Pon un ‘maldito bastardo’ en tu vida

Una compañía de Hog Kong lanza sendas figuras de Christoph Waltz y Brad Pitt en el filme de Tarantino. Aviso: molan mucho.

26 de agosto de 2010

¿Has visto Malditos bastardos? Seguro que sí. ¿Te gustó? Seguro que también. Y, si eres aficionado a las figuras coleccionables, estás de enhorabuena: la compañía especializada Hot Toys, especializada en modelos de personajes de cine, acaba de lanzar al mercado su imagen a escala del único, incomparable coronel Hans Landa (Christoph Waltz), alias ‘Cazajudíos’.

Además de ser tan realista que asusta (da la impresión de que te va a invitar a un strudel de manzana, a pegarte un tiro por la espalda, o ambas cosas) la imagen del coronel Landa es ideal para hacerle compañía al modelo del teniente Aldo Raine (Brad Pitt) que la misma compañía lanzó a principios de este año. Échale un vistazo a las imágenes de ambas figuras que te ofrecemos a continuación, y decide si son o no ideales para convertirte en un Quentin Tarantino casero. Eso sí: visto su elevado nivel de detalle, si un día te despiertas con una svástica grabada en la frente a nosotros no nos mires…

landa1_538

landa2_733

landa3_733

raine1_600

raine2_600

raine3_733

‘Érase una vez en Hollywood’: Así es como Leonardo DiCaprio llama cariñosamente a Brad Pitt

Los dos actores estrecharon lazos de lo lindo durante el rodaje de la última película de Quentin Tarantino, nominada a varios Oscars.

Brad Pitt y Jennifer Aniston se han reencontrado en los SAG y es todo lo que necesitas ver hoy

Ambos actores, que en su momento compartieron una célebre relación sentimental, fueron premiados a lo largo de una noche memorable.

“Tengo que añadir esto a mi perfil de Tinder”: El discurso de Brad Pitt en los SAG

El actor ha ganado el premio a Mejor interpretación masculina por su memorable trabajo como Cliff Booth en 'Érase una vez en Hollywood'.

Brad Pitt y Edward Norton: superfumados en ‘El club de la lucha’

En el Festival de Venecia 1999, el intérprete de Tyler Durden y su compañero la liaron parda (o verde, más bien) viéndose a sí mismos en la obra maestra de Fincher.