Píldoras animadas (III): los mejores cortometrajes de la semana

Continuamos nuestra búsqueda a través de la red, con el objetivo de traeros los cortometrajes animados más destacados de los últimos días. Además dedicamos un pequeño espacio a un gran clásico de Tim Burton. Por PABLO GONZÁLEZ TABOADA

Por
21 de octubre de 2012

ETIQUETAS:

  • Una semana más no dejamos de reivindicar el poder de la animación como medio expresivo dentro del cine. En esta tercera entrega (podéis consultar las dos anteriores aquí y aquí) volvemos a destacar cinco trabajos de corto metraje y recuperamos un clásico indiscutible de un director en plena actualidad (Tim Burton) que estrenó la semana pasada su proyecto más personal en años, Frankenweenie. Un poco de cada tipo de animación, nacionalidades diversas y miradas muy personales para media decena (más bonus) de trabajos que seguro que merecen vuestros minutos.

    1. Toy Story Toons: Partysaurus Rex
    Estados Unidos, 2012. Mark Walsh. Pixar/Disney


    Partysaurus Rex por DrMalo

    Aunque Woody, Buzz y el resto de juguetes nos abandonaron oficialmente en la maravillosa “Toy Story 3 (2010) el pasado año Pixar se sacó la manga la serie de cortometrajes Toy Story Toons, consistente en pequeños episodios de cinco-seis minutos en los que volvíamos a reencontrarnos con los ya clásicos personajes del medio a modo de teloneros de algunas películas asociadas a los estudios Pixar o Disney. Vacaciones en Hawai  recreaba para Barbie y Ken unas vacaciones de ensueño dentro de la casa de Bonnie y Pequeño Gran Buzzmostraba cómo un intento de suplantación de personalidad terminaba por ser frustrado. En Partysaurus Rex, cortometraje que en Estados Unidos ha acompañado al reestreno en 3D de Buscando a Nemo y que ha sido proyectado en la página oficial de Disney de forma legal, aunque sólo para residentes de Estados Unidos (lógicamente no ha tardado quien lo ha subido a YouTube o derivados para el resto de ciudadanos del mundo), vemos cómo el dinosaurio Rex es incapaz de manener el ritmo de sus amigos hasta que es llevado por Bonnie a la bañera. Ahí descubrirá su talento para las fiestas, dando pie a un enredo mayúsculo. Como siempre en Pixar la imaginación está al servicio de la narración y no pueden ponérsele pegas a nivel técnico. Simpático, bien realizado y con ese puntillo de magia que sólo esta compañía es capaz de imprimir a sus producciones.

    2. Destiny
    Francia, 2012. Varios directores

    Imagina que un día suena tu despertador. Te levantas, te aseas y te preparas para salir a trabajar. En el porche de tu casa miras el reloj, avanzas hasta la calle y cruzas la carretera… sin advertir que un camión estaba a punto de pasar. Y te atropellan. De repente te despiertas, suspiras, por estar a salvo… y ves a una copia de ti mismo realizar exactamente lo mismo que en tu sueño. “Destiny” es el cortometraje de final de carrera de Fabien Weibel, Sandrine Wurster, Victor Debatisse y Manuel Alligné, realizado en la Bachelor Infographie ESIA 3D, un divertido trabajo de animación por ordenador en el que el argumento funciona a modo de bucle recordando a una versión colorista y -por supuesto– animada de Atrapado en el tiempo, el clásico de Bill Murray. Simpático y premonitorio, si el destino está escrito no hay posibilidad de evadirlo, por mucho que uno lo intente. No cortéis antes de los créditos porque además, viene con sorpresa.

    3. This Land is Mine
    EEUU, 2012. Director: Nina Paley

    Nina Paley se ganó cierta reputación por ser una de las primeras cineastas independientes en ofrecer a través de la red de forma gratuita su primer largometraje de animación, Sita Sings the Blues , tras recorrer varios festivales y considerar inviable su distribución comercial en las vías convencionales. Para compensar el esfuerzo dedicado en el largo, que remitía a las obras de Lotte Reiniger aportando color mediante la técnica cut-out, permitía a la gente realizar donativos. Tuvo relativo éxito con esta fórmula pero desde entonces no parece haber hecho mucho más en el ámbito cinematográfico (spots y otro tipo de materiales al margen). This Land is Mine es así su primer cortometraje tras aquel film, una representación muy rápida, resumida y contada con sentido del humor, de la fundación de Israel y Palestina, desde los tiempos prehistóricos hasta la actualidad con un ritmo muy musical, suavizándolo a través de la partitura. Si necesitáis saber quién es quién Paley lo pone fácil: aquíva una guía (en inglés) con cada una de las facciones representadas en esta guerra histórica. Una forma amena y divertida de aprender historia.

    4. T is for Toilet
    Reino Unido, 2011. Director: Lee Hardcastle

    No sería demasiado exagerado considerar a Lee Hardcastle como el John Cassavetes del mundo 2.0. Animador independiente, que realiza numerosos cortos al año de una factura profesional a través de la técnica claymation (animación con plastilina), con “T for Toilet” crea la que posiblemente sea su obra más redonda, que recuperamos en este artículo tras su proyección en el Festival de Sitges dentro de la película episódica “The ABCs of Death”. Hardcastle realizó el corto para formar parte de ese proyecto, sometiéndose a la votación popular en internet para que su trabajo fuese elegido junto al de otros realizadores como Nacho Vigalondo o Ti West. ¿La historia? Los miedos de un niño a la hora de comenzar a usar el retrete. Violencia gráfica y mucha sangre -de plastilina- para un trabajo de una técnica depuradísima y un sentido del humor negrísimo. No es para niños, eso por descontado.

    5. One More Time
    Rusia, 2010. Aleksandr Petrov

    Aleksandr Petrov es al cine de animación lo que Goya a la pintura. Su trabajo con la animación paint-on-glass es sencillamente excelso, siendo una figura venerada en el sector sobre todo tras ganar el Oscar por la adaptación de El viejo y el mar en 1999. Tres de sus cuatro cortometrajes han sido nominados a este premio, se han paseado por los mejores festivales del mundo y Studio Ghibli (sí, los responsables de El viaje de Chihiro o La princesa mononoke) han editado sus trabajos en Japón. One More Time es el resultado de varios alumnos de Petrov en la escuela de cinematografía rusa, en la que el animador impartió una serie de clases (de la misma forma que él aprendió de Yuri Norstein)  con el objetivo de capturar la infancia de un hombre mayor a través de hechos no relacionados entre sí a nivel cronológico, una suerte de recuerdos que muestran situaciones sin una intención puramente narrativa, apelando a la nostalgia a través de un sentido de lo estético por encima de la media. Petrov codirige junto a sus pupilos un trabajo de menor vuelo artístico que My Love o el citado El viejo y el mar pero de gran fuerza expresiva y un discurso tan sincero como valioso. Difícil resistirse a su capacidad de atracción.

    Bonus – El clásico

    Vincent

    Estados Unidos, 1982. Director: Tim Burton

    Cuando uno mira la fecha de realización de “Vincent” se da cuenta de que toda la carrera de Tim Burton es una reiteración de las ideas mostradas en este pequeño trabajo de seis minutos. Su altura poética sólo ha sido igualada por el realizador californiano en las excelsas “Eduardo Manostijeras” y “Ed Wood”, ambos cantos de amor a la narración y al cine como medio, de la misma forma que en este “Vincent” se nos cuenta cómo un niño (el propio Burton) debe lidiar con su triste realidad al tiempo que sueña despierto con estar en otra. Narrado en verso por el inigualable Vincent Price, uno de los grandes iconos del cine de género de las últimas décadas y estrenado en cines junto a la película “Tex”. Burton mostraba su pasión por la realidad distorsionada a través de la fantasía de un niño atrapado en un mundo que no entendía sin ningún tipo de moraleja ni discurso panfletario, limitándose a contar un pequeño cuento con una habilidad arrebatadora, recuperando los códigos del expresionismo alemán y replicándolos mediante un stop-motion en blanco y negro de una belleza innegable. Vincent Malloy es ya parte del mundo de la animación, una de las piezas más excelsas del medio en ambición y resultado y -segun a quién se le pregunte- la cumbre artística de su director… incluso antes de haber firmado algún largo. Inevitable recuperarlo ahora que su también notable “Frankenweenie” está en los cines de todo el mundo demostrando que los últimos años de su carrera habían sido un mal sueño, pues la historia de Sparky nos devuelve al creador de Vincent: al narrador de historias oscuras más dotado de su generación.

     

    Sigue a Pablo González Taboada en Twitter: @Caith_Sith

    ‘Toy Story 4’: Disney retira los juguetes de Forky por peligrosos para los niños

    Una comisión del gobierno de EE UU determina que los peluches del tenedor existencialista ponen en riesgo de asfixia a sus pequeños propietarios.

    Pixar elimina un chiste sexual de ‘Toy Story 2’

    Las nuevas ediciones domésticas (Blu-ray y descarga digital) de la secuela de animación juguetera censuran una de las 'falsas tomas falsas' de los créditos finales.

    El cameo de Keanu Reeves que te perdiste en ‘Los increíbles 2’

    Antes de alternar con Woody y Bo Peep, el motorista Duque Boom vivió en casa de la familia más peligrosa de Pixar.

    ‘El viaje de Chihiro’ derrota a ‘Toy Story 4’ en China

    El clásico de Miyazaki triunfa por todo lo alto en el Reino del Centro, al que ha llegado 18 años después de su estreno oficial.