Póstergeist: ‘Crazy, Stupid, Love Actually’

Una comedia romántica norteamérica que se transforma en el epítome de la comedia romántica británica por obra y gracia de los pósters de 'ciencia-fisión' de PAPANATOS.

18 de octubre de 2011

ETIQUETAS:

  • En Crazy, Stupid, Love Ryan Gosling se lanza a la comedia romántica con un personaje que, pese (o gracias a) su egocentrismo y diversos atributos negativos, se mete en el bolsillo a la platea. Lo mismo ocurría con Bill Nighy en aquel omnibus de la comedia romántica amable y british que fue Love Actually, y es que gracias a su politoxicómano personaje nunca volvimos a escuchar Love Is All Around igual. En Papanatos le hacen justo homenaje poniéndole a la cabeza de su nuevo mash-up cartelístico para CINEMANÍA, nueva incorporación a la colección formada por los X-Men del porno, los simios nolanizados, el Torrente nórdico, el biopic definitivo de Steve Jobs, los Transformers porteños, la Hanna Montana asesina, el Woody Allen de Hogwarts, el Jim Carrey ciclón tropical, la transformación del último Terrence Malick en una película de los Monty Python o la confusión entre dos estilos de humor tan distintos como los de Chris Morris y Richard Curtis.

    Crazy Stupid Love Actually

    Sexo de cine: los directores británicos publican una guía de rodaje

    El documento, refrendado por BFI y BAFTA, establece buenas prácticas para el rodaje de escenas de sexo y desnudos en cine y televisión.

    Todo lo bueno de ‘Yesterday’ se lo debemos a Richard Curtis (y a los Beatles, claro)

    El guion de lo nuevo de Danny Boyle está firmado por uno de los mayores talentos salidos de Gran Bretaña en las últimas décadas. Esta es su historia.

    ‘Love Actually’ es la mejor película para superar una ruptura

    'Love Actually' es el mejor remedio para un corazón roto. No lo decimos solo nosotros, también lo dicen sus protagonistas.

    12 lecciones que nos ha enseñado ‘Love Actually’

    'Love Actually' es uno de los clásicos navideños por excelencia. Repasamos lo que nos enseñó entre declaraciones de amor con pancartas y villancicos de Bill Nighy.