[SEFF 2019] ‘I diari di Angela – Noi due cineasta – Capitolo secondo’: recordar es un acto político

Yervant Gianikian completa su díptico sobre los diarios de su fallecida compañera Angela Ricci Lucci, en un homenaje que alerta de la amenaza de fanatismos y del fascismo.

Por
11 de noviembre de 2019

Hacia el final de I diari di Angela – Noi due cineasta – Capitolo secondo, el nuevo trabajo documental de Yervant Gianikian y Angela Ricci Lucchi sin la presencia en este mundo de la segunda, fallecida en 2018, se nos muestran varias imágenes de simpatizantes fascistas: son viejos y jóvenes, hombres y niñas que portan banderas y emblemas, algunos visten con camisas negras, otros levantan el brazo realizando el saludo fascista. “Veneno en la Romaña”, se oye decir en voz en off a Gianikian.

Esas imágenes granuladas, algo desvencijadas, fueron captadas por los cineastas el 29 de julio de 1983, en el centenario del nacimiento de Mussolini; y ayer, día de elecciones en España, ver de repente ese inquietante pasado que se resiste a quedar atrás provocó más de un sudor frío en la espalda de esta cronista. Apenas unos segundos antes, Gianikian, leyendo un fragmento del diario de su compañera de 1984, hablaba sobre “su nuevo artefacto” cinematográfico –la famosa ‘cámara analítica’ con la que observan, analizan y re-filman el cine de archivo–, y sobre cómo estaban creando una película nacida como reacción al auge del fascismo de entonces. Mientras tanto, en pantalla se ven imágenes de Mussolini de varios documentales de entreguerras.

Si en el anterior filme, I diari di Angela – Noi due cineasta (2018), Gianikian rememoraba a Ricci Lucchi mediante un caudal de home movies, filmes de sus viajes y de estampas caseras, en un precioso homenaje que nos hablaba de la ternura y del amor en un mundo abocado a la constante catástrofe, en esta segunda parte el cineasta de origen armenio recupera el espíritu combativo que ha caracterizado la trayectoria artística de la pareja. De Dal polo all’equatore (1986) o la serie de Frammenti elettrici (2002–2013) a la denominada ‘trilogía de la guerra’ –formada por Prigionieri della guerra (1995), Su tutte le vette é pace (1998) y Oh! Uomo (2004)–, los cineastas han viajado por todo el mundo explorando regiones en conflicto y presentando sus películas sobre el violento siglo XX, cuyos fotogramas tienen un triste eco en las imágenes de nuestro presente. Así sucede también en este Capitolo secondo.

La película comienza con el primer viaje de los artistas a Estados Unidos, en el otoño de 1975, cuando hicieron una dilatada tournée de Nueva York a San Francisco, de El Paso a Toronto, para presentar su cinema profumato. En las imágenes de ese primer viaje vemos a Jonas Mekas, Ernie Gehr, Amy Halpern, Hollis Frampton, Chick Strand y un largo etcétera de la comunidad de cine experimental americano. A pesar del cansancio que sufre Angela, el viaje constata el espíritu de comunidad y de generosidad de unos artistas deseosos de compartirlo todo. Veinticinco años más tarde, con el ataque terrorista de las Twin Towers, nos cuentan los cineastas, las tornas han cambiado y no quedan apenas resquicios de esa generosidad y de esa utopía artística. Fanatismo y fascismo va a dominar otra vez el devenir de la historia.

Capitolo secondo, por tanto, es un homenaje de Gianikian a su fiel compañera de vida y de creación artística, pero sobre todo es una obra que mira de frente la tormenta del presente. El tono de este segundo filme del díptico es más sombrío y su mensaje insiste en la idea del recuerdo como un acto político. No es algo nuevo en el discurso de los cineastas, siempre en lucha contra la “amnesia de la historia” a la vez que combaten la amnesia química que degrada el material que utilizan, la película fílmica. Aquí abunda la diversidad de material y plásticas, pero detrás de esas muchas formas de expresión nos alertan de la noche profunda aún por atravesar.

[SEFF 2019] ‘La reina de los lagartos’: la verbena de amor cósmico que te conquistará

Bruna Cusí ('Verano 1993) y Javier Botet ('Ventajas de viajar en tren') viven una historia de amor interplanetario en Super 8 y con sabor a verbena de verano.

[SEFF 2019] ‘El reflejo de Sibyl’ liquida el psicodrama desde dentro

Virginie Efira ('Elle'), Adèle Exarchopoulos ('La vida de Adèle') y Sandra Hüller ('Toni Erdmann') protagonizan el tercer largo de la francesa Justine Triet.

[SEFF 2019] Joanna Hogg o la remembranza íntima como relato

La obra de la británica protagoniza el foco más importante de esta edición del Festival de Sevilla, que llama la atención sobre la autora de 'The Souvenir'.