Películas con animales: ¿CGI o seres vivos?

'La llamada de lo salvaje' ha llegado a los cines con un Harrison Ford en estado de gracia y un compañero perruno creado con CGI… Que empiece la polémica.

Por
01 de marzo de 2020

Hay películas que sin querer cambian el rumbo de la historia del arte cinematográfico. La llamada de lo salvaje es una adaptación al cine de la novela homónima de Jack London que lleva un par de semanas en cartelera y sorprendentemente se ha convertido en una película perfecta para el gran público, emocionante y familiar: estimulante y rica para los niños y suficientemente salvaje al estilo de Las aventuras de Jeremiah Johnson para los mayores. 

Una película de aventuras con olor a clásico con un Harrison Ford viejo y encantador que se mueve en un tipo de personaje que encaja con su madurez. Pero él no es la estrella del show… La estrella es Buck, el perro cuya vida cambia radicalmente cuando su dueño se muda de California a Alaska durante la fiebre del oro a finales del XIX. Buck se irá convirtiendo en su propio amo en una trepidante escalada de aventuras donde se enfrentará a toda clase de peligros. 

Pero hay un problema con esta película y con su protagonista perruno. Una película donde al espectador se le enseña a apreciar el mundo natural de una forma tan bella tiene a su vez un protagonista hecho por ordenador que a ratos se muestra completamente antinatural. Las muecas se suceden entre espectadores acostumbrados a los animales reales en el cine porque a la mirada de un perro o la belleza de un caballo no hay técnica CGI que la pueda igualar, y aunque esta polémica no tiene ningún sentido desde la moral de las personas civilizadas, porque, efectivamente, no tiene ningún sentido dudar de que poner animales reales en los rodajes es ponerlos en un peligro potencial y un estrés absurdo… Arrugamos el ceño. No nos gusta o no nos convence Buck:

Hollywood Reporter: “Los resultados son visualmente desorientadores… Buck nunca parece real. Y sigues esperando que él y el resto de los animales se pongan a cantar”. 

IndieWire: “Desafortunadamente, los ojos de Buck cuentan una historia diferente. Hay una cualidad inquietante e hiperreal en las características expresivas de Buck, una tensión incómoda entre la precisión y el embellecimiento”. 

¿Estamos tan absolutamente obsesionados con la belleza que somos incapaces de apreciar el progreso? 

PROS DE RODAR CON ANIMALES REALES

 

Ninguno.

PROS DE RODAR CON ANIMALES EN CGI

La mezcla funciona… Es cuestión de acostumbrar el ojo. Vamos a intentar ser menos egoístas y cambiemos un poquito el mundo. 

El libro de la selva de Jon Farveau funcionó, ¡Sin los animales hechos por CGI nos habríamos perdido esa monstruosa y poderosísima versión del Rey Louie, maldita sea! Los huargos de Juego de Tonos funcionaron. Los dinosaurios de Jurassic Park funcionan. El oso que destroza a Leonardo DiCaprio en El Renacido es suficientemente real como para apartar la mirada de la pantalla. 

No es cuestión de poner o no animales reales en una película sino del talento del equipo de posproducción que se encargue de los efectos especiales. Y surge la pregunta: ¿No podrían haber usado un perro real para los primeros planos? No. El vínculo entre personajes interpretados por actores reales y perros reales no es más fuerte. Solo es cuestión de que eduquemos al ojo. Hace un siglo nadie se imaginaba que un montón de adultos hicieran pucheros o experimentaran la  incapacidad de tragar saliva debido a un nudo en la garganta del tamaño de un puño cuando se encontraran ante esto:

También existen cosa como la American Humane Association (AHA) de la Unidad de Cine y TV, que velan por la atención y seguridad de los animales en los rodajes. En un futuro utópico habría miles de unidades así distribuídas por todo el planeta para cubrir el 100% de los rodajes donde hay animales… Pero hoy eso es más que inviable y ni siquiera llegan a todos los rodajes de películas producidas dentro del circuito comercial, como el caso de Tu mejor amigo. Esta película aparentemente inofensiva protagonizada por Dennis Quaid, que además aseguró cómo ningún animal había sido dañado o maltratado en el rodaje, acabó siendo el centro de atención de esta polémica cuando se filtró un vídeo en el que el guía obligaba al perro protagonista a saltar a una corriente de agua que simulaba un río turbulento, el animal se resistió pero finalmente lo obligaron a meterse provocando el pánico más absoluto en el animal

Ese día, casualmente, la presencia del representante de la AHA fue suspendida en el set. Y este es sólo un ejemplo. 

Harrison Ford, como actor, y nosotros, como espectadores, debemos sentirnos afortunados de vivir en un momento donde el arte o nuestro sentido de la belleza no son más importantes que el bienestar de los animales. Clark Gable, el protagonista de La llamada de la selva (primera adaptación de la novela de Jack London) no tuvo tanta suerte cuando relataba con muchísima pena como el perro protagonista de su película, un perro real, se vio obligado a arrastrar cargas pesadas, toma tras toma, hasta el agotamiento… 

El CGI pone fin a esto y está tardando en rodarse el primer western con caballos hechos por ordenador… ¿A quién le importa que no parezcan tan auténticos?

Andy Serkis te lee ‘El hobbit’

El actor, eterno Gollum para los fans del universo creado por J.R.R. Tolkien, se ha aliado con HarperCollins para lanzar un audiolibro de 'El hobbit'.

El CGI de ‘Cats’ ha mejorado desde el primer tráiler (pero probablemente no te hayas dado cuenta)

Tras la fuerte reacción que despertó en redes el avance inicial, Tom Hooper asegura que puso al equipo a trabajar en la mejor de los efectos digitales.

Los creadores del James Dean CGI han montado una empresa dedicada a resucitar actores

Anton Ernst y Tati Golykh quisieron traer al actor de vuelta para protagonizar 'Finding Jack', y parece que más gente va a seguir sus pasos.

‘Sonic’ presume de nuevo diseño en el último tráiler de la película (pero Jim Carrey sigue robando la función)

Las enormes críticas recibidas por el aspecto inicial del erizo motivó al estudio a hacer un severo cambio, y aquí están los resultados.