En busca del nuevo Atticus Finch

La secuela de 'Matar a un ruiseñor' se publicará en julio, y su adaptación al cine parece inevitable. Buscamos a un actor a la altura de Gregory Peck.

Por - 06 de febrero de 2015

Aun hay gente que no se lo cree, pero es cierto: 55 años después del lanzamiento de Matar a un ruiseñor, el libro gracias al cual ha pasado a la historia, la escritora Harper Lee ha anunciado que va a publicar un segundo libro. Amiga que fue de Truman Capote (puedes verla interpretada por Sandra Bullock en Historia de un crimen, y por Catherine Keener en el biopic que publicó Philip Seymour Hoffman), esta novelista de 88 años ha decidido dar a la imprenta Go Set A Watchman (Ve, pon centinela), un trabajo que terminó en los años 50 y que permanecía inédito en sus archivos. Y que, mira tú por dónde, continúa la historia de su única obra hasta la fecha.

Más allá de la polémica que ya está creando (algunos achacan la novedad a los problemas económicos de la autora, o a los intereses de su familia), la noticia es tan importante para el mundo del cine como para el de la literatura: en 1962, Matar a un ruiseñor tuvo una estupenda adaptación al celuloide, dirigida por Robert Mulligan, que se llevó tres Oscar y que sigue siendo aun hoy una película mítica. Por supuesto, la publicación de Go Set A Watchman ha puesto a la caza a los estudios de Hollywood, y ha disparado las especulaciones, porque, si hay un personaje que destaca en el libro y en la película, es el de Atticus Finch, el padre de la protagonista. Este abogado de Alabama, tan íntegro como severo, le granjeó su único Oscar a un Gregory Peck más allá de lo impresionante, cuya interpretación se ganó elogios de la propia Harper Lee, y ha quedado como uno de los personajes más entrañables de la historia del séptimo arte. ¿Qué actor de hoy puede estar a la altura de un papel tan especial? Nosotros hemos hecho nuestro propio cásting.

Jeff Bridges

jeff_bridges_transito

Nosotros lo sabemos, y los hermanos Coen también lo saben: si buscamos a alguien que encarne todo lo que hay de bueno y noble en el alma colectiva de EE UU, el gran Jeff debe estar de los primeros de la lista. Su bonhomía es incuestionable dentro y fuera de la pantalla, sabe alternar una gran ternura con una contundente severidad y, por encima de todo, es un actorazo. Además, para dar vida a Atticus Finch, un intérprete debe darnos ganas de exclamar “¡papá!” en cuanto aparece en el encuadre, y Bridges cumple ese requisito.

Y, sin embargo… Por más que nos pese, la sombra de ‘El Nota’ es alargada, y una adaptación de Go Set a Watchman con Jeff Bridges de protagonista debería luchar contra el recuerdo de El gran Lebowski. Sabemos que, en Valor de ley, los propios Coen permitieron que Bridges se luciese con un rol diametralmente opuesto, pero su imagen de entrañable perezoso sería un severo lastre.

George Clooney

George Clooney

Ofrecemos de nuevo una elección obvia, porque Clooney posee los tres elementos clave del personaje de Atticus Finch: inteligencia a espuertas, un físico a la altura del de Gregory Peck (o casi: el protagonista original de Matar a un ruiseñor medía un metro noventa, y George es diez centímetros más bajo) y, sobre todo, carisma por un tubo. Amén de la capacidad de volverse más Deep South que el pollo frito, como vimos en O, Brother! Recordemos, además, que su señora Amal Clooney es una brillante abogada: con su ayuda, el actor tendrá cubierto el lado jurídico del papel.

Y, sin embargo… Pese a ser un padre intachable y un dechado de bondad, el letrado Finch es también un señor muy severo con muy poco sentido del humor. George Clooney, por su parte, está dotado con una sonrisa que derrite a las piedras. Y ya sabemos que esto es de ser muy mal mirados, pero ¿no resulta muy sofisticado para interpretar a un abogado de pueblo?

Colin Firth

firth

¿Buscamos una figura de autoridad? Pues aquí la tenemos: empuñando cual cetro su Oscar por El discurso del rey, Firth llega para recordarnos que, si pudo sobreponerse a aquel tartamudeo, a los nazis y a las tradiciones de la corona británica, podrá hacerles frente a la pobreza, a la ignorancia y al secular racismo de la Alabama de 1950. ¿Te cuesta imaginártelo defendiendo una causa justa, contra viento y marea, frente a un jurado lleno de prejuicios? A nosotros tampoco.

Y, sin embargo… Vale: Colin Firth es un actor de enormes virtudes. Pero también es más británico que la cuajada al limón, y eso no casa en absoluto con un rol tan emblemáticamente estadounidense como el de Atticus. Aun sin subestimar sus dotes de camaleón, habrá que pensárselo dos veces antes de ficharle.

Viggo Mortensen

viggo_mortensen_2909575b

Sacamos otra baza más de nuestra baraja de actores imponentes. Porque, en lo que a Viggo se refiere, no estamos hablando sólo de un señor culto, políglota, de edad senatorial (56 años, aunque cueste creerlo) y habituado a la vida campestre aunque naciese en Nueva York. También hablamos de Aragorn, nada menos. Aunque no le guste alardear de ello, Atticus es un señor tan diestro con el rifle como con el Código Penal: si es Mortensen quien viste su traje, creer eso no nos costará lo más mínimo.

Y, sin embargo… Pasando revista a su filmografía reciente (Jauja, Todos tenemos un plan, sus trabajos junto a David Cronenberg…) parece que a Viggo Mortensen le gusta más hacer de sujeto inquietante que de héroe intachable. No es que Atticus carezca de puntos oscuros, pero tal vez sea un personaje demasiado positivo para él.

Brad Pitt

brad

¿Carne para la polémica? Pues sí, pero antes de lincharnos, dejadnos argumentar un poco: a Brad Pitt le gusta colgarse la medalla de luchador por los derechos civiles (véase 12 años de esclavitud para probarlo) y seguro que le encanta hincarle el diente a un personaje tan emblemático como Atticus. Eso no basta para concederle el papel, pero es que además el señor de Jolie bordó la figura de un padre sureño y autoritario en El árbol de la vida. Seguro que, en este rol, también sabría desenvolverse estupendamente.

Y, sin embargo… Sólo hay un inconveniente, pero es de los gordos y se resume en dos palabras: “Brad Pitt”. Este es el actor más celebrity de todos los de nuestra lista, y eso podría impedir que el gran público se tomara su interpretación en serio.

Jon Hamm

mad-men-jon-hamm

Cuando hablamos de Atticus Finch, conviene recordar que es el único personaje de ficción, o casi el único, que tiene un monumento en la puerta de un tribunal (búscalo en Monroeville, Alabama) y de un mito para los profesionales del Derecho en EE UU. Así pues, no sólo necesitamos a alguien que parezca buena persona, sino también astuto e implacable, como corresponde a un abogado dispuesto a todo por el bien de su cliente. ¿Somos sólo nosotros, o el protagonista de Mad Men encaja del todo en esta descripción?

Y, sin embargo… Muchos años interpretando a Don Draper, es lo que tiene: miramos a Jon Hamm a la cara, y pensamos que está tratando de vendernos algo, que guarda un puñal para clavárnoslo por la espalda o que no es de verdad quien dice ser. Y esas son cosas que no deberíamos sospechar cuando tenemos delante a Atticus Finch.

Tom Hanks

Tom-Hanks-014

Vale, otro que puede dar rabia y que tenemos que razonar a fondo. Hemos dicho antes que Atticus es la encarnación de todo lo bueno que hay en la mentalidad estadounidense, y a lo largo de su carrera Hanks se ha especializado en ser precisamente eso, desde el sheriff Woody (Toy Story) hasta Walt Disney (Al encuentro de Mr. Banks), pasando por Forrest Gump. Además, estando ya a punto de cumplir los 58 años, está ya cerca de la edad que le suponemos al personaje.

Y, sin embargo… Aunque en Philadelphia se desenvolviera muy bien delante de un tribunal (y eso que el abogado era Denzel Washington), una de las especialidades de Hanks es interpretar a personajes que parecen tontos de puro buenos. Y, cuando no es así… pues basta ver El código Da Vinci Ángeles y demonios para comprobarlo. Y para lamentarlo, también.

 Billy Bob Thornton

billy_bob

¿Sorprendidos? Pues no deberíais estarlo: además de ser lo suficientemente madurito (cumplirá los 60 en agosto) y de tener un Oscar (como guionista), el actor de Monster’s Ball, Un plan sencillo Bad Santa cumple todos los requisitos para el papel de Atticus. Es del Sur, concretamente de Arkansas, tiene mucho talento y, cuando se quita la perilla, parece hasta buena persona y todo.

Y, sin embargo… Para dejar de darnos miedo, Billy Bob no sólo necesita un afeitado. También necesita relajar un poco ese semblante de mala bestia que le ha dado la naturaleza y, sobre todo, hacer que nos olvidemos en tiempo récord de Lorne Malvo, ese personaje de la serie Fargo que le ha dado un Globo de Oro y un premio de los críticos de televisión. Y que, por si no quedaba claro, es más malo que la quina.

Jeff Daniels

jeff-daniels

Manda narices ver aquí al compañero de Jim Carrey en Dos tontos todavía más tontos, pero es que Daniels parece un actor hecho a medida para el papel. También viene del Sur Profundo (de Georgia, aunque se crió en Michigan), y su capacidad para ponerse traje y corbata está más que probada después de The Newsroom. Aquí no estamos hablando de un actor que devora los encuadres, sino de uno que se los come a bocaditos, regados con tragos de té frío (como marca la tradición).

Y, sin embargo… Cuando busquen a un actor para ser el nuevo Atticus Finch, los productores querrán a un leading man con mucha aura mediática y mucha presencia en los titulares. Daniels, en cambio, responde más bien al perfil de secundario de lujo. Se siente…

[Galería] Las ex parejas mejor avenidas de Hollywood

No todas las rupturas sentimentales del cine acaban en batallas legales y golpes bajos. Aunque ya no lleven los anillos, estas estrellas siguen teniéndose afecto

‘Bad Santa 2’: Póster animado y primeras imágenes

Exactamente, ¿qué está haciendo Billy Bob Thornton en esa pared?

Teaser de ‘Bad Santa 2’: Willie Soke se pone el uniforme

Esta navidad Billy Bob Thornton regresa en uno de sus papeles más despreciables (y entrañables al mismo tiempo) .

Johnny Depp exige que paguen al director de su película

Tras un rodaje infernal, Matthew Cullen afirma no haber cobrado un céntimo por rodar 'London Fields'. ¿Le servirá la ayuda de los actores del filme para recibir por fin su cheque?