Ryan Reynolds pagó de su bolsillo a los guionistas de ‘Deadpool’

El intérprete del mercenario bocazas se gastó su propio dinero para que los escritores de la película estuviesen presentes en el plató

Por
30 de agosto de 2016

¿Recordáis los créditos de DeadpoolSeguro que sí: en sus títulos iniciales, la película dirigida por Tim Miller parodiaba con mucho descaro las convenciones y las hipérboles de los blockbuster, refiriéndose al protagonista Ryan Reynolds como “un perfecto idiota” y a los guionistas Rhett Reese Paul Wernick (Bienvenidos a Zombieland) como “los auténticos héroes de todo esto”. El caso es que, según declaraciones de Reese y Wernick para el programa Geeking Out de la cadena AMC, dichas frases eran algo más que un chiste: eran un homenaje (irónico, claro) al actor. Porque, según han revelado los escritores, Reynolds se empeñó en que ellos estuvieran presentes en el plató durante el rodaje de la película. Y, cuando la productora Fox se negó a cubrir sus gastos, el actor optó por pagarles de su bolsillo.

De acuerdo con las declaraciones de los guionistas (vía Comic Book), el estudio se empeñó en que el presupuesto de Deadpool fuera lo más ajustado posible: dado que el mercenario bocazas de Marvel era un personaje poco conocido fuera del fandom, que el filme se había pasado seis años en preproducción y que Reynolds insistía en que se estrenara con una calificación ‘R’ (menores de 17 años acompañados), Fox limitó la cuenta de gastos del filme a 60 millones de dólares, una cantidad bastante pequeña tratándose de un blockbuster. Y, como suele pasar en Hollywood, los guionistas fueron los primeros afectados por los recortes. Allí fue donde la generosidad de Reynolds entró en juego: “Estuvimos en el plató todos los días”, comentan Reese y Wernick. “Curiosamente, Ryan era el que nos quería presentes, dado que llevábamos seis años preparando la película. En realidad, Ryan, Tim [Miller] y nosotros éramos el núcleo creativo de la película. Y, fíjate qué interesante, Fox no quería pagarnos por nuestro tiempo en el plató. Ryan Reynolds lo pagó todo con su propio dinero, de su bolsillo”.

Como sabemos, los esfuerzos de Reynolds se vieron recompensados con buenas críticas y una recaudación astronómica, algo que vuelve todavía más impresionante la historia de Deadpool como blockbuster ‘de autor’. Recordemos que el actor no sólo se empeñó en sacar adelante el filme contra viento y marea, en parte porque le gustaba el personaje y en parte para resarcirse de su aparición en X-Men Orígenes: Lobezno (2009), sino que también desembolsó dinero para que no se perdiera ni un detalle de la caracterización. Por ejemplo, según Comic Book, el actor se gastó 10.000 dólares en una camiseta con el rostro de la actriz Bea Arthur (la Dorothy de Las chicas de oro), ya que, en los cómics, Deadpool es fan de la intérprete. Nos gustaría pensar que esta historia animará a los estudios de Hollywood en confiar más en los proyectos personales de sus estrellas y sus directores, pero algo nos dice que no será así.

El creador de Deadpool ya tiene a su Lady Deadpool… y es Cersei Lannister

¿Te imaginas a Lena Headey ('Juego de tronos') con las mallas del Mercenario Bocazas? Rob Liefeld, creador del personaje, está entusiasmado con la idea.

‘Deadpool 3’ ya está en marcha, confirma Ryan Reynolds

Tras la compra de Fox a manos de Disney había quien dudaba de si el Mercenario Bocazas sería una víctima colateral, pero parece que volverá después de todo.

Ryan Reynolds descubre que vive en un videojuego en el tráiler de ‘Free Guy’

La estrella de 'Deadpool' viene acompañada de Jodie Comer, Joe Keery y Taika Waititi, en una comedia de acción a estrenarse en verano de 2020.

¿Es realmente necesario un ‘Deadpool 3’? T.J. Miller se lo está pensando

La próxima vez que veamos al Mercenario Bocazas será ya dentro del Universo Cinematográfico de Marvel, algo que quizá afecte de algún modo al personaje.