Rooney Mara: “No abundan papeles femeninos tan complejos como el de ‘Efectos secundarios”

La actriz habla de su experiencia como protagonista del 'thriller' farmacológico dirigido por Steven Soderbergh, donde comparte pantalla con Channing Tatum y Jude Law. Por CINEMANÍA

29 de marzo de 2013

A Rooney Mara le gustan los desafíos y elegir bien a sus directores. Después de clavar un papel tan extremo como el de Lisbeth Salander para David Fincher, la actriz se fue a trabajar con Steven Soderbergh en Efectos secundarios, el farmacothriller escrito por Scott Z. Burns (¡El soplón!, Contagio) con el que el cineasta pone punto y aparte a su filmografía (en la pantalla grande, que todavía colea por ahí Behind the Candelabra para HBO). En la película, Mara interpreta a una mujer cuyo psiquiatra (Jude Law) le receta un fármaco experimental para hacer frente a la ansiedad que le entra cuando su marido (Channing Tatum) regresa a casa tras pasar una temporada en la cárcel.

Efectos secundarios

Efectos secundarios se estrena el 5 de abril.

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.

“Creamos un monstruo”: así fue el problemático comportamiento de Bryan Singer durante el rodaje de ‘X-Men’

Se han cumplido 20 años desde el estreno del primer film de los mutantes, pero la figura de Singer lleva tiempo siendo muy incómoda para la industria.

¿En qué orden debes ver las películas de X-Men?

Dos décadas y una decena de películas, viajes temporales, borrados de memoria, reinicios, personajes que desaparecen... Antes de futuras secuelas, orienta tu gen-X.

Bryan Singer abandonó el rodaje de ‘X-Men: Apocalipsis’ durante 10 días, afirma Olivia Munn

El director salió del plató rumbo a Los Ángeles por un problema médico, dejando a los actores y el equipo sin guía para rodar las escenas más importantes.

Jill Soloway (‘Tranparent’) reemplaza a Bryan Singer al frente de ‘Red Sonja’

La persona responsable de la famosa serie de Amazon se ha hecho con las riendas de este personaje creado por Roy Thomas y Barry Windsor-Smith en 1973.