Renée Zellweger: “Mi vida cambió después de dar vida a Bridget Jones”

La actriz visitó Madrid muy bien escoltada por Colin Firth y Patrick Dempsey para presentar 'Bridget Jones' Baby', que llega a los cines el 16 de septiembre.

Por
19 de septiembre de 2016

ETIQUETAS:

  • Han pasado 15 años desde que conociéramos a Bridget Jones y su braga faja por primera vez, 15 años desde que esa desastrosamente adorable treintañera londinense en continua búsqueda del amor (y del peso ideal) se convirtiera en icono femenino. Y como el tiempo vuela, también han pasado 12 años desde que la despidiéramos a punto de convertirse en la señora Darcy. Sin embargo, ahora nos reencontramos con una nueva Bridget, en plena cuarentena, que cambia de emisora cuando suena All By Myself, se machaca en el gimnasio y trabaja como productora de un programa de televisión. Pero hay cosas que no cambian: sigue patosa, sorprendentemente soltera y a punto de enfrascarse en otro triángulos amorosos. ¿Algo nuevo? Sí, está embarazada y no sabe de quién. 

    Esta vez, el encargado de fastidiar el posible “final feliz” entre la protagonista y Mark Darcy es un americano encantador llamado Jack Qwant, e interpretado por un no menos caballeroso Patrick Dempsey. El actor norteamericano fue el primero en apartar galantemente la silla de Renée Zellweger para que ésta tomara asiento en la rueda de prensa celebrada en el hotel Villa Magna de Madrid. Los acompañaban Colin Firth y la directora Sharon Maguire (El diario de Bridget Jones), todos puntuales, sonrientes y dispuestos para la presentación española de Bridget Jones’ Diary. El filme está basado, para alivio de muchos fans, en una serie de relatos que la escritora Helen Fielding publicó en 2006, y no en ese tercer y fatídico libro en el que Mark Darcy fallecía. “Podríamos decir como que muere, pero tiene 97 años”, bromeaba Firth. 

    El humor es el hilo conductor de esta tercera entrega, como lo fue durante el transcurrir de la rueda de prensa, donde el trío protagonista derrochó simpatía y complicidad. “El mayor reto de hacer esta comedia, sobre todo con estos dos [señala a Colin y Patrick], es no reirte mientras ruedas, y mantener la autenticidad, sea el género que sea”, confesaba Zellweger. Maguire, que regresa al mundo de Jones tras dirigir la primera película, acordaba que “en un drama matas a una persona y ya, pero el humor es subjetivo”, y de ahí su dificultad. Firth, además de alabar la brillante vis cómica de su compañera, parafraseaba a un actor victoriano que decía “morir es fácil, la comedia es difícil. Nadie perdona los malos chistes”. 

    Bridget Zellweger

    bridget3

    Es la tercera vez que Zellweger recupera el acento británico del que es probablemente el personaje más icónico de su carrera, pero la intérprete tejana se muestra igual de ilusionada por meterse en su piel que el primer día: “Ella es sin duda el papel más reconocible que he interpretado desde un punto de vista comercial. Mi vida cambió después de dar vida a Bridget Jones”. Añadía de su álter ego que “no hay nada que no me guste de ella. Me encantan todas sus imperfecciones, su humanidad, ese carácter abierto, que sea un personaje tan auténtico y vulnerable, o que haga elecciones ridículas, porque ese es el reflejo de lo que todos somos”.

    Firth, por su parte, destacaba “la paradoja constante que representa Bridget, que es capaz de defenderse de la gente que la hiere sin necesidad de ser cruel, pero sin dejar por eso de ser dura”. Dempsey también subrayaba la “complejidad” de la protagonista: “La humanidad, la vulnerabilidad, la fuerza y el humor del personaje son tan tóxicos y seductivos que abruman a Jack”. Maguire “adora” a Bridget porque “pone la bondad por encima de las apariencias que mandan en la sociedad actual”.

    Nuevo tercero en discordia

    Bridget Jones's Baby

    Pero volvamos a ese tal Jack, el “sustituto” en el corazón de Bridget (ya veremos si en el de los fans) del playboy Daniel Cleaver [Hugh Grant]. Darcy se enfrenta ahora a este atractivo norteamericano que poco tiene que envidiar al Doctor macizo con el que conocimos a Patrick Dempsey. La especialidad de este otro doctor es el amor; tanto que ha dado con un algoritmo infalible para descubrir la compatibilidad entre parejas. O eso cree. “Es genial tener al arquetipo de típico inglés, y luego el americano sensible y simpático. Esto no trata sobre una lucha entre Jack y Mark, sino de centrarse en cómo ser los mejores para Bridget y el bebé”, explicaba el intérprete estadounidense.

    “Sabíamos que iba a haber una dinámica muy diferente sin Daniel y yo no estaba muy convencido, pensaba que el Jack descrito en el guión era fácil de odiar para Mark. Pero cuando Patrick apareció, convirtió al personaje en un tío imposible de detestar. Y eso era un gran cambio, porque es mucho más fácil estar celoso de alguien o competir contra un villano”. Y hablando de villanos… ¿dónde está Grant? “Esto se debe a una vieja venganza del primer filme”, bromeaba la directora al ser preguntada por la desaparición en escena de Daniel. Firth añadía con humor que “lo que Hugh tiene en esta película, a diferencia del resto, es una foto suya donde parece que tiene 12 años”. “Pagó para ello”, le respondía Maguire siguiéndole el juego. 

    El traje hace al personaje

    bridget

    Bridget, Darcy, los amigos de la protagonista… Son muchos los personajes que no han querido perderse Bridget Jones’ Baby. Sin embargo, reencontrarse con la señorita Jones supone también hacerlo con su peculiar fondo de armario. Puede que nuestra protagonista pueda presumir de medidas y se sienta más segura de sí misma que nunca, pero su gusto por la moda sigue siendo cuanto menos dudoso. Según la actriz, “el vestuario es fundamental para el desarrollo de un personaje y de su historia. En el caso de Bridget, puede que ahora gane más dinero y se compre un bolso caro. Sin embargo, ese bolso seguirá fallando con el resto del atuendo. Ella puede pensar que va estupenda aunque no sea así; esa es su esencia”.

    Mark Darcy, que ha dejado de lado el famosos suéter del reno con el que lo conocimos, vuelve a lucir camisa y corbata (y alguna que otra toga) en el filme. “La vestimenta de Mark es casi totalmente mi personaje”, aseguraba Firth, enfundando él mismo en un traje que el propio Darcy envidiaría. Un estilo muy alejado del gesto del nuevo interés amoroso de la protagonista: “Contamos con muchos jóvenes diseñadores ingleses para crear el vestuario de Jack y conseguimos un look totalmente diferente al del personaje de Colin”, recordaba Dempsey, que a pesar de optar por corbata y americana para la cita madrileña, lo combinó con vaqueros y deportivas, muy acorde a su personaje. 

    Dos hombres y un… hijo

    bridget2

    Pero más allá de las altas dosis de añoranza y las novedades amorosas, lo que esta tercera parte trae bajo el brazo es el inesperado embarazo de la protagonista. “La maternidad y el ser feminista no se excluyen mutuamente. Bridget sigue siendo un referente a día de hoy para muchas mujeres”, quiso puntualizar Zellweger, y la directora le dio la razón: “Se trata de un personaje con errores e imperfecciones, y con falta de confianza en sí misma. Bridget será una madre fantásticamente imperfecta, como en todas las demás facetas de su vida”. ¿Y quién es el padre, Mark o Jack? Esa es la pregunta del millón. “Decidimos rodar dos finales porque no podíamos decantarnos por uno de ellos”, confesaba Maguire.

    El misterio se desvelará a partir de este viernes, cuando se estrene la película. La directora, por lo pronto, no ve descabellada la idea de una cuarta entrega: “Primero tenemos que ver cómo va ésta. Pero Bridget es un personaje en el que me he visto reflejada en mis 30 y mis 40 años. Y aún no hemos ahondado en la menopausia de Bridget , ni en el ultimátum de Bridget, ni en la supremacía de Bridget, ni en la historia de la gruñona doctora Rawling [Emma Thompson]…”. “Ni en la relación entre Mark y Jack”, añadía Firth. Todo apunta a que hay Bridget para rato, aunque esperemos que no haya que esperar otros 12 años para ver los primeros pasos del nuevo integrante de la familia Jones-Darcy-Qwant.

    Bridget Jones’ Baby se estrena en cines el 16 de septiembre.

    IMDb introduce una nueva clasificación para medir la presencia de mujeres en el cine

    La mayor base de datos de cine ha empezado a marcar con una 'F' las películas escritas, dirigidas y protagonizadas por mujeres

    EXCLUSIVA: Renée Zellweger estrena triángulo amoroso en Bridget Jones’ Baby

    Nuestra ejecutiva británica favorita regresa el 16 de septiembre, y lo hace soltera, celebrando los cuarenta y con un Patrick Dempsey loco por sus huesos.

    Patrick Dempsey se apunta a ‘Bridget Jone’s Baby’

    El actor de 'Anatomía de Grey' se une a Renée Zellweger y Colin Firth en la nueva entrega de la saga del personaje creado por Helen Fielding.