[San Sebastián 2014] Día 7: Recortes cortos de humor

'Murieron por encima de sus posibilidades' intenta jugar a la comedia salvaje, pero pierde en ambos terrenos. Mientras, Cédric Kahn se 'dardenniza' al echarse al monte.

Por
26 de septiembre de 2014

¿De qué se habla hoy en San Sebastián? De la sesión que se marcó anoche Carlos Areces dándolo todo como DJ, donde sonaron Electric Six, sevillanas y sólo faltó algún temazo de Ojete Calor.

¿Qué hemos visto? Decía ayer que dónde estaría el equivalente español a la argentina Relatos salvajes. Sobre el papel, Murieron por encima de sus posibilidades podría parecerlo: un filme salvaje y coral, parido desde las entrañas, donde prácticamente todos los actores del cine nacional se apuntan a dar un golpe sobre la mesa de la actualidad social sacando el colmillo de la comedia bárbara. Pero sólo en teoría. La práctica del nuevo largometraje de Isaki Lacuesta (que ganó la Concha de Oro con Los pasos dobles en 2011) es mucho más decepcionante. Como comparar un cañonazo con una pistola de agua atascada.

Ante la historia de un grupo de descerebrados que se dedica a la obra social de secuestrar al presidente del Banco Central y de paso intimidar, mutilar y asesinar a otros dirigentes detrás de los recortes y las “políticas de austeridad”, Lacuesta decide desmelenarse y entregarse a la comedia febril, sin filtro. El todo vale se alía con un reparto gratuitamente kilométrico y una pretendida apuesta por la risa fácil por bandera, pero sin ingenio alguno detrás del despliegue. Al menos, no más que el que se puede encontrar en cualquier sketch televisivo chabacano donde se estiran las ocurrencias más simples y se recurre a la cita de temas de actualidad como cebo para contentar a la audiencia que no haya leído en Twitter mil chistes mejores al respecto. La urgencia inicial del proyecto se pierde en su larga gestación, acentuando la irregularidad de una suma deslavazada de secuencias. Si al menos fueran divertidas… Con el talento detrás de ella, Murieron por encima de sus posibilidades podría haber sido una nueva Airbag, pero en realidad está más cerca de FBI: Frikis Buscan Incordiar, de Javier Cárdenas. Gran pena.

La decepción ha sido inesperadamente compensada por la sorpresa de Vie sauvage, del francés Cédric Kahn. El director de Una vida mejor cuenta con producción de los hermanos Dardenne y se nota. Todo en Vie sauvage va a la carrera, sobre todo en un frenético comienzo donde vemos cómo una mujer inicia una huida desesperada con sus tres hijos. En realidad, Kahn contará la historia del padre, que será quien termine secuestrando a dos de ellos y llevándoselos a vivir a la montaña; no al margen de la civilización, pero sí de sus imposiciones materiales. La película está basada en hechos reales y los cuenta con exultante brío, sin miedo a las elipsis ni a la limitación del punto de vista, convirtiendo a la madre en una figura únicamente de apertura y cierre del relato. En medio, retrato puro, sin juicios morales ante una situación que los dispara con nuevas formulaciones a cada minuto. Tampoco se percibe ni un ápice de idealización ante una forma de vida que se esboza con sus libertades y problemas.

¿Qué hemos comido? Misión autoasignada: decidir la Concha de Oro para el mejor pintxo de foie del casco viejo. Y en esas estamos.

Conchómetro: La inesperada solidez de Vie sauvage hace pensar que no sería raro encontrarla en el palmarés.

‘Magical Girl’ y sus 5 animes imprescindibles

El director Carlos Vermut explica la influencia de la animación japonesa en el filme español más aclamado del año.

Goya 2015: Primeras predicciones

Te presentamos a los principales candidatos para los 'cabezones' de esta temporada.

San Sebastián 2014: Jurado contra tuiteros

'Magical Girl' y 'La isla mínima' fueron las mayores triunfadoras del palmarés y de Twitter, pero en la red social tuvieron relevancia otras películas que se fueron de vacío.

[Palmarés San Sebastián 2014] Las conchas de la niña mágica

La niña de fuego ha ganado la Concha de Oro. Es decir, 'Magical Girl', el segundo largometraje de Carlos Vermut, que también se lleva la Concha de Plata de mejor dirección.