[SEMINCI 2016] y Día 8: ‘Locas de alegría’ por la Espiga del Oro

'El ciudadano ilustre' y 'Clash' también triunfan en la gala de clausura del Festival

Por
30 de octubre de 2016

ETIQUETAS:

  • El Jurado ha fallado, y no es que se haya equivocado, no, es que siempre falla: me decía con ingenio Carlos Pumares, aquel astronauta o marciano a cuya verbigracia se deben tantas vocaciones cinematográficas en este país, minutos antes de subir por la escalinata que da al Salón de los Espejos del Teatro Calderón, donde íbamos a asistir a la lectura del Palmarés de esta edición de la Seminci, la 61ª ya, que se dice pronto. Empezaba Javier Angulo haciendo balance del festival: 90000 espectadores (algunos de nosotr@s, eso sí, entramos muchas veces, y eso se cuenta siempre), 23000 menores, lo cual representa un éxito para uno de los mayores retos del actual director de Seminci: llenar el cine de niños y adolescentes, a través de las programaciones de Miniminci y de Seminci Joven.

    Las triunfadoras

    Locas de alegría, de Paolo Virzì, que será distribuida en España por Caramel Films, se llevó la Espiga de Oro, el Premio ex aequo a la Mejor Actriz para Valeria Bruni-Tedeschi y Micaela Ramazzotti, y el Premio del Público, que se dirimió a altas horas de la madrugada de ayer cuando parecía que la victoria de El ciudadano ilustre estaba cantada. Precisamente para esta película argentina fue la Espiga de Plata y el Premio “Miguel Delibes” al Mejor Guión para Andrés Duprat. 

    Más sorpresivo fue el aluvión de premios para Madre no hay más que una (licenciada en España por Karma Films), de la brasileña Anna Muylaert: Premio “Ribera de Duero” al Mejor Director, Premio al Mejor Actor para Naomi Nero y Espiga Arco Iris (novedad en el Palmarés que distingue el título que visibiliza en la pantalla de una mejor forma al colectivo LGTBI). Se trata de una película difícil, como dijimos en nuestra crónica diaria, pero muy estimulante también, por lo que supone en la temática que aborda y en la carrera de su realizadora.

    Eshtebak (Clash), de Mohamed Diab, fue la película más vigorosa del Festival, y así le fue reconocido por el Premio “Pilar Miró” al Mejor Nuevo Director, por el Premio a la Mejor Fotografía y por el Premio Sociograph, que reconoce la cinta que más emociones provoca en los espectadores, cuyas sensaciones son registradas por unos sensores diseñados para ello. La película es un “ángel exterminador” que se desarrolla en el interior de un furgón de la policía durante uno de los días de revueltas que se sucedieron tras la destitución del islamista Morsi.

    Ayer dejamos en el tintero el nuevo cortometraje de Daniel Sánchez Arévalo y hoy ya ha recibido ex aequo, junto con Il silenzio, de Farnoosh Samadi y Ali Asgari, la Espiga de Oro al Mejor Cortometraje. Con diálogos en inglés y formato panorámico, la película es una hermosa reflexión sobre la muerte y el frío a través del contraplano entre una viuda y su hija en el velatorio del marido/ padre. Cheimafhobia está basado en un pasaje de su novela La isla de Alice y parece también una especie de carta de presentación de Sánchez Arévalo para entrar en la industria de Hollywood, ¿o no?. Merecidísima Espiga de Plata para el cortometraje How Long, Not Long, trabajo de animación rotoscópica que el Jurado reconoció tanto por su forma como por el compromiso de su contenido.

    Otros premios destacados fueron el FIPRESCI para Les Innocentes, de Anne Fontaine, cineasta que entra así de manera brillante en el circuito de festivales, el Premio de la Juventud para The salesman, de Asghar Farhadi (película que también aspiraba a logros mayores), y el Segundo Premio en Tiempo de Historia para Dancing Beethoven, de Arantxa Aguirre, al considerar el Jurado la gran humanidad con que la directora ha plasmado el encuentro entre Beethoven y la coreografía de Maurice Béjart.

    El Jurado Internacional de la Sección Oficial estuvo compuesto por los productores Marc Baschet y Bobby Bedi, el director de cine Matías Bize, la actriz Silvia Munt, la crítica cinematográfica Ángela Prudenzi y el diseñador de sonido mexicano Martín Hernández.

    Las grandes olvidadas

    El nivel de competición en la Sección Oficial ha sido notable, pero además de la ganadora, hubo otra película merecedora de mejores suertes, como fue la carioca Aquarius (Doña Clara), y su intérprete principal, la actriz Sonia Braga. Nos sorprendió un poco también que Goran Paskaljevic no recogiera nada por Dev Bhoomi (Tierra de dioses), un relato coming home que sintetiza algunos de los que fueron temas más concurridos por las películas del festival, como la tensión entre el deseo y el deber familiar, la lucha de clases…

    Finalmente nos hubiera gustado ver reconocido la calidad y el valor de películas como Réparer les vivants, de Katell Quillévéré, La madre, de Alberto Morais, Dokhtar, de Reza Mirkarimi o de la comedia clásica nipona Maravillosa familia de Tokio

    Hasta el año que viene…

    Y poco más desde Valladolid. A estas horas se habrá hecho entrega ya de los premios, y el público estará disfrutando de Le fils de Jean, la película de Philippe Lioret que Betta Pictures distribuirá en España. Ya sabemos algunas cosas de la próxima edición de Seminci, la del 62ª Aniversario: se celebrará entre el 21 y el 28 de octubre y tendrá a uno de estos tres países –Corea del Sur, Colombia o Ucrania- como cinematografía invitada. En Valladolid os espero, bien como espectador, bien sea de nuevo como cronista de esta querida cabecera que me mantiene ahí, pese a no encontrarme ahora entre ese 8% de profesionales que pueden presumir de vivir dentro del sector audiovisual (Chema Prado alertaba hace pocos días de este descorazonador dato), hecho que les honra, me congratula y me anima para seguir trabajando, incluso en ambientes no todo lo favorables como uno esperaría.

    ¿Qué esperamos de la jornada de hoy?

    Zzzzzzzz

    Palmarés 61ª Edición Festival Internacional de Cine de Valladolid- Sección Oficial

    Espiga de Oro: La pazza gioia (Locas de alegría), de Paolo Virzì

    Espiga de Plata: El ciudadano ilustre, de Gastón Duprat y Mariano Cohn

    Premio “Ribera del Duero” al Mejor Director: Anna Muylaert, por Mae só há uma (Madre solo hay una)

    Mejor Actriz: Valeria Bruni-Tedeschi y Micaela Ramazzotti, por La pazza gioia (Locas de alegría)

    Mejor Actor: Naomi Nero, por Mae só há uma (Madre solo hay una)

    Mejor Nuevo Director: Mohamed Diab, por Eshtebak (Clash)

    Premio “Miguel Delibes” al Mejor Guión: Andrés Duprat, por El ciudadano ilustre

    Mejor Fotografía: Ahmed Gabr, por Eshtebak (Clash)

    Premio FIPRESCI: Les Innocentes (Las inocentes), de Anne Fontaine

    Premio del Público: La pazza gioia (Locas de alegría), de Paolo Virzì

    Espiga de Oro al Mejor Cortometraje: Cheimafobia (Queimafobia), de Daniel Sánchez Arévalo, ex aequo con Il silenzio, de Farnoosh Samadi y Ali Asgari

    Espiga de Plata Cortometraje: How long, not long (Por cuánto tiempo, no por mucho), de Michelle Kranot y Uri Kranot

    Premio EFA Short Film Nominee Valladolid: Fight on a swedish beach!

    Espiga Arco Iris: Mae só há uma (Madre solo hay una), de Anna Muylaert

    Premio de la Juventud: The salesman (El viajante), de Asghar Farhadi

    Premio Sociograph: Eshtebak (Clash), de Mohamed Doab

     

    [SEMINCI 2016] Día 7: Sanar a los vivos sin despertar a los muertos

    'Reparar a los vivos' y el clásico 'Nosferatu' ponen broche de oro a esta 61ª edición

    [SEMINCI 2016] Día 5: La Seminci se inclina hacia el Oriente

    Asghar Farhadi sorprende con otro puzzle diabólico y cotidiano.