Tarantino demanda al creador de ‘True Blood’

El director de 'Kill Bill' y Alan Ball, inmersos en una disputa legal a cuenta de unos... guacamayos. Por CINEMANÍA

14 de marzo de 2011

Atención, fans de Quentin Tarantino, vuestro héroe tiene un serio problema. El cineasta de la gran mandíbula se haya inmerso actualmente en una demanda judicial contra Alan Ball, creador de las seriez True Blood y A dos metros bajo tierra, además de guionista de American Beauty. ¿Cuál es la razón de la hostilidad entre ambos talentos de Hollywood? ¿Será una idea robada? ¿Una muestra más del carácter impulsivo de Quentin, tal vez? Pues no.

La razón de la demanda son los pájaros tropicales que Ball y su novio Peter Macdissi, vecinos de Tarantino, conservan en su domicilio como mascotas. Al parecer, la escandalera que montan las aves (especialmente los guacamayos) ha podido con los frágiles nervios del autor de Pulp Fiction, cuyos abogados han emprendido acciones. El texto de la demanda (sospechamos, dado su estilo, que escrito por el demandante) afirma que Tarantino “es incapaz de hallar la paz en su propia casa”, dados los “alaridos y chillidos infernales” emitidos por los guacamayos de su colega “a intervalos regulares durante siete u ocho horas, todos los días” desde hace dos años. Para colmo de males, prosigue el texto, los susodichos chillidos “suenan tan prehistóricos que hielan la sangre” y se parecen a “los emitidos por un pterodáctilo.

“Uno podría suponer que, como guionista, el Sr. Ball entendería la necesidad de paz y silencio que conlleva este trabajo”, remacha el texto, “pero estaría equivocado”.

Más allá de lo hilarante que resulte la imagen de dos ganadores del Oscar al Mejor Guión Original enfrentados en una cuestión de esta índole, pensemos en esto: Tarantino es tan conocido por su hiperactividad como por lo difícil que le resulta concentrarse en un proyecto, así que cada “alarido prehistórico” puede suponer un retraso en la prometida secuela de Kill Bill, o de ese homenaje al spaghetti western que, se comenta, prepara. Así las cosas, no nos extrañe si un fan acérrimo (o el propio cineasta) acaba montando un ‘Reservoir Guacamayos’ con esas aves tan pesadas…

‘Érase una vez en Hollywood’ podría convertirse en serie (alguna vez)

Brad Pitt confirma que Tarantino ha barajado la posibilidad de transformar su última película en una miniserie para Netflix añadiendo el metraje que ha quedado fuera.

‘Érase una vez en Hollywood’: Lo que Tarantino no te ha contado de la ‘familia Manson’

Desde los contactos del gurú con el mundo del rock a sus teorías apocalípticas: estos son los datos sobre el gurú que ha omitido el filme.

¿Qué significa la escena postcréditos de ‘Érase una vez en Hollywood’?

Tarantino hace un homenaje a todos sus títulos anteriores a través de una reconocida referencia.

Solo Brad Pitt sabe lo que pasó con la mujer de Cliff Booth en ‘Érase una vez en Hollywood’

Quentin Tarantino deja toda la ambigüedad que da un corte de plano al destino del personaje, pero el actor asegura que sabe de verdad lo que ocurrió.