[Seminci 2019] ‘The County’: Granjera pierde esposo (e inicia la revolución)

Grímur Hákonarson vuelve al Festival de Valladolid tras la Espiga de Oro de ‘Rams (El valle de los carneros)’

Por
25 de octubre de 2019

ETIQUETAS:

  • The County comienza con el parto de una yegua. Apenas un par de planos en los que la protagonista, Inga, ata las patas de la cría con una cuerda y tira de ellas con todas sus fuerzas. Puede que esta imagen, dos hembras en pleno despliegue de poder animal, no sea un alarde de sutileza; sin embargo, condensa con precisión el estilo y las esencias de la nueva ficción de Grímur Hákonarson, que repite en el festival pucelano tras el éxito de Rams (El valle de los carneros).

    Hákonarson nos traslada a una granja islandesa, territorio que conoce a la perfección por haber crecido en una, para hablarnos de la dicotomía entre el individuo y el corporativismo. El marido de Inga muere en extrañas circunstancias y ella descubre, primero, que la granja tiene una deuda considerable; y segundo, que la cooperativa a la que pertenecen ha estado aprovechándose de ello con fines marcadamente mafiosos.

    La actriz Arndís Hrönn Egilsdóttir, principal virtud de la cinta y acertada elección de casting, interpreta a Inga con rotundidad. Su personaje le echa el valor que su marido difunto no tuvo y hace lo que toda señora de esa generación haría para comenzar una revolución: describir la mala praxis de la coperativa en un post en Facebook, único elemento de la película, por otra parte, que indica su contemporaneidad.

    The County alcanza sus momentos más elevados cuando pone en funcionamiento la impulsiva vis cómica de Arndís Hrönn Egilsdóttir y, de hecho, se echa en falta que esto suceda más. Es decir, películas de heroínas femeninas y Erin Brokovichs que luchan contra las injusticias sociales hemos visto ya unas cuantas, y más que parece que vendrán. Sin embargo, empoderarnos en la risa, en la comedia, esa es una conquista que todavía tenemos pendiente.

    Por otro lado, no deja de ser relevante y pertinente el conflicto sobre el que pone el foco Hákonarson, inspirado en una de las pocas cooperativas de granjeros que sobreviven en su país. Según ha contado el director en la rueda de prensa del festival, The County iba a ser un documental sobre esta cooperativa corrupta que domina a una comunidad imponiéndoles restricciones económicas y fidelidades comerciales, pero ninguno de los granjeros se mostró dispuesto a hablar.

    Así nació esta ficción que, en el fondo, habla de cómo el nacionalismo es una herramienta de control de la gente. En este caso, el director de la cooperativa, tiene a los granjeros atemorizados pensando que si dejan de venderle a él la leche que producen o de comprar en sus tiendas los fertilizantes, desaparecerá la comunidad en la que viven. ¿Verdad que les suena de algo?

    ‘Solo nos queda bailar’: Danzas típicas georgianas contra la homofobia

    La historia de amor LGTBIQ+ y autoafirmación personal de Levan Akin llega a plataformas esta semana

    [Seminci 2019] ‘Papicha’ o cómo levantar el velo que separa a las mujeres argelinas de la libertad

    La directora lleva a la ficción la nefasta represión de la mujer durante la Década negra argelina que obligó a su familia a exiliarse a Francia

    [Seminci 2019] ‘The Father’: el duelo de un padre y un hijo como huida hacia delante

    La pareja de cineastas Kristina Grozeva y Petar Valchanov compite con una hilarante dramedia que logró el gran premio en Karlovy Vary.