Rose Byrne: ¿la actriz más completa e ignorada de su generación?

La australiana más dulce no se deja intimidar por Seth Rogen ni Zac Efron en 'Malditos vecinos', donde vuelve a demostrar que merece premios desde hace años.

Por
09 de mayo de 2014

ETIQUETAS:

  • El primer papel cinematográfico de Rose Byrne fue a los 13 años, en la película Dallas Doll, una producción de su Australia natal. Desde ese mismo momento, empezó a trabajar sin descanso en la televisión y el cine de su país, ya fuera en el culebrón Echo Pont (100 episodios en 1995), o películas como Two Hands (Gregor Jordan, 1995), donde coincidió con Heath Ledger. Con la prestigiosa Copa Volpi del Festival de Venecia ganada en 2000 con The Goddess of 1967 (Clara Law, 2000), Byrne se confirmó como una de las actrices más prometedoras del siglo XXI.

    Hasta que llegamos al momento actual. Cerca de cumplir 35 años, la actriz australiana se ha labrado un currículum absolutamente envidiable, lleno de trabajos sólidos y solventes, despachados con una profesionalidad, apertura de miras y variedad de registros rotundamente destacables. Sin embargo, por algún motivo, durante todos estos años de esfuerzo y presencia constante en la cartelera Byrne no ha llegado a convertirse ni en una estrella con tirón taquillero reconocible por el público ni en la cosechadora de premios y reconocimiento crítico que el temprano galardón de Venecia parecía presagiar.

    ¿Cómo es posible? No sabemos si será por su anudado acento (australiana de familia irlandesa y escocesa) —encantador—, por su adscripción a cine de géneros populares (comedia, terror, ciencia-ficción) —más encantador aún—, por la inseguridad que reconoce experimentar tras veinte años de carrera —adorable— o porque su gran momento está a la vuelta de la esquina. Sea como sea, estamos dispuestos a resolver el oprobio y, como si de una especie de video book se tratra, demostrar cómo Rose Byrne está preparada para desempeñar todos los registros que se eche encima.

    Drama romántico

    Uno de los primeros papeles protagonistas de Byrne fuera de la industria australiana fue Obsesión (Paul McGuigan, 2004), el olvidable remake norteamericano de L’appartement (Gilles Mimouni, 1996). Pese al escaso nivel de la propuesta, la actriz demostró que, más que estar a la altura de sus más famosos compañeros de reparto Josh Hartnett y Diane Kruger (con quien ya había coincidido en Troya), les superaba al dar vida al personaje más complicado de un enrevesado triángulo amoroso con ínfulas de thriller romántico. La película es mala, pero ella está estupenda.

     

    Drama de época

    Ya sea como la sacerdotisa que acaba prendida de Aquiles (Brad Pitt) en Troya (Wolfgang Petersen, 2004) o, unos cuantos siglos después, la duquesa de Polignac para la María Antonieta (Sofia Coppola, 2006) de Kirsten Dunst, Byrne se las apañó para destacar al fondo del plano en sus escasas apariciones dentro de estas dos películas de prestigio y resultados desiguales.

     

    Ciencia-ficción

    2007 fue el gran año de Rose Byrne. Empezamos con su presencia en Sunshine, una de las películas más injustamente infravaloradas de Danny Boyle. Epopeya espacial que no se resiste a chapotear en los caldos referenciales de todos los tótems del género (2001: Una odisea espacial, Solaris, Alien), el filme contó con un reparto coral para contar la trágica historia de la tripulación del Icarus II, la segunda (y última) nave espacial con la misión de detonar una bomba nuclear en el Sol para salvar a la humanidad. De todos ellos, los que consiguen ganarse al espectador son Cillian Murphy y nuestra australiana favorita que, además, tiene el mejor plano de toda la película (sí, el del ojo).

     

    Terror

    Ya que mencionamos al actor irlandés, toca inaugurar uno de los géneros que han terminado siendo los más exitosos para Byrne con 28 semanas después (Juan Carlos Fresnadillo, 2007), secuela del bombazo zombie-infeccioso 28 días después, protagonizado por Murphy. Muy buen ojo el de Fresnadillo contar con la actriz como scream queen y abrir una veta que James Wan terminaría consolidando con las dos entregas de Insidious (2010, 2013). Si las preocupaciones sobrenaturales de la familia Lambert resultan tan espeluznantes en ambas entregas, en gran medida se debe a las reacciones y gritos de puro pánico de Byrne como madre preocupada por la integridad de sus hijos.

     

    Televisión de éxito

    Mucho tiempo después de su carrera catódica australiana, Byrne ganó adeptos gracias al papel de Ellen Parsons, la abogada primeriza a merced de la manipuladora e implacable Patty Hewes de Glenn Close en la serie Daños y perjuicios (2007-2012). La actriz llegó a estar nominada en dos ocasiones a los Globos de Oro y otras dos a los Emmy por su actuación, pero no logró ninguna estatuilla.

     

    Comedia cafre

    “Un anillo, un anillo, un anillo alrededor de mi rosa/Mi bolsillo es estrecho y rematadamente acogedor”. Las canciones de Jackie Q (una mezcla pasada de vueltas hormonales entre Katy Perry, Lady Gaga y Gwen Stefani) no destacaban por su sutileza ni recato en Todo sobre mi desmadre (2010), primera colaboración de la actriz con Nicholas Stoller, a quien debemos anotar el tanto de introducir a Byrne en el prolífico y promiscuo mundo de la Nueva Comedia Americana. Hasta el punto de que se ha convertido en presencia recurrente. Antes de Malditos vecinos, la hemos visto en La boda de mi mejor amiga (Paul Feig, 2011), Los becarios (Shawn Levy, 2013) e incluso en satélites británicos como Les doy un año (Dan Mazer, 2013).

     

    Taquillazos

    ¿O es que acaso todo el mérito de los más de 288 millones de dólares de La boda de mi mejor amiga se lo vamos a dar a Kristen Wiig y Melissa McCarthy? Byrne estaba desopilante como la amiga más posh y repelente de Maya Rudolph.

     

    Blockbusters

    Por último, recordamos que Rose Byrne también tiene experiencia en el género superheroico: fue Moira MacTaggert, reconvertida en agente de la CIA con facilidad para quedarse en ropa interior en X-Men: Primera generación (Matthew Vaughn, 2011). Desgraciadamente, por caprichos de Charles Xavier y los siempre recurrentes borrados de memoria, es improbable que volvamos a ver a su personaje en la saga mutante, pero nunca estará de más pedirlo.

    Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.

    ‘Juliet, desnuda’ te cautivará con la voz de Ethan Hawke

    El director de 'Juliet, desnuda' habla del potencial de Ethan Hawke como cantante y de la comedia romántica menos comedia romántica.

    ‘X-Men: Apocalipsis’: Así vuelve Rose Byrne con los mutantes

    ¿Te acuerdas de Moira MacTaggert? La agente de la CIA de 'X-Men: Primera generación' vuelve en la nueva aventura de los mutantes para ayudar en su lucha contra Apocalipsis.

    Rose Byrne volverá en ‘X-Men: Apocalypse’

    La actriz australiana recuperará el papel de la agente de la CIA Moira MacTaggert que interpretó en 'X-Men: Primera generación'.