Por qué ‘El discurso del rey’ no debería ganar el Oscar

¿Es este el mejor papel de Colin Firth? ¿Nos merecemos otra ración de Bonham-Carter a la antigua? ¿Cuenta el filme toda la verdad? Es el momento de llevar la contraria. Por YAGO GARCÍA

17 de febrero de 2011

ETIQUETAS:

  • Cuando de repartir méritos se trata, la Academia de Hollywood va muchas veces por un lado, y la historia del cine, por otro. ¿Sabías que Rocky ganó el Oscar a la mejor película el mismo año -1976- en el que Scorsese se presentaba con Taxi Driver? ¿O que, en 1959, Billy Wilder apostó que se bebería un dry martini por cada estatuilla concedida a una película que -según él- no merecía un solo premio? El título de aquel filme era Ben-Hur: por respeto al maestro y a los once copazos que se ventiló aquella aciaga noche, omitimos casos igual de flagrantes, como cuando Crash se proclamó como máxima triunfadora en lugar de una tal Brokeback Mountain…

    Gustos aparte, está claro que los Oscar nunca llueven a gusto de todos. Por eso, CINEMANÍA comienza desde hoy un nuevo serial, en el que te daremos razones por las cuales las diez candidatas al trofeo a la Mejor Película merecen volver a casa de vacío la noche del 27 de febrero. Y, como la realeza va por delante y El discurso del rey es la gran favorita, le toca llevarse la primera ración de palos al filme de Tom Hooper. Si la película te ha encantado, tómatelo con humor y recuerda: aquí va a haber para todos…

    the-kings-speech-review_400

    1 .- ¿Otro drama británico? Y van…

    Pese a su exquisita ambientación, o tal vez por causa de ella, El discurso del rey no destaca precisamente por su originalidad. Con o sin James Ivory como director, los filmes de época con sello británico son una presencia fija en nuestras carteleras, llámense Expiación, La Reina Victoria o Retorno a Brideshead. Y eso por citar sólo las más recientes. Si el gran David Lean, inventor de este subgénero, no se llevó el premio máximo por Pasaje a la India (1984), no vemos razón por la que Tom Hooper deba volver al Reino Unido con un hombrecito dorado bajo el brazo.

    helena-bonham-carter-kings-speech_401

    2 .- ¡Helena, quítate el corsé!

    La viperina prensa británica colgó el mote de ‘Corset Kate’ a la joven Kate Winslet en los primeros años de su carrera porque, según ellos, la actriz sólo tenía un registro: damisela con pollerines y miriñaque. Sin ánimo de discutir con nuestros compañeros de The Sun y The Daily Mirror, la gran merecedora de ese mote es Helena Bonham-Carter. Con la notable excepción de El club de la lucha, el guardarropa de la actriz inglesa parece consistir sólo de prendas de época, ya sea en la saga Harry Potter, en Sweeney Todd o en Alicia en el País de las Maravillas. Hasta que no la veamos cambiar de registro, Helena puntuará a la baja en nuestras quinielas para los Oscar.

    220px-battle-of-cable-street-red-plaque_220

    3 .- Verdades (históricas) a medias

    ¿Te suena de algo la Batalla de Cable Street? El 4 de octubre de 1936, un grupo de vecinos del East End londinense reventaron una manifestación de la British Union of Fascists, llevándose de propina una buena ración de palos por parte de la policía. ¿Se menciona este suceso en El discurso del rey? No. Del mismo modo, la película pasa de puntillas por las filias pronazis de buena parte de la aristocracia del Reino Unido, encabezada por el efímero rey Eduardo VIII (Guy Pearce en la película) y su amante Wallis Simpson. Teniendo presentes estos hechos, El discurso del rey hubiese presentado a su protagonista bajo una luz aún más favorable, pero no ha sido así. Por eso recomendamos a los académicos que repasen Lo que queda del día (el filme en el que James Ivory diseccionó esta parte tan oscura de la historia británica) y guarden sus estatuillas para una película más rigurosa.

    the_kings_speech_400

    4 .- Confiésalo, Colin: tu puedes hacer más

    Muchos aún recordamos nuestra reacción cuando, el año pasado, la Academia premió a Jeff Bridges en lugar de a Colin Firth, quien se había lucido de lo lindo en Un hombre soltero. Pese a todo nuestro amor por ‘El Nota’, que es muchísimo, coincidimos en que su interpretación en Un corazón rebelde no era para tanto, y que el premio olía a disculpa por no haberle tenido en cuenta en anteriores ediciones. Justo lo que nos ocurre ahora con el actor británico: señores académicos, hay que ser consecuentes, y si Colin no se mereció una estatuilla por aquel escalofriante recital tampoco se lo merece por este. Por mucho que tartamudee, que grite o que le quede muy bien el uniforme.

    geoffrey_400

    5 .- ¿Es que sólo hay reyes en el Reino Unido?

    La fijación de una parte de la sociedad británica por los royals es bien sabida, pero… ¿De verdad son los hechos y dichos de los monarcas del Reino Unido materia para tantas películas? La época a la que alude El discurso del rey fue testigo de las andanzas de genios como George Orwell, Alan Turing y otros muchos personajes, de extracción plebeya, dignos de protagonizar su propia película. Esta última objeción contra El discurso del rey es la que más reparos nos causa: porque el personaje de Geoffrey Rush es inolvidable (y real), y porque con las mismas premisas, uno se encuentra con despropósitos como En el límite del amor… Y eso sí que no.

    ‘Kingsman 3’ podría empezar a rodarse este año

    'Tenemos que darle un final a la relación de Eggsy y Harry'. Matthew Vaughn, aunque inmerso en la precuela, ya está planeando la tercera parte de la saga.

    ‘Kingsman 3’ ya tiene fecha de estreno

    Avisa a tu sastre y haz hueco en tu agenda: los espías mejor vestidos del mundo preparan su regreso en 2019, de nuevo con Matthew Vaughn como cerebro en la sombra.

    ‘Un océano entre nosotros’: La odisea de Colin Firth y Rachel Weisz

    Protagonizan la nueva película de James Marsh ('La teoría del todo') sobre la historia real de Donald Crowhurst, quien en 1968 inició una vuelta al mundo a bordo de su velero.

    Estos son los actores y actrices que reniegan de Woody Allen

    Colin Firth es la última estrella que se arrepiente de trabajar con el director de 'Annie Hall'. Aquí te ofrecemos las declaraciones más sonadas de sus antiguos colaboradores