Stephen Sondheim y el cine: de ‘West Side Story’ a ‘Joker’

El compositor vivo más aclamado de Broadway (y de fuera de Broadway) ha tenido siempre un pie dentro de la pantalla, con o sin Meryl Streep de por medio.

Por
27 de abril de 2020

¿Uno de los mejores compositores de la historia de Broadway? Pues sí, pero algunos preferirán dejarlo en “uno de los mejores compositores de la historia”. Con su longevidad casi legendaria (y que le dure), Stephen Sondheim se ha llevado una felicitación de cumpleaños monumental a cargo de esa Meryl Streep copichuela en mano, y recibirá un homenaje de excepción por sus 90 años. Take Me to the World, se llamará el evento, y consistirá en un concierto virtual con Streep, Lin-Manuel Miranda, Jake Gyllenhaal Kristin Chenoweth, entre muchos otros, rindiéndole tributo.

Así pues, y para no ser menos, hemos desenterrado nuestros conocimientos sobre los musicales (cinematográficos o no) para este tributo sondheimiano en el que hay muchas canciones, pero también anécdotas divertidas (e inquietantes) y una aparición final de cierto guest performer llegado del Universo DC. Afina los oídos, porque vas a escuchar auténticas maravillas.

America (West Side Story, 1961)

Stephen Sondheim era un novato veinteañero en 1956, cuando los productores de este musical le ofrecieron trabajar como letrista para las composiciones de Leonard Bernstein. Y, aunque nunca ha estado satisfecho de su trabajo junto al maestro, la colaboración entre ambos dio frutos tan maravillosos como este número de aires latinos. En la película de Robert Wise, America se convirtió en un momento aún más inolvidable gracias a esa tremenda coreografía con unos George Chakiris Rita Moreno al rojo vivo. Y no olvidemos la versión rockera de The Nice, que (si bien detestada por los autores del original) es pura tralla psicodélica: a ver si la adaptación que prepara Steven Spielberg está a la altura.

Comedy Tonight (Golfus de Roma, 1966)

Si bien este musical, en el que Sondheim adaptaba la comedia Miles gloriosus de Plauto, logró un éxito clamoroso en Broadway, su versión cinematográfica no tuvo ni de lejos la misma repercusión que West Side Story. Eso no quiere decir que no goce de virtudes, ojo: la dirección de Richard Lester (¡Qué noche la de aquel día!), la interpretación de Zero Mostel (un formidable actor cuya carrera había sido truncada por la caza de brujas) y los cameos de Buster Keaton son algunas de ellas. Además, claro, de canciones tan bonitas como este número de presentación: “La tragedia, para mañana: ¡esta noche, comedia!” es un buen lema para vivir, qué duda cabe.

El fin de Sheila (1973)

Por raro que pueda parecer, el primer y único guion original de Sondheim para el cine no fue un musical, sino un thriller… escrito junto a Anthony Perkins, para colmo. La película (con Ian McShane, James Coburn y Raquel Welch en el reparto) pasó sin pena ni gloria, pero demuestra la gran pasión de nuestro hombre al margen de las partituras: los acertijos y los juegos de salón. Hasta tal punto es así que un rumor (mil veces desmentido, pero persistente) asegura que Sondheim fue la inspiración para el personaje interpretado por Laurence Olivier en La huella. ¿A que da mal rollo?

A Weekend in the Country (Pequeña música nocturna, 1977)

El tema más famoso de este musical, una de las cumbres creativas de Sondheim, saldrá en este reportaje… pero no adelantemos acontecimientos. Baste decir, por ahora, que su adaptación al cine tuvo mucho menos éxito del esperable en un filme protagonizado por Elizabeth Taylor Diana Rigg. Y también que es la obra más cinéfila del compositor, puesto que le pone canciones a Sonrisas de una noche de verano, uno de los primeros éxitos de Ingmar Bergman. Por desgracia, no hemos encontrado declaraciones del genio sueco acerca del musical ni acerca del filme, pero nos imaginamos que estas habrían sido vitriólicas en grado sumo.

Goodbye (For Now) (Rojos, 1981)

Una vez más, podemos decir que los contactos de Sondheim con el cine han sido peculiares cuanto menos. Porque, ¿alguien se esperaba encontrárselo en los créditos del magnum opus comunista de Warren Beatty sobre la Revolución Rusa? Pues sí: el compositor escribió esta canción para el filme y, aunque no se llevó una nominación al Oscar (Rojos tuvo 12, de las que ganó tres), sí tuvo el gusto de verla convertirse en un estándar de la canción melódica interpretada por Barbra Streisand, entre otras.

Sooner or Later (I Always Get My Man) (Dick Tracy, 1990)

Menudo choque de trenes, oiga: nada menos que Sondheim, Madonna y Warren Beatty, juntos y revueltos en una película cuyo rodaje fue, según todas las fuentes, de pesadilla. Nueve años después de Rojos, el hermano de Shirley MacLaine le encargó a nuestro músico cinco canciones al estilo del cine negro para Suspiros Mahoney, la femme fatale interpretada por ‘Madge’. Si bien Dick Tracy tuvo unas críticas nefastas, fue un éxito financiero y le proporcionó a Sondheim su único Oscar, recogido después de que la ‘Ambición Rubia’ presentase esta canción con un outfit cuya apreciación dejamos en manos del respetable.

I Feel Pretty (Ejecutivo agresivo, 2003)

Lo que son las cosas: un año después de que Robert De Niro se marcase un popurrí de temas de West Side Story en Una terapia peligrosa: Recaída total, dos monstruos como Adam Sandler Jack Nicholson hicieron lo propio con uno de los números estrella de ese musical en esta comedia sobre psicoterapia y arrebatos de cólera. Si bien Sandler se lleva la palma con un falsete que habría hecho las delicias de Natalie Wood, no podemos menos que alabar la réplica de Nicholson con ese “lalalalalá”. 

My Friends (Sweeney Todd, 2007)

Considerada como uno de los mayores logros de Sondheim (si no como su obra maestra definitiva) ha tenido muchos repartos gloriosos en Broadway, varios de ellos registrados en las grabaciones de rigor. Pero, para bien o para mal, la más conocida de todas es la adaptación al cine de Tim Burton, con guion de John Logan (Penny Dreadful). Y, si bien los talentos vocales de Johnny Depp Helena Bonham Carter difícilmente están a la altura de los de George Hearn, Angela Lansbury u otros que han interpretado al barbero asesino y su secuaz sobre las tablas, justo es reconocer que el actor se salió interpretando la canción más siniestra del musical.

I’m Still Here (Glee, serie, 2009-2015)

Stephen Sondheim lleva más años fuera del armario que dentro y muchas de sus composiciones son himnos para el colectivo LGBT: ¿somos nosotros, o Ryan Murphy y él estaban hechos el uno para el otro? Pues sí. La serie musical del autor de American Horror Story contó con sus temas desde la primera temporada, y la apoteosis llegó con Bash (T5E15), en la que sonaron cuatro de ellos. Incluyendo esta canción de Follies (1971), un musical que podría llegar al cine en breve dirigido por Rob Marshall y con Meryl Streep de protagonista: seguro que Kurt es el primero en la cola para comprarse las entradas.

Last Midnight (Into The Woods, 2014)

Streep y Marshall se reunirán para adaptar Follies, pero ya tuvieron su ‘momento Sondheim’ con este musical, una parodia irónica de los cuentos de hadas clásicos que puso de moda a las brujas en Broadway mucho antes de Wicked. La producción de la película provocó (dicen) que el compositor tuviese sus más y sus menos con Disney, pero al menos logró un raro prodigio: conseguir que la actriz de Los puentes de Madison se aviniera a interpretar a una bruja malvada. “Después de cumplir los 40, no me ofrecían papeles de aventureras, o de enamoradas, de heroínas o de monstruos: me ofrecían hacer de bruja porque decían que me he hecho vieja”, declaró la actriz.

Send in the Clowns (Joker, 2019)

Antes hemos dicho que la canción más aclamada de Pequeña música nocturna iba a salir aquí, ¿verdad? Pues ya la tenemos, acompañando al Joaquin Phoenix oscarizado mientras se prepara para convertirse en el terror de Gotham City. Si bien esta balada de mucho llorar no transmite buen rollo que digamos, nos cuesta creer que Stephen Sondheim pensara en el Príncipe Payaso del Crimen cuando la escribió… o tal vez sí, quién sabe. Por lo pronto, sabemos que a Batman también le da por cantar cuando la situación lo requiere, así que si alguien se decide a componer un musical sobre Joker y el Caballero Oscuro, tendrá nuestro voto a favor. Sí y solo sí, que quede claro, si las canciones le salen tan bien como las de Sondheim.

Meryl Streep canta y se emborracha con sus amigas

Streep se ha preparado un cocktail y ha bebido whisky a morro al son de 'The Ladies Who Lunch' en el homenaje al compositor de Broadway Stephen Sondheim.

El activismo del Joker: Joaquin Phoenix producirá un documental contra la explotación animal

Durante la carrera de premios que se saldó con un Oscar a Mejor actor, el intérprete lanzó sus reivindicaciones siempre que tuvo oportunidad.

Joaquin Phoenix rescata a una vaca y su cría del matadero

El oscarizado actor, vegano y activista, ha asegurado que seguirá luchando 'por la libertad de todos los animales que sufren estos sistemas opresivos'.

‘C’mon C’mon’, la nueva película de Joaquin Phoenix tras ganar su Oscar por ‘Joker’

¿Conseguirá este papel que el norteamericano repita una vez más una de sus excelsas actuaciones?