Stephen King y el reino de las miniseries

¿Payasos asesinos? ¿Casas encantadas? ¿Pequeños monstruos que devoran el tiempo? Si recuerdas eso es posible que hace mucho tiempo te acercaras a esta estantería del videoclub.

Por
22 de enero de 2016

ETIQUETAS:

  • Si durante los años 80 y 90 solías pasar horas en los videoclubes, es muy probable que el reciente estreno de 11/22/63 te haya traído a la memoria aquellas adaptaciones de Stephen King que duraban horas y horas y con las que uno podía tirarse días frente al televisor. Y es que la popularidad de esos productos –la mayoría producciones de la cadena ABC– en aquella época, fue tal que las miniseries de King pasaron a ser un género propio que muchas veces se reconocía de lejos gracias a que casi siempre se editaban en unas enormes cajas con dos VHS. Como de las películas que han generado sus libros ya se habló en su día, ha llegado el momento de recordar algunos de aquellos éxitos de alquiler que la crítica prefirió ignorar.

     

    IT (ESO) (1990)

    It

    La primera de las series de nuestro repaso llagaría a finales de 1990 y tuvo una duración de 187 minutos divididos en dos capítulos. En ella, un grupo de amigos se reunía de nuevo (una de las premisas clásicas de King) para derrotar a un extraño payaso que muchos años atrás les había aterrorizado. La historia estaba protagonizada por actores como John Ritter, Annette O’Toole, Richard Thomas, Harry Anderson o por supuesto, Tim Curry, que, en una de sus interpretaciones más conocidas, dio vida al payaso Pennywise. Al frente del proyecto se situó a Tommy Lee Wallace, aquel compañero de colegio con el que John Carpenter devoraba cómics y películas de ciencia ficción y que aquí firmaba uno de los mejores trabajos de toda su carrera.

    La miniserie ha terminado por ser una de las más conocidas y sirvió para que en el primero de los dos capítulos, Wallace firmara uno de los mejores trabajos de toda su carrera –mucho ojo a su estructura–, pero, lamentablemente, tras un segundo episodio más irregular,  la miniserie acababa con un efecto especial que el propio King puso a parir y que sacaba de la ficción hasta al espectador más a favor de obra. Crucemos los dedos para que ese error no se repita en la versión cinematográfica que dirigirá Andrés Muschetti (Mamá).

    GOLDEN YEARS (1991)

    Golden Years

    Se trató de un caso muy raro de trabajo para televisión, que además para nosotros fue todavía más extraño al tardar muchos años en llegar a España. De hecho, es más normal haber descubierto esta serie en una de esas colecciones de películas de King por fascículos que en las propias estanterías de los videoclubes.

    Golden Years fue un proyecto que King creó directamente para la televisión. En él, una explosión en unos laboratorios químicos afectaba al portero de estos, haciéndole ir rejuveneciendo. El propio escritor fue uno de los productores de la serie y llegó a firmar los guiones de los seis primeros capítulos. La cadena CBS decidió cancelarla sin darle un final, de modo que cuando se editó en vídeo doméstico, se modificaron los últimos minutos del octavo capitulo para que pareciera que existía un desenlace más satisfactorio. Todo lo que consiguieron fue guarrear una historia que había sido interesante.

    Desgraciadamente, ese corte de vídeo es el que único que nosotros conocimos muchos años más tarde, cuando Golden Years se editó en las cuatro cintas de vídeo que llegaron a nuestro mercado y que editó Manga Video.

    LOS TOMMYKNOCKERS (1993)

    Los Tommyknockers

    En mayo de 1993, la cadena ABC emitió la que se iba a convertirse en una de las miniseries de Stephen King más conocidas. En Los Tommyknockers, el guionista Lawrence D. Cohen volvió a adaptar al escritor tras haberlo hecho en el Carrie de Brian de Palma y en It, para contar la historia de un pueblo en el que todos sus habitantes van desarrollando extrañas habilidades a causa de la presencia de una nave extraterrestre.

    A lo largo de sus 181 minutos, la miniserie mantenía la premisa de una novela que realmente hablaba del alcoholismo y su relación con la escritura –otro tema habitual en King–, y aunque nunca resultó tan inquietante como el libro en que se basaba, alcanzó gran difusión en vídeo doméstico. Seguro que más de uno puede recordar aquel trailer lanzado antes de otras muchas películas de la época, donde se repetía una y otra vez aquello de “Los Tommyknockers llamaron a mi puerta”.

    APOCALIPSIS (1994)

    apocalipsis

    Un año después de Los Tommyknockers, la ABC lanzaba otra miniserie. Esta vez todo iba a ser más grande, ya que de las tres horas de duración se pasaba a los 366 minutos (más de seis horas) y ahora, el propio autor iba a escribir el guion, ya que, no en vano, Apocalipsis era una de sus novelas favoritas.

    Tal era el cuidado que se tuvo con el proyecto que para dirigirla se llamó a Mick Garris, cineasta con el que escritor había tejido una importante amistad desde que el cineasta dirigiera su guion original para la película Sonámbulos y quien iba a convertirse en un fijo en las traslaciones a la televisión del universo de King. La última sería La maldición de Dark Lake, hace tan solo unos años.

    El trabajo de llevar Apocalipsis a la televisión no fue nada sencillo y prueba de ello es que tiempo atrás, George A. Romero y Rospo Wallenberg habían fracasado a la hora de adaptar la novela, pero el dúo formado por King y Garris consiguió resumir, aunque fuera necesitando seis horas, esta mastodóntica historia sobre los últimos supervivientes de la raza humana, creando, de paso, la miniserie de Stephen King por antonomasia, aquella cuya caja doble de VHS cualquiera puede recordar. Si nunca has visto ninguna de estas series, quizá esta sea por la que debas empezar. Hay una adaptación cinematográfica a cargo de Josh Boone (Bajo la misma estrella) anunciada desde hace meses.

    LOS LANGOLIERS (1995)

    Los langoliers

    Con un éxito como Apocalipsis, la ABC no iba a renunciar a repetir formula y en mayo del 95 estrenó Los Langoliers, adaptación de una historia corta incluida en el libro Las cuatro después de la medianoche. La dirección y el guion recayeron en Tom Holland, creador de Noche de miedo, Muñeco diabólico y cineasta que al año siguiente estrenaría otra adaptación de King para la gran pantalla: Thinner.

    Los Langoliers contaba la historia de un grupo de pasajeros que descubre que ha desaparecido la mayor parte de sus compañeros en pleno vuelo. Y aunque la premisa fuera tan estupenda como siempre son las de King, la sensación es que al tener que expandir esa historia hasta las tres horas de duración, la miniserie acababa por agotarse, por mucho que alguien como Tom Holland estuviera al frente.

    Sea como fuere, Los Langoliers dejó para siempre –además de un clásico de videoclub– aquella inquietante secuencia en la que un aeropuerto es devorado… Y no contamos más para no hacerle SPOILERS al que no la haya visto todavía.

     

    EL RESPLANDOR (1996)

    el resplandor

    La ABC descansó en 1996 de su ración anual de Stephen King, pero un año más tarde estrenó una nueva miniserie. El trabajo se las traía, porque la serie era nada más y nada menos que El resplandor, la adaptación televisiva que debería resarcir a King del cabreo que se pilló a raíz de la película de Stanley Kubrick. Y eso que puede admitir que algunas veces sus libros son peores que sus adaptaciones.

    La miniserie constaría de tres capítulos que escribiría el propio autor y cuya dirección recaería en Mick Garris, que además rodaría en el mismo hotel en el que el autor se inspiró escribiendo el libro. Como es de imaginar, tal proyecto fue un “marrón” considerable, ya que sin haberse rodado un solo plano, sus creadores se estaban condenando a ser comparados con una película de mucho más presupuesto que, por si no fuera suficiente, había sido dirigida por Kubrick. Sin embargo, la versión televisiva estuvo muy por encima de lo que muchos esperaban. Hoy es casi unánime la consideración de que la película de 1980 es una obra maestra de Kubrick, pero que tiene poco que ver con la historia original de King; algo de lo que sí se puede disfrutar (y mucho) con la miniserie de 1997.

    LA TORMENTA DEL SIGLO (1999)

    La Tormenta del siglo

    1999 sería el año del reencuentro de King con los espectadores de la ABC. Para ello se estrenó una miniserie de tres capítulos que el autor había escrito sin basarse en ninguna novela anterior; es cierto que existe un libro con la misma historia, pero fue escrito a partir de los guiones de la serie y no al revés. El trabajo de dirigirla recayó sobre Craig R. Baxley, antiguo especialista de cine reconvertido a director que años antes había contribuido al actioner ochenteno con la maravillosa Acción Jackson.

    Para muchos aficionados este pasa por ser uno de los mejores trabajos de King como guionista y de hecho, aquel año, La tormenta del siglo se hizo con el premio Saturn -el Oscar de la Academia de cine fantástico- a la mejor serie de televisión.

     

    ROSE RED (2002)

    rose red

    Aunque las miniseries hayan continuado hasta nuestros días, Rose Red puso el punto y final a la época dorada de la doble cinta de VHS. Se trató de un proyecto que King había escrito directamente para hacerse en cine y que tras varios intentos infructuosos, se convirtió en esta miniserie de 255 minutos dirigida de nuevo por Craig R. Baxley.

    El producto es de gran importancia para los incondicionales del escritor, ya que es el proyecto que empezó a escribir en el hospital mientras se recuperaba del accidente que casi le cuesta la vida y del que dio todo lujo de detalles (fascinantes) en Mientras escribo, su propio manual de escritura.

    La ABC estrenó Rose Red en enero de 2002, y lo hizo envuelta en un gran paraguas de marketing, ya que con anterioridad al estreno se había publicado un libro –El diario de Ellen Rimbauer– en el que se sostenía que era cierto todo lo que sucedía en Rose Red. La popularidad de ese libro (escrito por Ridley Pearson con seudónimo) tras la campaña de marketing, fue tan grande que con él llegó a hacerse una película para televisión que funcionaba como precuela de Rose Red.

    La película fantástica más reciente que ha impresionado a Stephen King

    Y es una producción de bajo presupuesto que protagonizan Imogen Poots y Jesse Eisenberg, premiada en Sitges.

    Abominaciones cósmicas: el cine de H. P. Lovecraft

    Recuperamos filmes inspirados por la obra del autor más primigenio.

    Ryan Murphy, Blumhouse y Netflix están trabajando en una nueva adaptación de Stephen King

    Se trata del relato 'El teléfono del señor Harrigan', aparecido en la antología recientemente publicada con el título 'La sangre manda'.

    ‘Revival’: La nueva adaptación de Stephen King a cargo de Mike Flanagan será “cruel y desoladora”

    El director ya ha adaptado a Su Majestad de Maine en dos películas tan notables como 'El juego de Gerald' y la más reciente 'Doctor Sueño'.