¿Qué significa el final de ‘Vivarium’?

La película de Lorcan Finnegan, protagonizada por Jesse Eisenberg e Imogen Poots, llega a la sala virtual de A Contracorriente Films para volarte la cabeza.

Por
08 de abril de 2020

La belleza estilística y de libreto de muchos títulos radica en ocasiones en la extrañeza de sus tramas y la apertura a las divagaciones, esto lo han sabido muy bien a lo largo de las décadas directores como David Lynch o las hermanas Wachowski. En este mundo se sumerge de lleno ahora Lorcan Finnegan con su nuevo film Vivarium, tras su ópera prima Without Name (2016).

Una película rara que, sin embargo, atrapa de principio a fin, y deja con muchas incógnitas tras su visionado (o no). Y que puedes ver ya en la sala virtual de A Contracorriente Films.

Para comenzar, hay que señalar el sencillo argumento inicial de Vivarium. Tom (Jesse Eisenberg) y Gemma (Imogen Poots), una pareja joven busca una vivienda, por lo que deciden acudir a una inmobiliaria. Allí, el extraño agente les convencerá para ir a ver una de las casas, alojada en la urbanización de Yonder.

Sin embargo, una vez allí los abandona en el número 9 ,y cuando estos deciden regresar a casa, se dan cuenta de que se han visto atrapados en un laberinto de casas, en el que siempre vuelven al punto de partida. Hasta aquí bien. Este es el momento en el que la trama se complica, cuando reciben de la nada paquetes, y de pronto se ven cuidando a un niño aparecido de la nada, y que crece aceleradamente.

Explicada la sinopsis, aún estás a tiempo de abandonar el dédalo antes de  leer los SPOILERS que llegan a continuación.

La gran teoría

A medida que el niño crece, la locura de el padre postizo se instala en el domicilio, con intento de asesinato al nuevo vástago incluido. De esta forma, Tom comienza a excavar un hoyo en el jardín para buscar una salida desesperada del lugar, y tras haber intentado todo por el camino. Todo esto solo hará que finalmente este muera y  mientras tanto el niño, inexplicablemente ya crecidito, desaparece en viajes constantes.

En un momento de huida, Gemma conseguirá seguir sus pasos cayendo por universo de dimensiones similares, en los que distintas parejas están sufriendo la misma situación. Esta finalmente también fallece y es lanzada al agujero, y su ‘hijo’ toma la posición de agente inmobiliario. Y vuelta al comienzo.

Y bien, ¿esto qué significa? Aunque el desenlace es abierto y deja lugar a muchas dudas, parece que el camino confluye en una misma teoría posible: nos encontramos ante parásitos alienígenas. Si bien queda clara la alegoría del sueño americano, la paternidad o la vida de las parejas en EE UU, la historia entremezcla todo con la ciencia ficción de una manera magistral, al más puro estilo de producciones como La dimensión desconocida, de la que Finnegan confiesa haberse sentido inspirado.

La teoría sobre una abducción extraterrestre está muy presente, pese a que la historia queda abierta en todo momento y podrían tratarse incluso de androides.

Abducciones alienígenas

La justificación clara de esta hipótesis se presenta gracias a las señales que el film nos va ofreciendo, comenzando con la imagen del principio de una cría de pájaro recién nacido, empujando los huevos de las demás fuera del nido. Un fenómeno conocido como parasitismo, en el que algunas aves ponen sus huevos en un nido ajeno para engañar a otras aves y así cuiden de los hijos ajenos. Cuando el progenitor adoptivo regresa, el cuco ya crecido parece que va a terminar con su vida. ¿Ves los paralelismos?

Así, el film podría reimaginar un universo extradimensional extraterrestre, contando con una especie de fuera de la Tierra, en la que los parásitos utilizan a Tom y Gemma para que cuiden de su cría hasta que se hace mayor y ya no son necesarios. Un niño que puede seguir el comportamiento humano pero no de forma adecuada, como demuestra sus distorsiones de voz o sus comportamientos erráticos.

Esta teoría podría verse confirmada por otras señales como el lenguaje escrito en un libro, las señales de la televisión o la terrorífica imitación del hijo al imitar a la ‘persona’ que le entregó el ejemplar, y que se hace que se transforme prácticamente en una figura de fuera de nuestro planeta, sin olvidar el paseo por diferentes dimensiones de Gemma.

Además, esta especie crece rápidamente, no establece vínculos emocionales con sus padres de acogida y ocupan el lugar del anterior agente, con el objetivo de seguir captando gente para cuidar de los nuevos nacimientos.

Realidad del desenlace

Lo que está claro es que, sea real o no la teoría, el film hace una fuerte crítica hacia la sociedad actual, como podíamos encontrar anteriormente en películas metafóricas sobre la familia como Canino de Yorgos Lanthimos.

En este caso, la vida de las parejas jóvenes heterosexuales que conviven atrapadas en suburbios americanos, donde su único objetivo en la vida es el de criar niños y habitar en lugares asfixiantes, de los cuales nunca pueden escapar hasta que la muerte les sucede, sin que haya pasado nada especial en su trayectoria vital.

Un lugar repleto de normas y convenciones que hay que seguir, a pesar de que no se esté de acuerdo con ellas y atados a lo que les es permitido conseguir de manos ajenas, creando una lealtad hacia gente invisible a la vista, pero muy presente en la vida, como nos pasa con entes como los bancos.

Desde luego, el título de Finnegan está repleto de significados, y estos tan solo son unos pocos. ¿Te convence la teoría o te quedas más con la parte realista?

‘Ahora me ves 3’ está en marcha, y ya tiene guionista

Lionsgate le ha dado luz verde a una nueva entrega de la saga protagonizada por Jesse Eisenberg, Mark Ruffalo y Dave Franco, entre otros.

Si fuera por Emma Stone, habría una nueva ‘Zombieland’ cada diez años

'Zombieland: Double Tap' supone el regreso de la actriz, en compañía del resto del reparto original, al apocalipsis no-muerto más cachondo.

Llega el primer tráiler de ‘Zombieland 2’, doble ración de zombis, acción y risas

Emma Stone, Abigail Breslin, Woody Harrelson y Jesse Eisenberg vuelven a luchar contra los zombis. Pero no estarán solos, habrá más personajes humanos y, claro, nuevos zombis.

Tráiler de ‘She’s Funny That Way’: el regreso de Peter Bogdanovich

El director de '¿Qué me pasa, doctor?' y '¡Qué ruina de función!' vuelve a la comedia con un reparto que daría envidia al mismísimo Woody Allen.