Samara Weaving, una actriz a la que seguirle la pista

Australiana, como Margot Robbie, este año ha empezado a ganar protagonismo gracias a 'Noche de bodas'.

Por
22 de octubre de 2019

ETIQUETAS:

  • Varios medios norteamericanos, y no pocos amantes del género fantástico, lo tienen claro, Samara Weaving ha sido una de las actrices revelación del año. Entre nosotros el impacto también habría sido similar si Noche de bodas (Ready or Not), en la que su personaje de novia afable cuyo blanco del vestido nupcial se irá tiñendo de rojo sangre a medida que avance la película, no estuviera pasando tan desapercibida en taquilla.

    Que te suene el apellido no es nada raro, por algo es la nieta de Hugo Weaving, el tenaz agente Smith persiguiendo a Neo en Matrix; y en Noche de bodas ha destacado como una estupenda final girl, cumpliendo a las mil maravillas con todos los registros interpretativos que demandaba el personaje. Tal vez la viste en The Babysitter, haciendo de diabólica niñera en la producción Netflix estrenada hace un par de años, o en la tercera temporada de Ash vs. Evil Dead, en SMILF o la miniserie que adaptaba de nuevo Picnic en Hanging Rock.

    Aunque todavía le ha falta uno de esos hits definitivos, como el que obtuvo su compatriota australiana Margot Robbie (apenas dos años mayor que ella) en El lobo de Wall Street. Aún así, tampoco pasaba desapercibida en Tres anuncios en las afueras haciendo de desinhibida amante de un hombre mucho mayor (John Hawkes), la del bravucón ex de la protagonista que encarnó Frances McDormand.

    Samara Weaving - Tres anuncios en las afueras

    ( ‘Tres anuncios en las afueras’ )

    Hija de un director, guionista y productor de cine, sus primeros contactos con el cine empezaron muy pronto, a los cinco o seis años, visionando películas en su muy cinéfilo hogar. A los 16 debutó en el culebrón australiano Out of Blue de 2018. Entre sus próximas películas ya a punto tiene Guns Akimbo, proyectada en Sitges o en el Fantastic Fest, donde se exhibe en plan destroyer junto a Daniel Radcliffe en otro juego de cacería mortal, pero esta vez con toda una ciudad como escenario, y retransmitiéndose a través de Internet.

    Con esos ojos azules y para quienes hayan visto el tráiler de Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn) puede ser fácil confundirla precisamente con Margot Robbie (un parecido al que ya está acostumbrada). Y mientras el año que viene Margot estrenará la aventura en solitario de la desmadrada Harley Quinn, Samara tal vez tenga otro éxito sorpresa.

    Quizás sea Guns Akimbo o alguno de los dos largometrajes aún en postproducción. Uno es Bill & Ted Face the Music, segunda secuela de la descacharrante comedia que protagonizaron Keanu Reeves y Alex Winter hace 30 años (y que en Estados Unidos se estrenará en agosto) o Last Moment of Clarity, un thriller de los debutantes Colin Krisel y James Kriselen que sigue la senda de Vértigo o La ventana indiscreta de Hitchcock.

    Su más reciente noticia es que será una de las protagonistas femeninas, junto a Úrsula Corberó, de Snake Eyes. Un spin-off de la franquicia G.I. Joe en la que interpretará a Scarlett, experta en artes marciales. El actor Henry Golding, de Crazy Rich Asinas, será Snake Eyes y tras las cámaras estará el alemán Robert Schwentke, director de Plan de vuelo: desaparecida, RED o dos de las entregas de la saga Divergente.

    Samara Weaving estuvo a punto de unirse al reparto de ‘Scream 5’

    Sin embargo, incompatibilidades en su agenda nos impidieron poder disfrutar de la presencia de la actriz, a quien vimos en 'Noche de bodas'.

    Las películas más sorprendentes de 2019

    No esperábamos nada de ellos, pero nos hicieron salir del cine con una sonrisa en los labios: te los perdieras o no, estos filmes necesitan revisión urgente.