[Sitges 2019] ‘The Gangster, the Cop, the Devil’, el thriller coreano vuelve a brillar

Si añoras los thrillers coreanos como 'A Diry Carnival' y te quedaste con ganas de más Ma Dong-seok tras verle en 'Tren a Busan', prepárate para una película hecha para ti.

Por
11 de octubre de 2019

El cine coreano nos ha dado muchísimas alegrías en las últimas dos décadas y si bien es cierto que ya queda lejos su momento de mayor apogeo, que tuvo lugar entre finales de los 90 y finales de los 2000s, aún de cuando en cuando van surgiendo películas que nos hacen recuperar la fe en una cinematografía que nos ha dado nombres a seguir y que nunca fallan, como Park Chan-wook (La doncella, Old Boy), Ha Hong-jin (The Chaser), Hong Sang-soo (En la playa sola de noche) o Boon Jong-ho, director de The Host o la excelsa Memories of Murder, que este mismo año recibió la Palma de Oro por Parasites y representará a su país en los próximos Oscar. Curioso por cierto que el film no haya tenido pases en el Festival de Sitges, el primero del ámbito nacional en reparar en su talento hace ya bastantes años.

Porque si algo puede decirse del certamen ahora dirigido por Angel Sala es que siempre ha tenido muy buen ojo para poner en el mapa a nombres que con los años han conseguido calar en el imaginario colectivo y convertirse en autores de referencia. Desde Lanthimos a Chan-wook, Satoshi Kon o Makoto Shinkai, o Vincenzo Natali, que tras ganar el premio a mejor largometraje con su debut (Cube) ha inaugurado este año el certamen con En la hierba alta, su primer film para Netflix. Atendiendo a esta capacidad del festival para poner sobre la mesa nombres que a la postre serán importantes, conviene que apuntéis el de Lee Won-Tae. El director de The Gangster, the Cop, the Devil no muestra aún una personalidad muy marcada pero se ha confirmado como una narrador con pulso y buenas formas, un artesano, como se diría antaño, un hombre que desde la invisibilidad y sin hacerse notar en exceso ha construido una película con la esencia de aquel cine coreano que conquistó el planeta hace más de una década.

Es imposible no acordarse de pequeños clásicos como A Bittersweet Life y A Dirty Carnival cuando uno se pone frente a la pantalla y se prepara para ver The Gangster, the Cop, the Devil, un thriller efectivo, con un reparto estupendo liderado por un titánico Ma Dong-seok, quizá la mejor exportación del país desde Song Kang-ho (no por nada Hollywood ya lo ha fichado para su MCU y The Rock le ha retado a un pulso, ahí es nada). Con una narrativa clásica en el mejor sentido del término, se nos cuenta cómo un policía de férreos principios y el cabecilla de una familia de mafiosos deben aliarse, no sin darse varios tortazos antes, para acabar con un asesino en serie que amenaza con la estabilidad en la región. Cada uno tiene sus motivos para querer frenarle y objetivos diferentes si lo atrapan, pero lo importante es darle caza.

Con esta premisa y asentados los personajes principales, la película se desarrolla sin grandes sobresaltos, dando poco a poco la información para que el espectador sienta que lo que le están contando tiene un sentido, sin abusar demasiado de golpes de efecto aunque, como se hacía en algunos de los films citados, sí se introducen algunos flashbacks en la narración para explicarnos los giros por si no se viesen venir de lejos. No es un film excelente, ni que vaya a estar en un supuesto olimpo del cine surcoreano junto a hitos como Memories of Murder o The Chaser, pero sí es un film sobrio, contenido, con su buena dosis de acción, un reparto entregado a la causa y una historia que te engancha desde el principio y no te suelta hasta el final. Quizá en cinco años nadie recuerde que The Gangster, the Cop, the Devil existió; pero en este instante, y cuando más falta ha hecho, ha aparecido para recordarnos a unos pocos porqué el cine coreano se convirtió en uno de los más importantes, intensos e imitados en su momento. Y sólo por eso, vale la pena.

Nikolaj Coster-Waldau: “‘Juego de tronos’ ya está hecho. Ahora prefiero hacer películas pequeñas y únicas”

En un rol muy distinto al que nos acostumbró, como Jaime Lannister, protagoniza 'Plan de salida' que este viernes 26 llega a varias plataformas de streaming

‘Vivarium’, para entrar a vivir

Imogen Poots y Jesse Eisenberg protagonizan este juguete distópico, que llega ahora a la sala virtual de A Contracorriente Films. 

‘El hoyo’, la joya de género fantástico que no deberías dejar escapar

Y por si alguien dudaba de que aquí no pudiera hacerse gran cine de género con cuatro euros (bueno, con algunos más).

Jérémy Clapin: “Los premios de ‘¿Dónde está mi cuerpo?’ son interesantes sobre todo para la animación”

Premiada en Cannes, Estrasburgo y Sitges, '¿Dónde está mi cuerpo?' es una maravilla de la animación europea. Se estrena este viernes 22 en cines y el 29 en Netflix.