Sustos, posesiones y cintas de vídeo: los mejores momentos de la saga ‘Paranormal Activity’

Todo lo que han dado de sí las grabaciones caseras de la saga más rentable del terror actual.

Por
20 de junio de 2019

ETIQUETAS:

  • Aunque la saga Paranormal Activity –una de las más rentabilísimas del género de terror y responsable de la moda del found footage que durante una década nos asoló– lleva una temporada en silencio, agazapada tras los recaudaciones relativamente flojas de sus últimas entregas, la espera de la próxima secuela parece una buena ocasión para revisar las anteriores películas.

    Estamos ante una franquicia de terror que, en contra de la popularidad demostrada con un continuado éxito en taquilla (potenciando la rentabilidad de sus exiguos presupuestos), normalmente se ve desdeñada con indulgencia por la crítica (no toda, afortunadamente, ya que hay voces como David Bordwell que sí proponen aproximaciones formalistas más reflexivas e interesantes).

    Pese a todo, este puñado de momentos seleccionados de las cuatro películas anteriores demuestran cómo Paranormal Activity es capaz de reinventarse a sí misma y, con muy pocos elementos pero una buena cantidad de talento prestidigitador, conseguir que sintamos pánico viendo simples vídeos de vigilancia de habitaciones vacías.

    Mientras duermes

    Paranormal Activity

    Película: Paranormal Activity (Oren Peli, 2007).

    Después de unos pocos sustos convencionales de poca intensidad (susurros, puertas cerrándose solas, lámparas moviéndose), la película de Oren Peli empieza a ponerse interesante y dar auténticos escalofríos durante la decimoquinta noche que graba Micah con una cámara sobre un trípode dentro del dormitorio. Esto nos permite ver cómo su novia Katie se levanta en plena madrugada y se queda de pie mirando hacia la cama durante dos horas (que pasan a cámara rápida). Una imagen mucho más aterradora que la ouija en llamas o las sábanas flotantes.

     

    Desorden paranormal

    Película: Paranormal Activity 2 (Tod Williams, 2010).

    Hemos visto muchas veces cuánto le gusta a las apariciones y entidades paranormales trastear con la vajilla y utensilios de cocina, pero el efecto de este repentino momento de apertura automática de estantes y cajones (un efecto especial artesano siempre muy resultón) no lo supera ni la visión nocturna del final. Lo más irritante de tener demonios en casa es luego andar recogiendo todo el rato allá por donde pasan.

     

    Bajo las sábanas

    Pélicula: Paranormal Activity 3 (Henry Joost & Ariel Schulman, 2011).

    La llegada de Joost y Schulman (autores de Catfish) insufló nuevos aires y juguetones desafíos técnicos a la saga. En su entrega flashback, ambientada a finales de los 80 para contar la infancia de Katie y Kristi, hay terreno para nuevas apariciones demoniacas, más sustos con textura VHS y puestas en escena enrevesadas. El mayor hallazgo es la cámara de paneos automáticos y cómo capta el avance de esa sábana que parece tener una idea muy tradicional de cómo es un fantasma.

     

    Al final de la escalera

    Paranormal Activity 3

    Película: Paranormal Activity 3 (Henry Joost & Ariel Schulman, 2011).

    La levitación, los cuerpos flotantes e incluso arrastrados por el suelo son un tema recurrente en las películas de Paranormal Activity. Después de haber visto bebés por los aires y un tirón de pelo paranormal, la aportación más espeluznante es la aparición de Julie parada en lo alto de las escaleras durante el tremendo clímax de la tercera parte (el mejor de la saga). No es hasta que se acerca la cámara cargada por su marido que nos damos cuenta de que, en realidad, está levitando.

     

    El Kinect de tus pesadillas

    Paranormal Activity 4

    Película: Paranormal Activity 4 (Henry Joost & Ariel Schulman, 2012).

    Pese a tratarse de una entrega más convencional, la cuarta parte (y primera secuela de la película original) tenía aportaciones novedosas como ver a la protagonista Kathryn Newton hablando directamente a la cámara de su ordenador portatil y amoldándose así al arquetipo de scream queen. La más resultona fue la incorporación a la, ya por lo habitual perturbadora, visión nocturna los puntitos del Kinect como lienzo detector de fantasmas y creador de imágenes de mal rollo en general.

     

    Exorciza como puedas

    Película: Paranormal Activity: Dimensión fantasma (Gregory Plotkin, 2015)

    El debut en la dirección del montador habitual de la saga retomó la línea narrativa de Paranormal Activity 4 con muchas menos ideas que cambios de plano. Al menos, su final desatadísimo sirve para exponer con visión nocturna y despendole de efectos visuales domésticos todo lo que puede salir mal en un exorcismo hecho deprisa y corriendo.

    Hoy es la mejor noche para grabar fenónemos paranormales en tu casa

    ¡Cuidado con los poltergeists! Celebramos la primera noche de 'Paranormal Activity'.

    ‘Paranormal Activity’ tendrá séptima entrega

    Jason Blum prepara la resurrección de la saga que le convirtió en rey del terror 'low cost' y casero.

    5 películas para entender el éxito de Blumhouse

    Si nunca has oído hablar de Jason Blum y su sellos Blumhouse, aquí van varios títulos para entender por qué es el nombre estrella del terror