Robert Pattinson: “Entre ‘Tenet’ y ‘The Batman’ he envejecido 10 años”

Hablamos con el actor sobre cómo ha encajado tanta acción en tan poco tiempo, pasando del thriller de Nolan a la nueva película de Batman.

Por
26 de agosto de 2020

La primera vez que vemos a Robert Pattinson en Tenet su personaje viste un traje en tonos crema, le pide al camarero un copazo y propone al ‘Protagonista’ (así es como se llama el agente al que da vida John David Washington) que hagan puenting para asaltar en la casa de un posible informante.

Aunque el actor de Crepúsculo lleva años demostrándonos que en la industria cinematográfica él es un verso suelto que igual trabaja con Claire Denis que encarna al nuevo Batman, podemos decir que en lo nuevo de Nolan, ‘Patti’ está desmelenado. Figurada y literalmente. Con esas mechas tirando a rubio, el mechón recurrente en la cara y un título de alumno cum laude en Física, el actor es responsable de explotar aviones sin pasajeros y de pegar puñetazos al revés en este thriller de espías en el que Nolan manipula el tiempo. 

Hablamos con Pattinson por teléfono en pleno confinamiento, cuando él también esperaba en Londres a que se reiniciase el rodaje de The Batman, y la impresión que nos causó fue que era igual de encantador que su personaje en Tenet. 

Cuando leíste el guion por primera vez, ¿qué fue lo primero que pensaste? 

Tuve una experiencia muy rara con el guion. Tenía tantas ganas de leerlo que acabé ventilándomelo rapidísimo. Chris me dijo después que el resto de equipo se había pasado tres horas y media leyéndolo muy diligentemente. Y yo me lo ventilé en 45 minutos para ver qué pasaba al final. En una segunda lectura, cuando lo leí más tranquilamente intentando entender qué es lo que pasaba, me di cuenta de la cantidad de niveles y capas interconectadas que había. Es uno de los guiones más complejos que he leído. Pero es genial que lo puedas leer como un rapidísimo thriller o diseccionarlo y darte cuenta de lo alucinante que es. Nolan ha creado una serie de normas para la historia que en ningún momento rompe, así que en algún momento empieza a generar su propia realidad y al final del guion te planteas qué nivel de concentración habrá sido necesario para escribirlo. Así que ya estaba flipando y no habíamos empezado a rodar aún.  

¿Cómo sientes que has mejorado como actor en tu trabajo en Tenet? 

Es interesante porque para entender verdaderamente la historia casi necesitas un master en Física. Así que fue curioso hacer que conceptos increíblemente complicados pareciesen accesibles. Primero, tenía que hacerla accesible para mí mismo. No puedo afirmar que entienda por completo lo que está pasando. Hay una importante carga de física teórica pero, al mismo tiempo, es una película divertida. Así que intentar convertir estos conceptos tan complejos en algo entretenido, filtrar estas ideas académicas en una película de acción que todo el mundo entienda, ha sido un reto. 

¿Qué ha sido lo mejor de trabajar con Christopher Nolan? 

Creo que esta ha sido la película más loca en la que nadie ha trabajado nunca. La escala era tan gigantesca… Era surrealista formar parte de ello. No sé si alguna vez estaré en un proyecto tan grande. Pero, por ejemplo, algo que me alucinó es que Nolan casi nunca usa efectos visuales, ni siquiera en esas secuencias de acción en las que todo es real. Y eso se traduce cuando ves la película, hay algo distinto a cuando los efectos se generan por ordenador. Pero también tus reacciones como actor son distintas porque hay un peligro real, lo que hace que el rodaje sea muy excitante.  El ritmo del rodaje es rapidísimo y muy intenso pero, al mismo tiempo, él es muy calmado. Este tipo de películas tan grandes se mueven lentísimas pero Chris consigue que sus rodajes sean todo lo contrario. Ruedas desde las siete de la mañana pase lo que pase, ruedas en todo momento desde el instante que sales de maquillaje, y mientras tanto, Chris nunca se separa de la cámara, nunca deja de rodar. No hay ensayos, no hay casi tiempo entre tomas, no hay trailers… Así que, aunque sea un equipo gigante que se mueve entre países, se me hizo cortísimo.  

¿En qué medida los temas de Tenet hablan del mundo en el que vivimos?

Los personajes de Tenet se despiertan una mañana y descubren que sus cualidades ya no sirven en la realidad en la que viven. Y tienen que adaptarse muy rápido para sobrevivir. Es muy extraño que esto sea exactamente lo que hemos vivido en los últimos meses.

¿Fue el rodaje muy exigente a nivel físico? 

Sí. Ir del rodaje de Tenet, lo más exigente que he hecho a nivel físico, al de The Batman, creo que ha hecho que envejezca 10 años. También porque John David [Washington] es un atleta en toda regla y, no solo eso, sino que tiene verdadera mentalidad de deportista. Si toca correr hará un sprint a su máxima capacidad, una vez y otra y otra. En cada toma, en cada ensayo… Y mi carrera básicamente se ha diseñado alrededor del concepto de sentarme en sillones e irme de vacaciones [se ríe]. Se suponía que teníamos que mostrar habilidades parejas pero había semanas de rodaje en las que ni siquiera podía caminar.   

¿Te dio Nolan algún consejo para interpretar a Batman en The Batman?

Para nada. Es muy respetuoso. Creo que la única conversación que tuvimos sobre Batman fue el último día de rodaje. 

Me encantó Fear & Shame, tu corto. ¿Te gustaría dirigir?

Sí. Me encantaría. Creo que me voy volviendo más organizado según me hago mayor así que creo que sería capaz. Pero necesito una historia. 

¿Dirías que tu trabajo con directores prestigiosos como Claire Denis o los hermanos Safdie te ha ayudado en ese camino?

Seguro que sí. Lo que sé a ciencia cierta es que me ha ayudado mucho como actor. Cuando trabajas con directores a los que admiras es mucho más fácil confiar en ellos. Y cuando no tienes dudas sobre la película que estás haciendo aprendes muchísimo más. He sido muy afortunado de trabajar con estos directores tan talentosos. 

 ¿Cómo explicarías que Nolan, siendo también un autor, sea tan comercial? 

Creo que Nolan es un gran arquitecto. Igual que todos podemos apreciar un edificio precioso, en el cine de Nolan podemos deleitarnos con su maestría técnica, con su narrativa, y desarmar todo eso en piezas diminutas y darnos cuenta de que hay un genio detrás. Pero también podemos ver su película como espectáculo y sentarte en el cine y sentirla más que analizarla. Puedes elegir entre diseccionarla o apreciarla. Y creo que por eso logra tener ese atractivo masivo. Y aunque te sientes a pasártelo bien con sus películas siempre puedes entrever la profundidad intelectual que tienen.  

Tenet se estrena el 26 de agosto. 

Scorsese, Eastwood, Almodóvar, Nolan y Cameron piden ayudas para los cines de EE UU

70 cineastas envían una carta abierta al Congreso y el Senado de EE UU pidiendo apoyo económico para el negocio de la exhibición.

¿Qué tienen en común como directores Stanley Kubrick y Christopher Nolan?

Matthew Modine ha podido trabajar con ambos (en 'La chaqueta metálica' y la tercera entrega de 'El caballero oscuro'), y tiene la respuesta.

Demasiado violenta para Gotham: la muerte que Christopher Nolan cortó de ‘El caballero oscuro: La leyenda renace’

Nolan tuvo que prescindir de una violenta escena en la tercera parte de su Batman para que la película no tuviera una calificación para mayores de 17.

“Creo que hemos encontrado algo único”: John David Washington quiere una secuela de ‘Tenet’

El actor de 'Infiltrado en el KKKlan' interpreta en lo último de Christopher Nolan al Protagonista, y ha disfrutado mucho la experiencia.