexuales la dirigió Steve McQueen en el 2011. La auténtica pesadilla de un joven neoyorquino con el rostro de Michael Fassbender que se pasa el día entre revistas pornográficas, viendo a prostitutas y manteniendo relaciones esporádicas con solteras en Manhattan. La forma en la que McQueen aguanta los silencios y sigue a su protagonista es sobrecogedora. 

Aquí la obsesión es la adicción al sexo pero lo realmente oscuro de la película aparece, aunque nunca se muestra ni se verbaliza, cuando la hermana menor del protagonista, Sissy, se presenta sin previo aviso en el apartamento con la intención de quedarse unos días. Ahí comienza el verdadero descenso a los infiernos el pobre Brandon (así se llama el personaje protagonista). 

De momento no está disponible en ninguna plataforma de VOD. 

¿Qué veo esta semana?: recomendaciones de series y películas de Netflix a Amazon Prime Video

De lo nuevo de Cate Blanchett a la serie española rodada en pleno confinamiento, disfruta de lo mejor de la semana en las plataformas.

La historia detrás de un empeño: estrenar ‘Under the Skin’ en España

Ciencia ficción, terror y Scarlett Johansson... ¿no debería haber sido suficiente para estrenar esta película en 2014?

¿Qué veo esta semana?: recomendaciones de series y películas de Netflix a HBO

El mes de julio recibe con los brazos abiertos los nuevos contenidos de las plataformas.

Enganchad()s: adictos al sexo en el cine

No son seductores, ni lolitas, ni mujeres fatales. Estos personajes están bien jodidos –con perdón–, aunque no tanto como les gustaría.