‘Ray & Liz’: Inmersión en el lumpen británico

El fotógrafo Richard Billingham retrata la pesadilla etílica y marginal en la que vivió inmerso durante su infancia y adolescencia

Por
08 de septiembre de 2019

ETIQUETAS:

  • Ray & Liz es el primer largo de Richard Billingham, pero este fotógrafo nacido hace 48 años en el centro de Inglaterra está muy lejos de ser un debutante. Se dio a conocer con el libro Ray’s a Laugh (1996), donde ya retrataba el infierno en el que había crecido. El filme es la reconstrucción, con actores, de aquella serie de turbadoras fotografías. Padres sin trabajo al borde del coma etílico, papeles pintados roídos, mugre, desorden, violencia y animales domésticos medio enloquecidos. Todo bajo la luz del director de fotografía Daniel Landin, consagrado por la magistral Under the Skin (Jonathan Glazer, 2013).

    Es inevitable preguntarse cómo reaccionaron Ray y Liz cuando vieron sus miserias expuestas al mundo. El director contesta: “Mis padres ya fallecieron. Pero se rieron bastante, tanto con el libro como con la exposición. Era otra época. Entonces solo podías acceder a las fotos de aquellas dos maneras. Imagino que hoy, con internet, cuando todo está al alcance de todos, lo hubiesen digerido de otra manera”.

    No deja de resultar curioso que, siendo un chaval, se le ocurriera documentar aquel tugurio familiar, y que ya de mayor decidiera volver a ello para darle forma de película. “Me di cuenta de que no teníamos ni una sola imagen de todo aquello. Así que empecé a hacer fotos. ¿Por qué mostrarlas? No sé, cuando enciendo la tele no veo nada que me parezca muy real. En la universidad me dije que tenía que mostrar ese mundo marginal en el que había crecido. Quizás porque la gente es especialista en esquivar la realidad. Son increíbles, por ejemplo, las estrategias que se ponen en práctica para no ver a los sin techo que están por todas partes”.

    La película es justo lo contrario. Nos obliga a observar a todos los que se mueven en esa casa como si fuesen ratas de laboratorio, como ese hámster que da vueltas sin parar en una rueda sin fin. “Cuando miro a la gente por la calle, veo monos vestidos. En mi película hay muchos animales enjaulados, que no son demasiado conscientes de por qué viven así. No solo el hámster”.

    Ray & Liz se estrena el 6 de septiembre.