¿Son más largas las películas de los Oscar este año?

De 'El renacido' (156 minutos) a 'Brooklyn' (112 minutos), las principales candidatas de estos Oscar duran una barbaridad. ¿Pero realmente son más largas que las de otros años?

Por
25 de febrero de 2016

Se acerca la noche de los Oscar y a todos nos entran las prisas. ¿Cómo es que todavía no has visto todas las películas nominadas este año? ¿Ni siquiera las candidatas a mejor película? ¡Vamos, tan sólo son ocho largometrajes! Seguro que acostumbras a ver de una tacada más episodios de tu serie favorita. La diferencia es que las películas de los Oscar, por un absurdo espejismo de prestigio bien enraizado en Hollywood, suelen ser largas. Muy largas. Diabólicamente largas. Y eso consigue desanimar a cualquiera que decida plantearse un maratón.

Porque plantearse una sesión doble en cines, posible hoy en día, con El renacido Spotlight puede hacer que tus familiares te metan en el registro de personas desaparecidas. Ni hablemos si encima decides culminarlo con una revisión doméstica de El puente de los espías Mad Max: Furia en la carretera. Mucha cafeína debe correr por tus venas. Ni una sola de las ocho películas nominadas este año baja de los 110 minutos. La más corta, Brooklyn, tiene una duración de 112 minutos, que como todo el mundo con poco tiempo sabe, prácticamente termina contabilizando como un filme de 2 horas. Y de ahí, el resto van hacia arriba.

De más larga a menos, echemos cuentas:

El renacido 156 minutos

Marte (The Martian) — 141 minutos

El puente de los espías — 141 minutos

La gran apuesta — 130 minutos

Spotlight — 129 minutos

Mad Max: Furia en la carretera — 120 minutos

La habitación — 117 minutos

Brooklyn — 112 minutos

Lo que nos arroja una media de 130,75 minutos por película. Aproximadamente, unas 2 horas y 11 minutos. ¿Realmente eres capaz de mantener la atención fija en una sola pantalla durante tanto tiempo?

ralph

Afortunadamente, nos hemos limitado a las ocho nominadas a mejor película, dejando fuera esos otros títulos importantes de estos Oscar 2016 que han conseguido importantes candidaturas de interpretación: Trumbo (124 minutos), Joy (124 minutos), Steve Jobs (122 minutos), La chica danesa (119 minutos), Carol (118 minutos). En cualquier caso, todos andan en torno a la media (¡por debajo!, y eso que todas ya te parecen películas largas).

Pero resolvamos la duda que planteamos en el titular: ¿son más largas las películas de los Oscar este año? La respuesta corta sería que sí: bastante más largas que las del último año, cuando la media por título fue de 114 minutos. Curiosamente, eso sí, la película más larga de este año (El renacido) queda por debajo de la más larga del pasado: Boyhood, con sus 165 minutazos. A pesar de que se podía resumir en cinco:

La respuesta larga requiere más matizaciones, desde luego. Es cierto que los 130 minutos de este año destacan frente a los 114 del pasado, pero sobre todo se debe a que 2015 fue un inesperado respiro, sobre todo para las vejigas. El año anterior, el de El lobo de Wall Street (180 minutos), La gran estafa americana (138 minutos) y 12 años de esclavitud (134 minutos), la media se puso en 125, 6 minutos por película.

Un suspiro comparado con los descomunales 135,4 minutos de media que arrojó 2014 con la inestimable colaboración de Django desencadenado (165 minutos), Los miserables (158 minutos), La noche más oscura (157 minutos) o Lincoln (150 minutos).

Así había sido la tendencia durante esta década, desde que la Academia decidió incrementar el número de películas que eran nominables en la categoría gorda de los premios. Con lo tiquismiquis que suelen ponerse en temas de duración productores (y, sobre todo, exhibidores, que deben rentabilizar la venta de palomitas en cuantas más sesiones al día mejor) durante el resto del año, cuando se trata de material oscarizable sigue arraigada la idea de que las grandes historias bigger than life necesitan kilómetros de metraje para contarse; los blockbusters tienen su propio corolario en esa máxima, como por ejemplo demuestra Batman v Superman.

No obstante, quizás sea interesante subrayar la inexactitud de ese criterio. Las películas deben durar lo que su historia demande; ni menos, ni, por favor, más. ¿De verdad necesitaba Adam McKay dos-horas-y-diez-minutos para La gran apuesta? ¿No se podría haber contado La habitación en unos prácticos 90 minutos? ¿Si el corte de cines de Marte (The Martian) ya dura lo que dura, el director’s cut de Ridley Scott habrá que medirlo en soles?

Recordemos que, no hace tanto, en 2011, los diez filmes nominados en la categoría de mejor película no llevaron su duración media más allá de 112,2 minutos. Puede que para Brooklyn sea demasiado, pero si fuera la norma y no la excepción seguro que lo agradecíamos. Otros Oscar son posibles.

¿”Basado en hechos reales”? Estas gráficas no opinan lo mismo

¿Clint Eastwood, Scorsese, Fincher y Mel Gibson? Unos mentirosos. En estas representaciones de la veracidad de películas históricas, el único que se libra es Spielberg.

Oscar 2016: Palmarés completo

'El renacido' (3 estatuillas) y 'Mad Max: Furia en la carretera' (6) echaron una carrera que terminó ganando 'Spotlight' (2) como la mejor película de un año reñido y repartido.

Galería: Estas niñas se merecen un Oscar

Un año más, la familia Storino de Chicago ha vuelto a recrear escenas de todas las películas nominadas en la máxima categoría de los Oscar con sus encantadoras hijas pequeñas.

Por qué ‘Brooklyn’ no debería ganar el Oscar

Estos son los motivos por los que creemos que Saoirse Ronan nunca debería haber zarpado de Irlanda.