SEFF 2016 #4: Reconciliadores de la ficción

Nos despedimos de esta edición del Festival de Sevilla con dos películas consagradas al placer de la narración desnuda, ya sea con vertiente fantástica o hiperrealista.

Por
12 de noviembre de 2016

ETIQUETAS:

  • ¿De qué se habla en Sevilla? Se acaba la edición XIII del festival y toca hacer predicciones del palmarés que se dará a conocer hoy mismo. Independientemente de lo que elija el Jurado compuesto por Pilar López de Ayala, Joao Nicolau, Luis E. Parés, Agnès Wildenstein Kieron Corless, la impresión general es que el nivel competitivo ha sido alto (sobre todo en un año en el que certámenes anteriores parecían haber agotado muchas propuestas europeas bien vistosas), pero que sobre todo ha tenido sus mayores destellos de calidad en secciones paralelas como Las nuevas olas o proyecciones fuera de competición.

    ¿Qué películas has visto? Daydreams, ópera prima de Caroline Deruas. Conocida entre la cinefilia como guionista y pareja de Philippe Garrel, la francesa ha presentado su primer largo gracias a la iniciativa Jóvenes Programadores, donde un grupo de chicas y chicos de edad escolar han seleccionado su filme para participar en el SEFF. Gran y nada obvia elección de una película más preocupada por las sensaciones y las atmósferas que por un desarrollo argumental convencional, lo que hace presagiar un interesante futuro para la cinefilia sevillana si cuenta con integrantes así de despiertos a tempranas edades.

    En cuanto a Daydreams  , de título original L’indomptée (la indomable), estamos ante una primera película que también augura una atrayente filmografía si Deruas sigue interesándose por la inserción de lo fantástico en la realidad cotidiana. Mucho más sugerente y misteriosa que la colindante Personal Shopper de Olivier Assayas resulta esta convivencia en la Villa Médici de Roma entre los artistas becados por la Academia Francesa para desarrollar su trabajo durante un año. Entre ellos se encuentra una escritora interpretada por Clotilde Hesme, cuyo despertar vital y artístico estará acompañado por apariciones espectrales, visiones y sucesos difíciles de explicar que se cuelan en la narración con toda la naturalidad y sencillez del mundo. Esta es una película sobre la sensualidad de lo onírico que establece sus propias reglas y se entrega a ellas sin hacer rehenes, por el puro placer del relato como espacio imaginativo y reconfortante.

    Si el cine español tiene un creador equiparable en términos de narración desnuda y puro placer fabulador, ese es Pablo Llorca. La filmografía del cineasta madrileño se remonta a finales de los 80, pero ha sido durante la última década, a causa de las cada vez mayores dificultades de financiación, cuando su cine se ha diferenciado por completo del resto de la producción española y elevado definitivamente, impulsado por la necesidad y la voluntad de tirar hacia delante.

    Con una inquebrantable (y refrescante) apariencia amateur, las películas de Llorca no dan importancia a lo único que parece preocupar al resto de directores: las interpretaciones afectadas, la técnica espectacularizada para tapar carencias más graves. Días de color naranja, su última película, podría ser el equivalente Interrail de Antes del amanecer, ya que cuenta el nacimiento casual de un breve romance entre un artista español y una viajera sueca. La inocencia natural con la que Llorca registra la progresión de la relación es desarmante, tanto como el bello homenaje a Luís Miguel Cintra que se cuela en el metraje.

    ¿Qué música suena en el aire? La brutal banda sonora de Mike Ratledge para Riddles of the Sphynx, la monumental película de Laura Mulvey Peter Wollen sobre maternidad y feminismo que en 1977 ya planteaba cuestiones y desafíos (¿acertijos?) que lejos de haber sido superados por la sociedad parecen más acuciantes hoy en día que nunca, tal y como se pudo comprobar durante la gran presentación y coloquio posterior con la profesora Ingrid Guardiola. Una muestra de lo potente que ha sido el ciclo Yo No Soy Esa.

    SEFF 2016 Palmarés: Bruno Dumont triunfa en Sevilla

    La comedia 'Ma Loute' del cineasta francés se lleva el Giraldillo de Oro y el premio de interpretación femenina. Consulta el palmarés completo del festival.

    SEFF 2016 #3: Remedio para la vista cansada

    Cuando dos vacas sagradas del cine francés como Olivier Assayas y Bertrand Bonello parecen perdidas, una humilde comedia sobre invidencia puede hacernos ver la luz.

    SEFF 2016 #2: Abogada soltera lucha por su cliente

    Justine Triet ('La batalla de Solférino') y Virginie Efira ('Elle') hacen el mejor capítulo apócrifo de 'Ally McBeal' posible.